Tokio Fics
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada


Pues cuando creo que ya te he olvidado descubro que aun te amo…

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Pues cuando creo que ya te he olvidado descubro que aun te amo…

Mensaje  arielaah el Jue Jun 16, 2011 3:50 pm

Titulo: Cuando creo que ya te he olvidado descubro que aun te amo...
Clasificación: +15
Genero: romantica/drama
personajes principales: Sam- Tom - Bill - Sof
facebook: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]




¿Por qué te pareces tanto a él? ¿Por qué no soy capaz de hablarte si ni siquiera eres el? La primera vez que te vi fue como si el estuviera mirándome, las mismas expresiones, mismos ojos, mismos labios ¿acaso eres él? Te llevo observando una semana y noto como si fuera el pero sus ojos… muestran un vacío inmenso como si le faltara algo, como si no tuviera la mitad de su alma, su yo contrario. Todas las noches escucho esa dulce melodía proveniente de tu habitación, una dulce melodía que me hace pensar ¿en que momento te perdí? ¿Cuándo fue el momento exacto en que te alejaste de mí? ¿Dime que te hice? ¿Por qué desapareciste sin decirme adiós? ¿Qué daño te eh hecho? ¿Por qué todos se van sin despedirse de mí?

Sentada en mi balcón estaba escuchando la melodía, hasta que de un de repente dejaste de cantar. Prendí un cigarrillo y me quede mirando el suelo, un ruido me estremeció de repente, levante la vista y me encontré con el haciendo lo mismo que yo pero apoyado en la rejilla. Me sonrío.
-hola Sam- me dijo aun sonriendo
-hola Bill- le correspondí la sonrisa para luego desviarla hacia la calle.

Comenzamos a establecer conversación, como siempre lo hacemos cada vez que nos encontramos aquí. Pero esta vez me sorprendió.

-¿Quieres… acompañarme?-
-¿A dónde?-
-a un mirador… necesito ir y no tengo ganas de ir solo- bajo la mirada.
-…vale- este me quedo mirando- ¿a que hora?
- en 15 minutos te parece- asentí- vale nos vemos

Entre a mi pieza cerrando las ventanas, me quede mirando al espejo ¿yo Samantha había aceptado salir con un chico al que no conozco del todo y me trae recuerdos de alguien?, ¿qué te sucede Sam?
Me puse un abrigo y un gorro de lana, unas botas del mismo color del abrigo y un poco de brillo, tome mi celular y lo guarde en mi bolsillo.
Me quede viendo tele unos cinco minutos hasta que sentí un auto andar, mire por el balcón y Bill me hizo una seña para que fuera. Al bajar las escaleras fui a la cocina en busca de mama
-mama… saldré a dar una vuelta si- este me quedo mirando extraño
¿Tu? ¿Salir a dar una vuelta?, -se acerco a mi-¿te ha caído alo en la cabeza? ¿Te pego muy fuerte?-me toco y solo me gire para salir-¿te espero a cenar?
-no ya comeré por ahí- y cerré la puerta, el auto estaba afuera de mi casa, me subí en el y lo quede mirando,
-¿a cual mirador vamos?- le pregunte mientras me ponía el cinturón de seguridad
-am… la verdad no lo se pero queda muy cerca- asentí, ojalo no fuera el mirador al que hace meses no voy. El camino fue en silencio, aunque no fue muy largo ya que le pregunte si podía encender la radio y me dejo, a mi y a nadie mas que a mi se me ocurre poner una radio romántica, al terminar la canción que estaban sintonizando comenzó una canción…

Todavía yo siento tus caricias, y tu respiración sobre mi piel, no hay quien me haga olvidar tu sonrisa, y sigo amándote hoy mas que ayer soñando con volverte a ver, cada día que pasa mas me mata tu ausencia y pierdo la fe
Quisiera poder olvidarme de ti con otra sacarme por siempre de mi, decirte a la cara que no me haces falta para poder vivir, quisiera borrarte de mi corazón, quitar de mi boca tu dulce sabor no echarte de menos al llegar la noche y sin reproche resignarme a tu adiós

Pues cuando creo que ya te he olvidado descubro que aun te amo…


-¿puedo cambiarla?- dijimos al mismo tiempo, este asintió y la cambie, a los segundos después llegamos al… mirador.
Al bajar nos fuimos a sentar en una banca que se encontraba a la orilla de un pequeño cerro, de el se ve el mar, acompañado de un cielo anaranjado gracias al sol.

-este es mi lugar favorito - le dije a Bill sin mirarle
-¿enserio?- asentí, nos quedamos en silencio hasta que decidí romperlo.
- cuando era pequeña, mi padre, cada vez que llegaba al puerto, me traía aquí todos los días para jugar, a veces nos bañábamos en el mar y hacíamos castillos y guerras de arenas- me reí- éramos muy buenos amigos, un día antes de abordar mi padre tubo que hacer unos tramites a ultima hora, no alcanzo a despedirse de mi madre y de mi- me mordí el labio-hasta que esa misma noche por la tele anunciaron tormenta- un nudo se quedo en mi garganta y mis ojos se nublaron- a las horas después anunciaron que habían perdido contacto con una nave- se me quebró la voz-a la semana después, como todos los sábados, en la tarde vine a buscar a mi papá, nunca llegó, desde los seis años que no lo veo, Un día mi madre me busco por toda la ciudad, no me encontraban, estaba aquí esperando a que mi papá llegara para jugar como siempre…, hasta cumplir los 9 años no deje de venir aquí. Cuando aprendí a ocupar la computadora, busque toda la información acerca de ese accidente, de los cien marinos que estaban en ese barco ninguno sobrevivió. Por lo que me tuve que darme por vencida
-wow… no… no se que decir- sonreí de medio lado
- no digas nada, solo necesitaba contárselo a alguien…-


-¿me vas a decir a que me trajiste aquí?-me abrace a mi misma- tengo frío
-ya… yo… yo no se como decirte esto o… mas bien preguntarte-
-¿Qué quieres preguntarme?
-Hace bastante tiempo que… quería decirte esto y… no estoy muy seguro de lo que me respondas pero… no puedo, no puedo no me sale- me reí-este… ash… no puedo yo… ¿qui… eres… s… ser mi… no… novia?-dijo bajito y sin mirarme
-¿Cómo? ¿No te escuche?-me reí
-Sam no me hagas esto por favor- volví a reírme- si has escuchado- se ruborizo
-no… no te escuche, puedes repetirme la pregunta por favor- me quedo mirando para luego acercarse a mi y tomarme de las manos y mirarme fijamente, sus ojos tenían un brillo tan particular…
-¿qui…?- bajo la vista y tomo mucho aire-¿quieres ser mi novia?-esta vez fui yo quien bajo la mirada- no…-me soltó y se giro- no me digas nada… creo que fue muy rápido si… em… hagamos como si no te he preguntado nada y ya ¿si?- eso me hizo reír mas fuerte-¿Qué de que te Ries?
-eres tonto sabes- me acerque a el y le abrace
- ¿soy tonto? Si claro soy tonto… ps… como pude hacerte esa pregunta yo… pf…-
-¿Cómo pudiste pensar que me negaría a esa petición?- me quedo mirando y rodee su cuello con mis brazos- claro que quiero ser tu novia- su sonrisa, su hermosa sonrisa.



Negué rápidamente con la cabeza, esto no podía estarme sucediendo, recordarlo me hace mal. Mi vista se fijo en Bill, quien miraba hacia todos lados y no encontraba nadie.

-¿¿a quien esperas Bill?- me quedo mirando algo esperanzado
-no espero a nadie solo… me gusta venir aquí… es un lindo lugar para descansar- sonrío de medio lado- Se llama Stela… era mi novia… tubo un accidente hace bastante tiempo en Alemania… a los padres no le caía muy bien que digamos, les gustaba saber y manejar todo respecto a su hija. Cuando tubo el accidente Los padres me echaron la culpa a mí, haciéndome creer que de verdad era mía. Luego de un tiempo tenia planificada este viaje, se supone que era para un mes más pero… la culpa me iba ganando, así que adelante el viaje y aquí estoy- sus ojos brillaron de una forma tan especial.
-se nota que aun estas enamorado- sonreí
-así es… pero el destino me jugo una mala pasada
-¿porque esto nos sucede a nosotros?- le pregunte aun mirándole
-Son cosas que pasan- me respondió mirando al frente
-simples pruebas - mire el horizonte.


Al rato después de que se oscureciera nos fuimos a casa, me invito a cenar en su casa y acepte, pidió una pizza, me dijo que suele alimentarse de ella la gran mayoría. Le conté sobre él, de lo que sucedió durante un año y 6 meses y como fue que lo deje de ver hace un año, no le dije su nombre, para mi es mucho mejor ocultar esa información, también le conté sobre Sofía, mi mejor amiga, hace cuatro meses que no la veo, vivía tres casas del lado contrario de mi casa, que desde entonces que no salgo a fiestas y esas cosas.

Como a las dos de la madrugada me fui a casa. Abrí con mucho sueño la puerta y entre.
-¿Cómo es que vienes llegando a esta hora?- mi vista se fijo en el salón, la televisión estaba prendida junto con una estufa.
-me encontré con un viejo amigo y nos quedamos platicando- volví mi vista a la escalera- buenas noches- y subí rápidamente para que no me comenzara a preguntar mas.

Un mes Después

-No creo que sea tan difícil llevar tu vida - le dije mientras sacaba el pasto que estaba en el jardín delantera de mi casa.
-no podría decir lo mismo, ¿sabes cuanto llevó en esa banda?
-¿cinco años?- negó riendo
-desde los doce que estoy en ella… solo quería tomarme un año sabático y encontré perfecto este lugar, Estados unidos ¿Quién lo diría?-nos reímos- solo tengo 21 años
- un año mayor que yo- asintió- eres un viejo- me reí mientras le tiraba un poco de pasto
-Que va… solo te quedan dos semanas para tener la misma edad que yo
- y así podremos salir de fiestas- hice un pequeño paso que hizo que ambos sonriéramos
-¡Sam!- esa voz, esa voz yo… yo la conozco, fije mi vista hacia la calle. No lo podía creer, estaba ahi


espero que les haya gustado Very Happy


Última edición por arielaah el Dom Jul 03, 2011 3:40 pm, editado 3 veces
avatar
arielaah

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 06/03/2011
Edad : 21
Localización : santiago.chile

Volver arriba Ir abajo

Re: Pues cuando creo que ya te he olvidado descubro que aun te amo…

Mensaje  Admin el Jue Jun 16, 2011 9:10 pm

Hola.
Me ha gustado mucho tu fic, me parece que esta bastante bien redactado y bueno, la trama me envolvió. Lo has dejado en suspenso, por favor continua lo pronto. Buen trabajo, sigue.
avatar
Admin
Admin

Mensajes : 357
Fecha de inscripción : 27/07/2010
Localización : Mexico

Volver arriba Ir abajo

capitulo dos : cumpleaños de Sam

Mensaje  arielaah el Dom Jun 19, 2011 5:17 pm

-Sof…- me levante rápidamente y la abrace fuertemente, me correspondió- ¡dios! ¿En donde te habías metido?
-ya sabes… viajes de mi padre como siempre a ultima hora- me separe de ella
-¿Y no me podías contestar?- negó
-recuerdas la ultima escapada de fiestas- asentí- mi padre lo supo me quito toda vía de comunicación- sonreí- Ham… ¿Quién es el?- pregunto apuntando a Bill
-o claro- mire a Bill, quien miraba a Sofía, le hice una seña par a que se levantara- Bill ella es Sofía, Sof el es Bill, mi vecino- estos se saludaron de beso en la mejilla
-Creo que lo conozco- me encogí de hombros, lo miro muy detalladamente, solo cerré los ojos y desee de que no se diera cuenta- se parece a T…
-si en algo, pero no es muy diferente, es educado sobre todo- Sof asintió repetidamente y luego sonrío

Nos quedamos un buen rato conversando entre los tres, le contamos a Bill como nos conocimos. Acompañaba a mi mamá al supermercado, eso fue como a los 8 años, yo quería una Barbie, era la ultima que quedaba, corrí hasta ella pero una niña la había tomado antes, ella era Sof, peleamos un buen rato por la muñeca, hasta que hicimos un trato, la compraría una, y luego la compartiríamos, un día ella, un día yo y así nos hicimos amigas hasta hoy.

A Bill le sonó el celular, se despidió de nosotras y se fue a su casa, entramos a la mía, le dije que se quedara a dormir y así lo hicimos, estuvimos hablando demasiado, me contó casi todo lo que sucedió en 4 meses, y yo lo mismo, aunque no tuviera muchas cosas que decirle.


Dos semanas después, Cumpleaños de Sam


Estaba durmiendo de lo mas cómoda en mi cama, hasta que siento un bulto inmenso encima mió, Sthepanie mi hermanita de cuatro años, si hermana, mi madre hace bastante que lleva embarazada de Joe, su novio, no me gustaría que remplazara a mi padre por eso no vive aquí, es simpático y buena onda.

-Jeliz cumpeaños sami- me dio un besito en los labios para luego bajarse. Me senté en la cama y mi vista se fijo en mi madre, quien venia con una torta de chocolate hacia mi sonriendo.
-cumpleaños feliz, te deseamos a ti, cumpleaños felices, feliz cumpleaños sami- me cantaron al mismo tiempo
-sopa las velitas sami- me dijo sthep
-vale- cerré los ojos y pedí mis tres deseos mas bien mis tres agradecimientos 1- gracias por hacerme ver la verdadera persona que fuiste, 2- por hacerme conocer a una persona que me saco de ese gran vacío que sentía 3- y porque haya vuelto mi mejor amiga, abrí los ojos y sople con tanta fuerza que todas las velas se apagaron.
Bajamos a tomar desayuno, era un pedacito de torta, y mil cosas para comer estaban en la mesa, Sthep se comió la gran mayoría.
Hoy es sábado me toca acompañar a sthep a la plaza, me cambie ropa y me puso un gorrito, salimos de la casa jugando al avioncito, a llegar se fue directo a los juegos, me senté en un columpió y comencé a balancearme.

Este día nadie me lo arruinaría Cumpliría la mayoría de edad y seria libre por todo el mundo

-me gusta traer a tu hermana aquí sabes- me dijo mientras nos columpiábamos.
-¿Por qué?- le quede mirando y este te levantó de su columpió y se acerco al mío, poso sus manos en mi mejilla y atrajo su cara cerca de la mía - porque así paso mas tiempo contigo sami- sus calidos besos se posaron el míos y le correspondí- te quiero
-iu eso esh aqueoso- nos separamos y sthep no estaba mirando


-¡Sam!- levante la vista y me encontré con Bill- feliz cumpleaños-venia con las manos en la espalda y cuando las pone hacia adelante saco un osote de color blanco con un corazón en medio que decía “te quiero”, sonreí de oreja a oreja y me acerque a el para abrazarlo .- feliz cumpleaños - le di un beso en la mejilla y me separe de el
-gracias- mire al osito y lo abrace
-supe por ahí que te encantaban los osos de peluches- asentí
-pues… si los adoro- nos sentamos- ¿Quién te lo dijo?
-á pues un pajarito de por ahí- sonreí
-¡Bill!-ambos miramos al frente, sthep corría hacia Bill para lanzarse y abrazarlo, la tomo en brazos y voló por los aires- penche que no vendias- dijo entre risas mientras Bill paraba de girarla
-a pues como creíste eso… te dije que vendría contigo todos los sábados- se sentó y sthep en sus piernas- te traje un dulce- metió su manos al bolsillo y se lo dio, esta lo abrió desesperadamente y se lo echo a la boca.
-como se dice Stheffy- esta le dio un beso en la mejilla
-gacias- y salto para seguir jugando
- y que me dices ¿nos vamos de fiesta?- me dio un pequeño empujoncito
-¡claro! Ya tengo 21 ¿no? Puedo ir a todos lados ¡yaju!- nos reímos
-vale entonces… ¿te paso a buscar a las nueve?- asentí- le dices a Sofía que también la paso a buscar- asentí- nos vemos entonces
-¿Dónde vas?
-a… tengo que ir a buscar a mi hermano al aeropuerto, llega hoy- asentí, me dio un beso en la mejilla y se levanto- adiós.
Cuando íbamos de camino a casa a Sthep se le ocurrió tomar al oso de ambas manos y llevarlo caminando como nosotras. Nos encontramos con Sof quien se tiro a mis brazos para abrazarme, me dio un regalo y se lo agradecí, le dije que fuera a mi casa para que nos arregláramos juntas y acepto, a las cinco estaría ahí. Cuando llegue a casa con Sthep nos habíamos comido la mita del chocolate, Cinco barritas cada una, Somos unas golosas lo se. Cuando abrí la puerta me encontré con Joe, quien también me saludo cariñosamente, me regalo una cámara fotográfica, se lo agradecí, porque Hace unos meses a Sthep se le había caído a la piscina. Comencé a sacarle fotos a mi hermana, como siempre tan fotogénica. Subí a mi habitación y me encontré con la gran sorpresa de que estaba ordenada, si y olía a flores y eso es ¡iu!. Pero lo agradezco en mi habitación n ose hacia un aseo de ese tipo hace décadas. Deje el oso gigante en mi cama y los chocolates en el mueble junto con la cámara. Mi vista se fijo en la pared de enfrente, mi blanca pared con retrato en ella hechos por mi. Mi Padre, mamá, Sthep, Sof y él. Creo que ya es tiempo de borrarlo de una vez por todas. Corrí escalera bajo, llegue a la puerta del sótano y la abrí, baje esos pocos peldaños y fije mi vista en el tarro de pintura blanca junto a la brocha, corrí nuevamente a mi habitación y cerré la puerta, me pare en frente de la pared y la quede mirando, Abrí el tarro y empape la brocha de pintura, estire el brazo para pintar pero… no podía, no podía hacer eso es… demasiado importante para mi yo… deje caer la brocha y me apoye de la pared contraria dejándome caer lentamente hasta sentarme. Se suponía que nadie arruinaría este día.

En la tarde mama nos llamo a todos para comer, Tenia mi comida favorita, Lasaña, a que es deliciosa, estuvo muy divertida la comida, hasta que sthep se le ocurrió ir al baño, Joe la acompaño.
-Te noto muy cambiada sabes- me dijo mama mientras recogía los platos.
-¿enserio?- asintió y sonrío
-Desde que eres amiga de Bill, que muy guapo que es- Sonreí, y ella igual, todos los días me pregunta que sucede con el-¿me vas a contar que pasa con el?- me eche a reír
-vale te lo diré…- sonrío de oreja a Oreja- solo somos amigos nada mas, y no lo veo como mas vale- dejo de sonreí y me eche a reír.
-TE hace bien el, desde que ese otro chico dejo de existir- baje la vista, ¿por qué tienen que hablar de el justo hoy?- Me alegro que hayas vuelto Sofía también, eso te subió el animo y se los agradezco muchísimo, volviste a ser mi hija Samantha, la que yo conozco- sonreí de medio lado. Si estuviera el seria mucho mas perfecto. Por la puerta aparecieron Joe y Sthep, esta venia con un regalo en mano.
-¡¿otro mas?!- sonreí y esta se acerco a mi y la tome en brazo
-Peo este te lo hice yop- me lo entrego y lo abrí. Era una foto de ella y mamá, Salían hermosas, estaba en un porta retrato que al parecer ella misma lo había echo, eran fideos pintados de todos colores y formas, le di un sonoro beso el la mejilla y un gracias de cosquillas.


El timbre sonó y era Sofía, subimos a mi habitación y comenzamos a tirar ropa por todos lados, al parecer el orden de mi madre duro solo horas pocas, Al final terminamos de elegir la ropa como a las seis de la tarde, luego bajamos a comer algo, Flan, se lo sacamos a mamá del refrigerador, fuimos a la sala y pusimos una película, eso nos dio las ocho de la noche ,estábamos atrasadas, Subimos corriendo y a la ducha, claro por separado, mientras yo me bestia Sof se bañaba. Me puse unos pitillos negros, una polera de tirantes plateada, que dejaba al descubierto toda mi espalda, unos tacos del mismo color que la polera.

Cuando nos faltaba solo hacer los últimos detalles, unos toques en la puerta de la habitación, corrí a abrirla y era Bill.
-Dios que guapas- sonreí y me dirigí rápidamente hacia el closet, tome un abrigo y me lo puse.
-Listo - sonreí
- pues a mi me falta bastante- dijo Sof mientras se miraba al espejo, bufe y con Bill nos sentamos en donde pudimos
-¿a quien fuiste a buscar?- le pregunte
-a pues a mi hermano ya te lo dije
- y donde esta
-en la fiesta, dijo que se adelantaría no se porque cosa, luego ya lo busco y te lo presento- asentí
-Listo- por fin.

Cuando llegamos a la disco, pensé que haríamos la tipita fila en que se demoran hora en dejarte pasar pero no, Bill al parecer tenia pases VIP. Al entrar subimos unas escaleras que nos giraron hacia una puerta de color roja, entramos y todo era un poco,, si un poco mas calmado. Dejamos los abrigos y nos fuimos a sentar. Bill pidió al mesero un whisky, Sofía y yo nuestro vodka con jugo de naranja. Estuvimos un buen rato hablando hasta que alguien se me acerco.

-¿Sam?- gire rápidamente mi vista hacia aquella voz y me encontré con nada mas ni nada menos que con Dan.
-Dan- asintió, me levante para abrazarlo y darle un beso en la mejilla- dios hace mil años que no te veía
- Yo también y mira lo guapa que te ves- sonreí
-Gracias- movió su vista un poco y me quite para que viera a Sofía
-¿Sofía?-ambos sonrieron- Dios tu también estas muy guapa mujer- se saludaron igual como lo hicimos antes.
-am… dan el es Bill un amigo- estos estrecharon la mano
-chicas yo iré a buscar a mi hermano vale- asentimos

Nos quedamos platicando con Dan. Es un viejo amigo, Se mudo de casa hace dos años o algo así, era uno de mis amigos, los demás ya no tienen tiempo para salir. Nos contó casi todo lo que le a sucedido claro como siempre haciéndonos reír, es Dan sigue siendo un payaso para sus historias, en ese entonces llegó Bill.
-¡Chicas!- todos mientras reíamos levantamos la vista, no pude evitar dejar de reír y ponerme completamente seria al ver a la persona que estaba a lado de Bill.
-chicos el es Tom, mi hermano gemelo
avatar
arielaah

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 06/03/2011
Edad : 21
Localización : santiago.chile

Volver arriba Ir abajo

Re: Pues cuando creo que ya te he olvidado descubro que aun te amo…

Mensaje  Admin el Dom Jun 19, 2011 10:48 pm

Dios! ¿Como lo has dejado ahi? Que gusto que hayas subido capitulo, en cuanto lo vi no dude en pasar a leerlo. Gracias por subir pronto, espero continúes, tu forma de escribir me gusta mucho. Saludos.

_________________

We are here, together...just hearing the sound of our hearts beating...no one seems to hear...I love you,♥️A&B.
avatar
Admin
Admin

Mensajes : 357
Fecha de inscripción : 27/07/2010
Localización : Mexico

Volver arriba Ir abajo

capitulo 3:tienes que decidir, ¿Bill o Tom?

Mensaje  arielaah el Jue Jun 23, 2011 4:27 pm

Mantuvimos la mirada hasta que Dan se levanto y lo abrazo.
-Tom tu también sigues igual de guapo- bromeo dan y todos rieron excepto yo.
-Tom ella es Sofía- levante la vista y se saludaron al igual que dan- y ella es Samantha- se iba a acercar a mi pero rápidamente le tendí mi mano, la tomo dudoso y un escalofrío me recorrió de pies a cabeza, le solté rápidamente, me miraba fijamente y solo atine a desviar la mirada a la poca gente que bailaba en la pista.
-Siéntate para que conversemos- le dijo Bill, solo mire la mesa y mi vaso, le faltaba mucho por desocuparse, lo tome y bebí un poco y así estuve todo el rato jugando con el vaso, sin decir ninguna palabra. Todo lo que se hablaba era de Tom, Tom y Tom. Cuando termine de beberme el licor, deje el vaso en la mesa, y volví mi vista a la pista.
-Por lo menos podrías disimular para que Bill no note nada eh- me dijo Sofía acercándose a mi, la mire y mantuve la vista.
-Me quiero ir - le dije muy bajo
-si eso vamos a hacer ahora - fije mi vista en Bill, de reojo me miraba mientras hablaba con Tom, a quien también mire y el igual, rápidamente desvíe la mirada ya no aguantaba mas.
-Bien les parece si ya nos vamos, son las Dos de la noche- dijo Bill mientras se levantaba.
-ajam… yo iré al baño- asintió y me levante
-Te esperamos a fuera vale- Sofía también se levanto- recuerda pasar a buscar tu abrigo- asentí y me fui directo al baño.

Di el agua y me moje la cara, agradezco que el maquillaje era a prueba de agua. Tome un poco de toalla y me seque, me quede apoyada en el lavabo, lo presione con todas mis fuerzas, no quería llorar aquí, agradecí que el baño estaba vacío no quería que nadie me viera en este estado de ira, pena, rabia y mucho mas. La puerta se abrió y mire por el espejo, era el, solo role los ojos y me gire para salir. Pero ya estaba detrás de mí y eso me hizo pegar un salto.
-Sam…
-¿Qué haces aquí? Vete- lo empuje un poquito para poder salir pero no lo logre- venga déjame salir - negó y solo role los ojos
-Sam yo…
-tu nada vale, ahora si me haces el favor de correrte- se me quebró la voz, en la ultima palabra, mierda Sam ahora no, me tomo fuertemente y me puso de espalda al a pared, apoyando cada una de sus manos en la pared dejándome sin salida.- _por… por favor Tom
-Lo siento- baje la mirada, negué
-¿…Qué sientes?- le quede mirando fijamente-
- lo siento todo, de irme así de no haberte dicho nada, de no haberte llamado, de no despedirme de ti, de …
-Tu no sientes nada - cerró los ojos
- no sabes cuanto desee volver a verte
- ¡pero no lo hiciste! - me miro rápidamente, solo desvíe la mirada
- no, no lo hice lose porque…
-¡Por qué nada Tom! ¡Ya olvídalo todo si!- se me nublaron los ojos
- ¡no puedo, no puedo olvidarme de nada porque me importas! ¡Te extrañe un montón!
-¡pero yo a ti no, ya no me importas!- nos quedamos en silencio, la puerta se abrió, rapadamente y con risotadas de chicas, mire por el espejo, eran dos chicas que se quedaron quietas y serias al momento de vernos. Tom saco sus brazos dejándome el camino libre, camine lo mas rápido que pude y salí de ese baño, rápidamente camine hacia las escalera, pedí mi abrigo y me lo puse, unas lagrimas traicioneras cayeron pero me las quite de inmediato aunque volvieron rápidamente, salí de ese lugar, la calle estaba vacía y hacia un frío inmenso, mire hacia un lado y estaba Bill con Sofía hablando lo mas animadamente. Al pararme frente a ellos.
-¿Qué te sucede?- me pregunto Bill, solo negué
-nada solo quiero irme- este asintió y baje la mirada
-Solo hay que esperar a mi hermano- lo mire rápidamente y luego a Sofía.
-me subiré mientas vale- asintieron y me senté al lado de la puerta, todo el viaje mi vista se fijo en el techo del auto.

Como puede aparecer así de la nada y justo este día, Me dije a mi misma que tenia que olvidarlo Ya no hay mas Tom para mi, eso tenlo claro Samantha por mas que tu vida aya girado en torno a el, esto no es como en las películas, solo unas lindas palabra que curen todo el dolor y sufrimiento y ya, pero no, tu eres fuerte, no te debes mostrar débil frente a el. No puedes.
-Llegamos- dijo Bill mientras detuvo el auto afuera de mi casa.
-gracias Bill- dijo Sofía mientras le besaba la mejilla a Bill y a Tom- Adiós - se bajo del auto
-adiós Bill gracias- abrí la puerta y salí de ahí, camine rápidamente hacia mi casa y abrí la puerta.
-No puedo creerlo, ¿Cómo se le ocurre aparecer este día?- dijo Sof mientras entrábamos
-Cállate Sof que están durmiendo- subimos rápido y silenciosamente las escaleras hasta mi habitación, nos pusimos el pijama y nos acostamos-Buenas noches Sofi
-buenas noches Sam- apague la luz y me quede mirando el techo. No podía mas necesitaba desahogarme, de apoco sentía un liquido caer por mis mejillas, solo me gire y abrace a Sofía.

Me dolomía la cabeza y bastante fuerte, despacio me levante y recorrí la pieza con mi mirada, fijándola en la pared, haciéndome recordar lo que sucedió anoche. Lentamente me levante y fui al baño, me lave la cara y salí de el, camine hacia el balcón, prendiendo un cigarrillo y sentándome en la silla.

-No se suponía que habías dejado de fumar- gire mi cabeza hacia el lado y me encontré con Bill
-pues si… pero los nervios me ganan
-¿nervios? ¿Por qué?- baje la vista
-simple… simples nervios- Escuche como suspiraba y levante la mirada
-Necesito hablar contigo Sam
-te… te escucho
-no ahora, luego… puedo ir a tu casa- asentí- vale nos vemos y… buenos días
-buenos días- se entro a su habitación cerrando las ventanas, tome mucho aire, me quede mirando el cigarrillo, se suponía que yo dejaría de fumar, lo observe y lo observe hasta casi quemarme, pero lo tire al pequeño basurero que tenia para las colillas.

Al entrar me encontré con Sofía despierta, estaba sentada en la cama apunto de levantarse.
-buenos días - me acerque a las cortinas y las abrí.
-buenos días ¿Cómo estas?- me gire y camine hacia el closet
-bien supongo… es un nuevo día y… tengo ganas de comer - sonreí y ella igual.

Nos cambiamos de ropa y luego bajamos a la cocina a tomar desayuno con Stheffy y Mamá. Luego Sofía ya se tubo que ir y yo a “ordenar mi pieza”. Bueno a estirar la cama suena mejor. Tenia ganas de tomar un helado , si un delicioso helado aunque hiciera frío quería helado, tome mi Mobil y le envíe un mensaje a Bill, “te parece si luego de almuerzo vamos a comer helados ¿si?, te quiero”, deje el Mobil en mi cama y mire mi escritorio, tenia ganas de dibujar, si dibujar, me acerque a el y rebusqué por todos lados mi carpeta de dibujos hasta encontrarla, la puse encima de mi cama y busque hojas en blanco, tome unas cuantas y mi lápiz, me senté en el escritorio, mi Mobil sonó y eso me hizo enojar, si no me gusta que me interrumpan mi inspiración por el dibujo, me levante de mala gana y lo tome “¡quieres comer helado! ¡Estas loca!, hace mucho frío para comer helado, mejor un café ¿te parece?”, bufe y le respondí, “cómprate tu café yo me comeré mi helado igual”, y me fui a Dibujar.


-Mamá…- me fui al salón y ahí estaba jugando con Sthepanie- em… saldré con Bill
-bien, no llegues tarde, hoy viene Joe a cenar acuérdate- tome mi abrigo y salí, Bill estaba esperándome en su coche, me subí y le di un beso en la mejilla.
-¿Por qué siempre salimos en auto?- me queje
-porque es una lata caminar- echo a andar
-¿Quién dijo? Caminar y trotar es una forma de sentirse aliviado o libre
- no claro que no, te duelen los pies y te produce cansancio
-entonces tu estado físico esta muy mal
-Si, solo pizzas y fideos nada de ejercicios -me reí
-ya, cuando sea verano saldremos a trotar
-olvídalo
- no, venga iremos a la playa por la mañana
-si como digas
- alegón
-pesada
-tonto
-idiota
-estúpida- le iba a decir algo pero se me fue la palabra y solo le saque la lengua


Cuando llegamos a la tienda yo pedí mi helado de colores.
- no se como puedes comer eso ahora
-con la boca, te parece- nos sentamos en una mesita que estaba junto a la ventana gigante del local-¿bien y de que me querías hablar?
- a pues… luego te digo vale
-no venga dime ahora
-bien… es… es sobre… es sobre Tom- abrí mis ojos y le quede mirando
-¿Tom? ¿Qué tiene que ver Tom conmigo?
-bastante por lo visto- le desvíe la mirada
-Bill…
-¿Qué es lo que sucede con el?- me corto
-nada no sucede nada- comí de mi helado y no podía mirarle
- vamos Sam… ¿Tom es la persona por la que tan mal lo pasaste?- no quería mirarle, no podía contarle yo… no puedo - Sam… por favor mírame- conté hasta tres y le mire
-vale… si es él
-¿Por qué no me lo contaste antes?
-pues porque no pensé que… que fuera necesario decirte y no sabia que Tom tenia un hermano
-¿Cómo no lo ibas a saber? ¿Nunca te dijo…?.
-no nunca me dijo que tenia un hermano, ni mucho menos que era gemelo
-no sabias nada de él entonces- baje la mirada
- no lo se, no se si su historia, la que se yo, es verdad, nunca me hablaba de ti ni siquiera de su familia, nunca me dijo el porque vivía solo ni nada por estilo -se quedo mirándome y solo mire hacia la calle- nunca supe el motivo por el cual se fue, ni porque no se despidió, no supe de el hasta el día de ayer ¿no entiendo porque justo ayer llegó sabes? Justo cuando me dije a mi misma que dejaría de pensar en el aparece así de la nada, justo ayer para mi cumpleaños…
- Yo… lo siento no fue mi intención
-no tienes la culpa, no sabes la historia, no creo que el te haya contado algo
-no, hasta ayer… cuando me di cuenta de que Tom se hablaba con Sofía y Dan, tu eras la única que no le ponía atención a el y te miraba mucho, lo evitabas a cada momento era muy evidente- le quede mirando
-No te puedo contar la historia Bill-
-no te preocupes, si no quieres no lo hagas, pero tenia que estar al tanto de esto- tomo de su café y me quede mirando el helado-¿aun le quieres?- esa pregunta me dejo pensando ¿aun le quiero?
-no lo se
-como no lo sabes
-pues no lo se, quizás lo que siento no es de querer o quien sabe…

El resto del tiempo en la confitería nos quedamos en silencio, Luego me compre un café y nos fuimos a casa. Nos quedamos afuera de mi casa hablando de tonteras al momento en que nos queríamos despedir solo nos quedamos mirando. De a poco sentí esas ganas… de… de besarle, poso unas de sus manos en mi cadera y otra en mi mejilla acercándome mas a él, cerré mis ojos mientras sentía como su respiración comenzaba a chocar con la mía y sus labios rozaban delicadamente los míos, no aguante mas y presione un poco contras sus labios, fue un beso que me recorrió de pies a cabeza, Correspondió besando los míos, fue un beso tierno. Al separarnos solo sonreímos y me dio un beso en la frente.
-nos vemos Sam- y comenzó a caminar hacia su casa.
Me quede sentada en el pasto de mi casa, sintiendo como el viento despeinaba mi cabello. Como no pensar en lo sucedido, Yo bese a un chico luego de un año sin hacerlo. Sonreí como entupida, pero rápidamente te me vino a la mente el, borrando todo rastro de felicidad. No puedo sacármelo de la cabeza, como dejar de pensar en el si no lo hice durante un año completo, es inevitable pensar en el cuando a vuelto. Aun con un poco de café, el cual estaba helado, lo desparrame en el pasto, no le ara nada de mal eh, Me levante y en ese mismo momento la puerta de mi casa se bario, estaba Stheffy. Corrió a mí y el tome en brazos.
-Sabes sami, me encante con alguien hoy- sonrío muy contenta
-¿a si? ¿Con quien te encontraste hoy?-
-¿Recuedas a ese chico que me llevaba al paque contigo?-
-¿Bill?
-no el otro- abrí mis ojos muy granes
-T… Tom
-si el, con mama fuimos al supemecado y estaba en el lugam de los dulches y me dio una paleta- río contenta, yo solo me quede mirándola. La puerta de la casa vecina se abre y ambas miramos en esa dirección, Sonrío y saludo muy amablemente al cual Sthep correspondió, solo espere a que mi hermana terminara de responder al saludo y entramos a casa.


¿Qué sucede con Bill Sam? No quiero que lo lastimes, Se que siento mucho cariño con Bill y le Quiero pero… Tom ¿Por qué se cruza nuevamente en mi destino? ¿Que viene a hacer aquí?. Le mentiste a Bill diciéndole que no sabes que es lo que sientes por su hermano aunque… no es así, ni tu misma lo sabes, son muchos sentimientos encontrados al verlo. No se que hacer ahora. Tom esta presente, tienes que decidir, ¿Bill o Tom?


Última edición por arielaah el Dom Jul 03, 2011 3:56 pm, editado 1 vez
avatar
arielaah

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 06/03/2011
Edad : 21
Localización : santiago.chile

Volver arriba Ir abajo

Re: Pues cuando creo que ya te he olvidado descubro que aun te amo…

Mensaje  Admin el Dom Jun 26, 2011 10:54 pm

Beso!? Sigueee, ahora tiene que elegir. Bill es lindo pero Tom,...me gustaria saber que paso con el en el pasado, sube pronto Smile

_________________

We are here, together...just hearing the sound of our hearts beating...no one seems to hear...I love you,♥️A&B.
avatar
Admin
Admin

Mensajes : 357
Fecha de inscripción : 27/07/2010
Localización : Mexico

Volver arriba Ir abajo

capitulo 4: ¿Qué tienes con Bill?

Mensaje  arielaah el Dom Jul 03, 2011 3:36 pm

-Samantha ya baja mujer- terminando de arreglarme para ir a cenar con mi familia y Joe a un restaurant. Baje corriendo y emprendimos camino a la cena.

-Yo quieo come helado- alego Stheffy cruzándose de brazos y negándose a comer lo que salía en la carta.
-Sthepanie por favor, te comes todo eso y luego tu helado- le dijo mama mostrándole un plato de comida bastante abundante.
-¿todo? Es muchio, solo un poquito y luego el heado- mamá asintió y Sthep sonrío.
Mientras comía, mamá y Joe, hablaban de cosas de su trabajo.
Tenia ganas de bailar, si como antes, Ballet, se que esa parte de la historia no la sabia así que se las cuento. Cuando tenia unos diez años mamá me obligo a ir a un taller cualquiera, preferí ballet, porque los de mas eran boxeo, Kun fu y muchos golpes, al principio no me gustaba, pero ya después me empezaba a gustar porque los bailes me relajaban, podía olvidarme de todo y solo moverme al ritmo de la música sintiéndome libre. El piano era uno de mis grandes compañeros, solio tocar para luego grabar la melodía y ponerme a bailar con ella. A los 19 deje de bailar, me concentre en mis últimos meses de estudio y no volví a retomarlos.

-Mamá… - ambos me pusieron atención
-Dime
- quiero volver a las clases de ballet - ambos se sorprendieron por mi decisión y sonrieron
-¿Qué te llevó a tomar esa decisión?, cuando lo dejaste me dijiste que ya no querías estudiar mas ballet-
-lose pero… necesito bailar vale, quiero volver a retomar las clases
-déjame pensarlo, no hay dinero suficiente y….
-Déjala que vaya, si no puedes yo se lo pagó- Ambas miramos a Joe
-Joe no es necesario, si no se puede no se hace y ya- le dije apenas, los mesero entraron a retirar los platos y dejar los postres.
-No, vas a hacerlo si o si vale, yo puedo pagarlo si eso es lo que les preocupa y lo que a ti te gusta Sam- me quede mirándolo. Como podía ser que Joe fuera así conmigo, es tan amable y todo eso. Sonreí de medio lado y mama me quedo mirando extraño.
-Vale si tu lo pagas… Tienes que recibir algo a cambio y…- me quede callada por unos segundos- Se que eh sido muy cabeza dura con esto de que vivas con nosotras y… creo que ya es tiempo de que sea así no- abrió sus ojos y Sthep grito de alegría.
-Papi se venda a vivi con nosotas- me reí a Joe casi le lloraban los ojos.
-estas… ¿estas hablándome enserio?- titubeo y eso me hizo reír
-claro que si, vives solo y la mayoría del tiempo te la pasas en casa, porque no te vienes ya, llevan bastante tiempo juntos, tienen una hija, son felices, solo les falta vivir juntos- sonreí inmensamente
-gra… Gracias Sam te juro que nunca pensé que dirías eso- se acerco a mi y me abrazo
-Te lo has ganado.

Luego de esa cena nos fuimos a casa Joe nos dijo que mañana mismo se vendría a casa, que dejaría el departamento en arriendo ya que era de el. Se fue muy contento.
Subí rápidamente hacia mi habitación y prendí la computadora, me metí a la pagina del taller de ballet al que iba anteriormente, Me di cuenta de que aun habían cupos para inscribirse por lo tanto mañana por la madrugada me iré a inscribir. Pegue un grito inmenso y comencé a saltar por toda mi habitación. Mi puerta se Abrió y apareció mamá asustada.
-¿Sam porque gritas?- solo me reí y ella me quedo mirando extraña
-Aun quedan cupos- y me senté
-Estas loca- asentí- buenas noches y cállate, tu hermana estaba apunto de dormirse- solo role los ojos y salio de mi habitación.
Mi celular sonó y salte a cogerlo, era una llamada de Bill.



Conversación telefónica

-¡Hola!- le dije animadamente
-Hola, ¿por qué gritas?
- me reí- es que... Te acuerdas que te conté que antes bailaba ballet
-Si lo recuerdo
-Pues retomare las clases-reí aun mas
-¿enserio?
-si
-Wow es genial
-Mañana por la mañana iré a inscribirme
-¿por la mañana?
-Si es que en la tarde quiero hacer las compras del traje, claro si es que me aceptan
-Claro que te aceptaran, Yo mañana por la tarde tengo que ir a la discográfica
-¿No es que tenia un año sabático?
-Si pero… No aguanto mas, necesito grabar las canciones que eh hecho
-A bueno, si tanto lo necesitas hazlo
-claro que lo are, no aguanto mas- me reí
-Bien, ya me tengo que despedir Bill, me toca madrugar
-¿A que hora iras?
-a las diez, mas o menos ¿quieres acompañarme?- me mordí los labios, pidiendo que digiera que si
-Es… es muy temprano, yo recién despierto a las doce
- OH vamos Bill, luego te tendrás que acostumbrar- se quedo en silencio unos segundos- ¿vas?
´-Bien, iré pero me hacer una pérdida cuando despiertes para despertarme
-Claro, nos vemos mañana
-Nos vemos, adiós Sam
-Adiós Bill.

Me quede mirando el techo y sonriendo como estúpida. ¿Qué te sucede Sam? ¿desde cuando sientes tantos nervios con Bill?. Me levante rápidamente y me fui a poner el pijama para luego poner la alarma y dormirme con una sonrisa en la cara.


Escuchaba a lo lejos mi celular, pasando mi mano por toda mi cama no lo encontraba, de a poco tome conciencia y me dirigí a donde estaba, a los pies de mi cama. Lo apague y sonreí al recordar el porque de mi despertar tan temprano. Le marque a Bill por unos segundos y me fui a dar una larga ducha, me cambie de ropa y baje a tomar desayuno, estaba mamá y Sthep preparándose para ir a trabajar y al Jardín.

-Cariño puedes llevar a Sthepanie al Jardín, estoy atrasadísima - asentí mientras le daba una mascada a mi tostada y me daba un beso en la frente para luego despedirse de Sthep y salir por la puerta.
-Bien pequeña, te comes todo vale- asintió con su carita de sueño. El timbre sonó y fui a abrir era Bill. Se quedo acompañando a Sthep a desayunar mientras fui por un bolso y las cosas de mi hermana.

-Que no Bill, nos iremos caminando- cerré la puerta mientras tomaba a Sthep de la mano
-O vamos, hace frío y en el auto se puede poner calefacción- sonreí y negué
-Camina flojo- Bill tomo a Sthep de la otra mano.
-¿pueden juga conmigo? Me hacen volar - dijo Sam mientras nos miraba a ambos. Todo el camino al jardín Nos fuimos jugando con Sam

Al llegar al jardín, Sam se despidió de ambos y corrió a su sala. Sonó el Mobil de Bill y lo contesto, unos segundos y pasos restaron para llegar al edificio, Bill colgó y me tendió su celular para que lo guardara en mi bolso. Nerviosa y ansiosa entre en el.

Casi gritando salí de ahí, me habían aceptado sin ningún problema. Nos fuimos a sentar a una banca que estaba en la plaza.

-¿vas a ir a ver a Sofía?- me dijo mientras me acurrucaba a su lado
-¿Qué le sucedió a Sofía?- cerré mis ojos
-¿no te ha contado?-negué- A pues le ha tomado un resfriado
-am… bueno creo que le llamare, no quiero tomar la gripe-
-Sam yo…- me quede quieta para escuchar a Bill pero no hablaba, levante un poco mi cabeza y le quede mirando, este estaba mirando al cielo y al bajarla quedo muy cerca mió
-¿Qué me quieres decir?-sonrío de medio lado y luego me beso la frente
-Nada… olvídalo- solo, gire mi cabeza y me quede mirando el suelo- Que tal si nos vamos, tengo que ir a la discográfica pronto- suspire y me levante, estiro su mano para que le ayudara pero no lo hice
.¿Por qué eres tan flojo?- y tomo mi mano para luego tirarme hacia el y quedar muy cerca. Solo de impulso pose mis mano en su rostro, ambos sonreímos y de apoco nos fuimos acercando para juntar nuestros labios. De a poco sentía como su lengua pedía permiso a mis labios para que se encontrara con la mía y jugaran por un prolongado tiempo.


-Vale entonces luego vamos donde Sofía- sentí mientras buscaba las llaves en mi bolso
-Si- asintió, saque las llaves y me quedo mirando-¿Qué?
-nada- sonrío maliciosamente y se acerco a mi robándome un corto beso
-¡Hey! Eso fue robado- alegue cruzándome de brazos
-¿Si?-asentí, se acerco mas a mi, tomando delicadamente mis mejillas, deposito un beso, muy delicado y mas largo que el anterior- ves, si fuera robado me golpearías con tu bolso- solo me reí y baje la vista, escuche su carcajada.
-no te rías- esta vez le empuje un poco.
-no lo hago- me rodeo con sus brazos- venga ya me tengo que entrar- asentí y le mire, esta vez fui yo quien beso sus labios.
-Bill….
-dime- sonreí
-Estoy que me hago pis- y estallamos en risa-
-

Al entrar a casa sonreí como entupida, pero después recordé el porque entre corriendo y rápidamente me dirigí al baño. Luego de aliviarme un poco baje nuevamente en busca de mi bolso, lo tome y subí a mi habitación, tome mi Mobil y le marque a Sofía.

-conversación telefónica

-¿Hola?- me dijo una voz extraña del otro lado.
-¿Sof eres tu?-pregunte dudosa
-si sam soy yo- y me eche a reír
-es que tienes… voz de niño
-ja ja ja, chistosa
-ya… justo yo te quería invitar de compras, pero por lo visto no vas a poder
-Claro que puedo, no por estar ashu… con gripe- me rei
-vale entonces… te paso a buscar
-¿a que hora?
-am… las doce, para que luego almorcemos por ahí
-bien, entonces a las doce
-si, y eso vale- una melodía, comenzó a sonar y me llamo la atención, nunca lo había escuchado- em… Sof te tengo que colgar vale
-vine nos vemos entonces adiós
-adiós

Me acerque rápidamente a mi bolso y lo abrí, tenia el Mobil de Bill, lo saque y salía un nombre de un chico, corrí rápidamente hacia la puerta de mi habitación para luego salir de casa, cruce mi jardín y llegue a la casa de Bill, toque el timbre y me quede esperando a que abrieran. Rápidamente la puerta se abrió y solo me quede mirándole.
-em… hola, ¿esta Bill?- le dije sin mirarle
-si, pasa- me quede dudosa y sin pensarlo entre- iré a buscarle- y subió rápidamente por la escaleras. Mi vista se fijo en el salón, siempre me gustaba mirar los cuadros, me acerque a una mesita que estaba con muchos cuadros pequeños, salían los chicos cuando enanos, me hizo gracia por que estaban peleando por un muñeco.
-Am… Sam, Bill no esta- me gire rápidamente y le quede mirando, conteniendo toda mi respiración baje la mirada. Conté hasta tres y camine rápidamente hacia la puerta, la abrí y en solo segundos se escapo de mis manos cerrándose fuertemente.
-¿Qué tienes con Bill?- me giro bruscamente dejándome encerrada entre el y la pared.



bien la historia de tom con sam sale en el capitulo 6 espero que les guste y comenten para ver que puedo cambiar y cosas asi, bueno esoo adioss
avatar
arielaah

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 06/03/2011
Edad : 21
Localización : santiago.chile

Volver arriba Ir abajo

Re: Pues cuando creo que ya te he olvidado descubro que aun te amo…

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.