Tokio Fics
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada


Reglas Personales. Primera Temporada.

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Reglas Personales. Primera Temporada.

Mensaje  Admin el Vie Jun 03, 2011 10:39 pm



Titulo: Reglas personales.

Clasificación: +18.

Genero: Drama.

Duración: corto.

Autor: Almiss Kaulitz

Fecha de publicación: Junio 2011.

Facebook: http://www.facebook.com/profile.php?id=100001222597359

Resumen:

-Las reglas ¿eh?-giro sus ojos.-Pues no me interesa lo que creas correcto o no, no hare equipo con nadie-

-¿Por qué?-

“La chica nueva no conoce las reglas importantes, -Nunca preguntes por que-“

-Mira-dijo quitándose la banda de la cabeza, estaba sudado y eso le molestaba- te diré una cosa que no debes olvidar-Se pauso un poco y tomo un respiro-Nunca me preguntes por que ¿Correcto?-



TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.



Última edición por Admin el Jue Abr 05, 2012 8:44 am, editado 6 veces
avatar
Admin
Admin

Mensajes : 357
Fecha de inscripción : 27/07/2010
Localización : Mexico

Volver arriba Ir abajo

Re: Reglas Personales. Primera Temporada.

Mensaje  Dorothy AC ㋖ el Sáb Jun 04, 2011 9:53 pm

Ahhh genial nuevo fic si que si, hehe si es tan interesante como Coincidencia seguro estare aqui leyendo cada que actualices XD Shocked Very Happy Very Happy Very Happy Very Happy Very Happy
Besos!! lol! lol! lol!
avatar
Dorothy AC ㋖

Mensajes : 96
Fecha de inscripción : 20/09/2010
Edad : 20
Localización : Mexico, D.F

Volver arriba Ir abajo

Re: Reglas Personales. Primera Temporada.

Mensaje  Admin el Dom Jun 26, 2011 9:39 pm

1. Eres muy rápido, pero no eres tan grande.



No podre sentir por ti, lo mismo nunca más.


Camino con cautela hasta el final del pasillo. Entrando con mala gana, pues sin importar que tan monótono le parecieran las cosas, su cara podía no reflejarlo con seguridad. Se sentó ignorando el alboroto de siempre. Se puso sus audífonos y se perdió en su mundo, otra vez.

-hey…-algo molesto para sus oídos-¡hey!-

Se movió con lentitud y se quito el pequeño aparato -¿Qué quieres?-

-ah…yo…-sonó intimidado, pero no era de sorprender-los apuntes de ayer-tendió la libreta con miedo ante sus ojos y él se lo pensó un poco.

-bien-dijo sin mas y tomo aquello, arrojándolo descuidadamente sobre el pequeño escritorio que tenia frente a el –gracias-


-Creo en mí…y tal vez en alguien más…-


Un torrente de recuerdos se habían acumulado esa mañana, y al parecer no tenían intención de abandonarlo hasta el final del día.

La primera hora paso lenta, aburrida. No ponía atención a lo que decía la persona parada al frente. Nunca lo hacia y sin embargo él siempre obtenía las mejores notas.


-No soy un trofeo ¿Sabes? Algo que pueden llevar por ahí y presumir-

-Nunca dije eso…-



Parecía un día de lo más patético pero, ¿No había sido así los últimos tres años?

Fijo sus ojos en algo que llamo su atención allá afuera. Estaba en el segundo piso pero desde su escritorio tenia la vista perfecta hacia la entrada principal.

Un auto más o menos bien parecido. Un que nunca había visto antes. No pudo ver quien bajo.

Zapatos de tacón rosas. Fue todo lo que alcanzo a ver. Nada importante.

Suspiro arto, lleno de aburrimiento, lleno de nada.

-En este mismo año los tibetanos logran expulsar a los chinos y proclamar su independencia. En 1914, representantes de los gobiernos británico, chino y tibetano celebraron una conferencia en Simla, donde alcanzaron el acuerdo sobre las relaciones mutuas y, específicamente…-

-Disculpe profesor Schimtz-dijo una de las trabadoras de la escuela entrando por la puerta-pero quiero que por favor le den la bienvenida a su nueva compañera…-

“Una tonta y nueva porrista” pensó para si mismo luego de verla entrar. Ni si quiera se molesto en seguir poniendo atención, mucho menos le importo escuchar el nombre de la chica. Predio su Ipod y sonrió irónicamente para si mismo.


Es fácil decir “Te voy a extrañar”

No, no es necesario que lo entienda. No creo jamás poder perder así la cabeza.

Lo hice, de verdad lo hice.



-Proyecto en equipos de dos-

“Equipos” Él odiaba los quipos.

La profesora, que acababa de entrar al aula para ofrecer su clase, luego de que todos salieron un corto lapso a almorzar, explicaba su siguiente labor.

-Al azar, para la próxima semana jóvenes-

Tom no puso atención a la lista de persona que la profesora mencionaba, formando parejas, a algunos les gustaba a otros no tanto.

-Tom y Lisa-

“Lisa, ¡Genial!”Pensó apático.

La profesora termino y justo cuando Tom iba a mencionar su disgusto por su compañera de equipo alguien más, le robo la palabra.

-Disculpe señorita Hezel-un chica, una desconocida para él, la nueva…-creo que olvido darme una pareja-sonrió.

-Oh disculpa, es verdad, es porque aun no te han agregado a la lista, bien tu…-

Le importo un comino ella y hablo por si mismo-¿Seria posible trabajar solo?-

En cuanto sonó su peculiar voz, las miradas se dirigieron a él, el silencio no se hizo esperar.

-No Tom, tienes una pareja y ya lo he decidido-

-Pero profesora-espeto la chica pelirroja, sentada en el primer asiento.-Lisa ni siquiera vendrá esta semana, tiene una sesión de fotos en Miami-

“La tonta-pelirroja-porrista- hablo, como siempre, de mas. Por su otra tonta amiga”

-Oh bueno siendo así, Christine trabajaras con Tom, Tom Kaulitz-la señorita Hezel anoto los nombres en su lista y no se molesto en mirar a Tom, de cualquier modo, no estaría satisfecho.

La chica nueva, Christine, no dijo nada, simplemente asintió.



La última hora acabo y pronto el salón estuvo casi vacio. Tom al percatarse de que era hora de irse, guardo la única libreta que tenia frente a él, la que le había dado James desde la primera hora, por los apuntes. Se paso la mochila por el brazo cuando noto que alguien lo miraba. Se giro cauteloso.

-hola yo…-

Él no contesto.

-Bueno, por lo del proyecto…-

-No trabajare contigo-fue todo lo que dijo y salió de aquella habitación sin mas.

James, desde el otro lado, mirando todo, camino hasta la chica.

-Déjalo, él es así siempre-Ambos lo siguieron con la mirada hasta que desapareció de sus vistas-Hola, soy James-chico de lentes, mas bien vestido de camisa de cuadros y zapatos perfectamente limpios, fajado. Un freaky a simple vista.

-Hola, soy Christine-dijo saliendo de su propio trance-Que grosero-refiriéndose a Tom.

-Si bueno, deberías hacer el proyecto por tu parte, digo, para que así no bajes calificación-

Ella se quedo mirando al piso, pensando -Pero no se como hacerlo, bueno necesitare…-

-¿Ayuda? Puedo ayudarte- Podría parecer idiota, pero no lo era. Ella era linda y él lo noto rápidamente.

-oh…bueno…si, pero ¿Y él? ¿No le importa la calificación?-

-Bueno, lo más probable es que lo haga por si solo, ya sabes, como si el proyecto fuera individual-

-¿Lo conoces mucho?-

-No como a veces me gustaría. Aunque debes saber algo-ella lo miro curiosa-no te metas con él. Si no quiere hacer el trabajo contigo mejor déjalo ahí, si él dice que no, es no-

Tomo lo único que traía consigo por ser su primer día, un bolso. Nada de acuerdo con lo que acababa de escuchar -umm, bueno iré a casa entonces-

Ambos caminaron por las escaleras hasta los casilleros, ella tenia uno ahora pero vacio.

-¿Iras al juego?-

-¿Juego?-

-oh supongo que no lo sabes. Cada martes hay partido, el equipo de beisbol de la escuela es muy bueno, se arma una fiesta ahí-Ella lo miro extrañada. No parecía el tipo de persona que se llevara muy bien con los deportes y las porristas.

-No lo sabia, acabo de llegar a la ciudad, seria buena idea…-Algo a lo lejos llamo su atención, él, el chico del proyecto, ¿Cuál era su nombre? Tom, Si Tom. Caminaba por el fondo del pasillo, al lado contrario de la salida principal -pero tengo unas cosas que arreglar en la dirección-sonrió, mentira perfecta. Siempre funcionaba.

-oh bien, podrías ir el próximo martes, gusto en conocerte-

Hizo un leve movimiento con la mano y en cuanto ella dijo adiós también salió casi corriendo. Lo había perdido momentáneamente de vista.

Llego al final del pasillo y se topo con el cuarto de cambiadores, camino un poco más, las regaderas. Él no estaba ahí. Miraba a través de aquel lugar completamente nuevo para ella, hasta que dio con la enorme puerta que daba hacia las canchas. Las canchas de básquet bol, mas específicamente. Lo busco con la mirada, no estaba ahí tampoco. Un paso atrás, para volver. Espera, algo se había movido. Estaba al borde de una banca, acomodando la banda en su cabeza.

-Ahí estas-Iba directo a él cuando de manera rápida, él comenzó a botar el balón. Ella se detuvo justo ahí, detrás de las gradas.

Lento, un bote, otro y otro mas.

Tiro, encesto perfecto.

Mas botes, aumento de velocidad. El balón se movía de prisa, y él con su cuerpo también. Era un espectáculo único, del que no pudo evitar mirar.

Encesto, varios de ellos.

Camino para estar más de cerca y mirar mejor, se sentó en la primera grada, él no podría verla a esa distancia. Se movía rápido y lento, saltos, flexiones.

¿Qué era este chico?

Sus trenzas.

Estaba deleitándose, perdiendo así la noción del tiempo y espacio. Principalmente su razón de estar aquí.

-¡Y bien!-escucho gritar desde lo lejos – ¡¿Piensas quedarte ahí mirando todo el día?!- la había visto, desde hacia rato ya.

Desprevenida, se paro rápidamente.

-Yo…-cohibida-No te estaba mirando-

Rio sin ganas y se acerco un poco a ella -Seguro ¿Qué quieres?-

-vine por…lo del trabajo en equipo-

-Te dije que...-hablo fuerte, odiaba repetir las cosas.

-Si, lo escuche- ¿Lo dejaba a mitad de hablar? -pero…acabo de llegar aquí y…no creo que-su mirada ahora puesta en ella la intimidaba, era una mirada muy fuerte.

-¿Qué?- impaciente.

-No creo que sea correcto comenzar a tener problemas, la profesora dio indicaciones y debemos seguirlas, esas son las reglas-

-Las reglas ¿eh?-giro sus ojos.-Pues no me interesa lo que creas correcto o no, no hare equipo con nadie-

-¿Por qué?-

“La chica nueva no conoce las reglas importantes, -Nunca preguntes por que-“

-Mira-dijo quitándose la banda de la cabeza, estaba sudado y eso le molestaba- te diré una cosa que no debes olvidar-Se pauso un poco y tomo un respiro-Nunca me preguntes por que ¿Correcto?-

No dio tiempo a la chica si quiera de decir algo cuando camino a paso largo hacia la puerta por donde ambos habían salido.

-pero ¿Qué le pasa?-dijo para si misma Christine cuando él ya no estaba en la cancha. Y aquello le había molestado. No tenia razón para ser tratada así, ella estaba siendo moderada y él, era un patán. Camino de prisa para seguirle y lo encontró frente a un locker, guardando algo.

-Oye, no puedes dejar hablando así a las personas…-

Cerró con fuerza la pequeña puerta de metal y camino evitándola.

-Te estoy hablando-lo siguió, guardando su espacio.

Él entro a un cuarto medio grande y ella no se detenía. Llego hasta su destino y se giro para mirarla. Se quito la camisa, frente a ella.

-Oye ¿Qué haces?-

-Estas en el cuarto de regaderas de hombres, si quieres puedes quedarte, no me importa, solo cierra la boca-

Ella miro el enorme letrero en la pared, donde se especificaba donde estaban, no lo había visto.

“Ciega”

Iba a decir otra cosa pero fue entonces que aquel chico molesto puso sus manos a ambos lados de su cadera, justo en el borde del ancho pantalón.

-Si no te importa, voy a desnudarme-

-¡Dios!-fue lo único que pudo articular y se giro, caminando rápidamente hacia la puerta de salida. Abandono el lugar justo antes de escuchar lo que parecía un sonido de victoria, quizá habría sido otra cosa.

Camino hasta la salida bastante irritada. Ya intentaría hablar con él mañana, o quizá iría con la directora a primera hora, pero no se quedaría así, no, las cosas no se iban a quedar así.

En otro lado, justo debajo del agua, Tom se bañaba satisfecho. Casi siendo capaz de olvidar por un momento, por un solo momento. No, eso era imposible.



Electricidad

Ojo con ojo

No te conozco

No puedo hablar

Nunca he sido inmune

Esto no tiene sentido

Hablas pero no puedo escucharte

¿Te quedaras?...Te necesito.





Notas: Las partes en cursiva son recuerdos y lo que esta en comillas son pensamientos.
Gracias por leer, comentarios y/o sugerencias son bien recibidos.

_________________

We are here, together...just hearing the sound of our hearts beating...no one seems to hear...I love you,♥️A&B.
avatar
Admin
Admin

Mensajes : 357
Fecha de inscripción : 27/07/2010
Localización : Mexico

Volver arriba Ir abajo

Re: Reglas Personales. Primera Temporada.

Mensaje  LifesicKaulitz el Dom Jun 26, 2011 10:10 pm

¡Absolutamente perfecto! Continúa Very Happy
Me encanto, nueva lectora <3
avatar
LifesicKaulitz

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 22/05/2011
Edad : 22
Localización : Venezuela

Volver arriba Ir abajo

Re: Reglas Personales. Primera Temporada.

Mensaje  Dorothy AC ㋖ el Lun Jun 27, 2011 6:44 pm

Muy muy bueno
se ve que este fic estara muy interesante Very Happy sigue si
cheers cheers
avatar
Dorothy AC ㋖

Mensajes : 96
Fecha de inscripción : 20/09/2010
Edad : 20
Localización : Mexico, D.F

Volver arriba Ir abajo

Re: Reglas Personales. Primera Temporada.

Mensaje  Admin el Mar Jun 28, 2011 4:28 am


2. Olvidando aquellas mentiras, creyendo que en su efecto no pasara a la otra vida.




-Las cosas han cambiado los últimos meses, ya no son lo que solían ser…-

-Si tan solo pudiera cambiar…-

“¿Realmente crees que vale la pena?”

-Estoy cansada de intentar y fracasar…-




Un nuevo día. Monótono e insípido.

Tomo sus libros del casillero y fue directo al salón de clases. La misma rutina. Ella probablemente ya no lo molestaría, así que estaba bien por ahora, una hormiguita más que poner al día.

Se acomodo como de costumbre y tomo su aparato de música, tan prioritario para él como la vida misma, apenas comenzaba a sonar la primera canción cuando algo llamo su atención, o mas bien pasaba que él era muy bueno para estar en nada y en todo a la vez.

La prefecta lo miraba desde la puerta. Las clases no habían comenzado aun así que, se pregunto que querría. Le hizo una señal de “ven aquí” con el dedo. Maldición.

Camino cauteloso hasta ella y cuando hubo estado lo suficiente cerca le indico que la siguiera. No dijo nada, solo camino.

“La Dirección” perfecto ¿Y ahora quien lo había acusado? ¿Quién se había atrevido siquiera?

-Pasa por favor Tom, y deja de escuchar música un momento-obedeció ante la orden de la directora, sin expresión alguna-Hace tiempo que no te veía-

-Si bueno, las cosas han ido bien-mentira- ¿Para que soy bueno?-directo al grano.

-Tengo una pequeña queja de ti-

“Queja”

-Usted dirá-Ella esperaba a verlo reaccionar, pero él seguía siendo el mismo que llego hace dos años. Él mismo que no podía “psicologiar” con la mirada, con sus palabras, simplemente imposible.

-Se que te gusta trabajar solo, pero reglas son reglas Tom-

“Ella” hizo una sonrisa fingida.

-¿Así que, ha venido a quejarse la niña nueva?-

-No es una niña ya es toda una señorita y por favor Tom, respétala y haz tu labor como estudiante, obedece a los profesores- choco uno a uno los dedos de la mano sobre el escritorio de madera varias veces.

-Bien-dijo volviendo con la música a sus oídos-Lo hare-Y salió de nuevo hacia el salón. Descontento, de no poder decir que no. Tener calificaciones impecables tenia sus desventajas, empezando por su comportamiento a simple vista. La clase comenzó y ni siquiera se molesto en buscarla entre los alumnos, ella vendría por si sola. Ahora que lo había acusado, aprendería unas cuantas reglas personales.



Llego el almuerzo, Tom no salió como de costumbre y solo se quedo observando algunas cosas en su portátil, leyendo con cuidado hasta que vio que todos volvían a clase. Era hora de entrar. Lo primero que vio fue a ella, caminando directo a él. Ya se había tardado.

-Entonces para lo de…-

-Viernes en mi casa, a las 5:00, se puntual-

Todos habían oído eso, todos.

-¿Ira a su casa?-

-Si, si, lo he oído-

-Oh que suerte-

-¿Suerte? Te equivocas-

-no pero…-

-¡Jóvenes a sus lugares!-



Miércoles acabado.

Jueves lo mismo.

Viernes, ¿viernes de tarea en quipo?

Tom estaba acomodando sus libros en el casillero. Dispuesto a volver a casa temprano, cuando sintió a alguien detrás de él, giro su cara.

-¿Se te ofrece algo?-

-mmh yo…-se tomo un mechón de su cabello café claro y miro a otro lado-A las cinco estaré ocupada, ¿Podríamos hacerlo el sábado…lo de la tarea?-

-¿Qué?- ¿Y se ponía sus moños?

-Si lo que pasa es que...-

-No me des explicaciones, hagámoslo ahora mismo entonces, sígueme-Eran alrededor de las doce del día, tenían hasta las cinco, con eso bastaba.

-Bi-bien-camino detrás de él, sintiéndose claramente extraña al ser observada de forma curiosa por algunas personas en el corredor.

Llegaron al estacionamiento y Tom se paro frente a un Porsch plateado. Hermoso.

-Sube-dijo rápidamente y él subió también. Manejo de prisa como acostumbraba y llegaron enseguida. No se tomo la molestia de decirle que bajara, era algo obvio ¿No?

Camino al interior de la casa y dejo la mochila en el primer sillón que le paso por enfrente. Casa grande y hermosa, como el Porsch. Él tenía buen gusto.

-Entra-dijo viéndola parada en la puerta observando, no había ruido, ni había señal de que hubiese alguien mas en aquella enorme casa. Tom camino hasta una puerta que había al final de la sala, el estudio, entró y esperó que ella lo siguiera, estando ahí, le indico que se sentara -Ya empecé a preparar las cosas, ayúdame un poco con esto-le dio una hojas para que adornara el marco de ellas, mientras él hacia el trabajo difícil.

-¿Qué? ¿Haz empezado ya? ¿Y sin que ambos lo discutiéramos?-

Él no contesto.

-No me ignores-



Un rato después.

-Bien lo hare- Él era guapo, daba una sensación de escalofríos pero era guapo. No importaba, nunca mas volvería a tratar con él, acabado el proyecto, las dejaría por la paz. Algo no estaba bien con él y Christine no quería problemas.

Trabajaron en silencio. Luego de un rato Tom se puso de pie y dejo la habitación sin decir nada.

Volvió y antes de entrar se quedo mirando como ella se esmeraba en dejar algo en perfectas condiciones. No bacilo en hacer algo de lo que ella se molestaría.

-Traje té-dijo en tono medio fuerte, haciéndola a ella saltar de la sorpresa, arruinando el trabajo.

-Oye, me has asustado, y ahora esta hoja…-se volvió al escritorio donde trabajaba, molesta.

-Déjame ver-dijo él llegado a su lado- No fue nada-dijo agachándose un poco para ver mas de cerca, cerca…de ella -No pasa nada, solo…-ella estaba respirando no, corrección, su corazón sonaba a través de su pecho de forma acelerada -Te traje algo de té-lo puso sobre el escritorio--si no lo quieres solo déjalo ahí-se alejo y continuo con lo suyo.

Ella lo observaba por cortos lapsos de tiempo, suponiendo que él no se daba cuenta. ¿Por qué momentáneamente se había puesto nerviosa? Le asustaba, eso le asustaba.

-¿Por qué le has dicho a la directora sobre el trabajo en equipo?-soltó tan de repente que nunca ella se lo espero.

-¿Qué?-

-Si, me has acusado. Creo que debemos hablar al respecto-

-¿Hablar? Tú no querías tomar tus responsabilidades, y yo solo actué para nuestro propio bien-

-¿Nuestro?-

-Si, estamos juntos en esto-

-Suena como si te importara-

-De ninguna manera, no te confundas-

-¿No eres tu lo suficientemente capaz de arreglar las cosas en vez de andar de niña tonta y mimada con la directora?-cambio el tema, solo de momento.

-¿No me digas? ¿Yo soy la niña tonta y mimada? ¿Quién fue el que no quiso hacer las cosas desde un principio por un simple berrinche? Y si, puede que haya ido con la directora, pero al final conseguí lo que quería, no tener problemas con la profesora-

-Te falta mucho por aprender. Tienes que entender que las cosas aqui tienen un orden-Su voz sonaba fría, molesta, rígida.

Ella no dijo nada, pero tampoco se giro a mirarlo, temía ver sus ojos, de alguna extraña manera.

-Regla numero uno: Nunca preguntes por que-

-¿Qué? ¿Tienes reglas? ¿Te crees dios o que?-

-Regla numero dos: Cuando digo no, es no-

-bah-

-Regla numero tres y la ultima por ahora: No vuelvas a acusarme nunca más, o no volverás a poner un pie en la escuela-

“Debe estar bromeando, seguro que si”

-No estoy bromeando, va enserio-

-¿Y que pasa…-

-No pasa nada, solo sigue las reglas, mi autoridad, mis reglas personales-

No supo que decir a eso, se quedo intranquila, hasta que noto que pasaba de las seis -¡Dios la hora! Olvide la hora-exacto y Tom no, pero no le dijo nada a propósito -Ya no importa, Ann tendrá que esperar hasta la próxima vez para ir de compras- pensó en voz alta Christine.

“! ¿Que?!”

-¿Ibas a ir de compras? ¿Ibas a dejar de hacer la tarea solo por eso? ¿Y que pasa con la responsabilidad y esas cosas?-

-Si iba de compras, pero no es como parece yo…-

-No, seguro no, me alegro que se te haya pasado la hora-

-No sabes lo que dices- seria.

-No, tu no lo sabes-se levanto y haciendo un movimiento brusco se rasgo la mano con la enorme chaqueta -Mierda-

-¿Qué paso?-quiso sonar desinteresada.

Él no contesto y camino fuera, hacia la cocina. Ella lo siguió por puro instinto.

-Déjame ayudarte-dijo al ver que tenia dificultad para destapar el alcohol con la mano izquierda.

-No es necesario, déjame-

-Que me lo des-le arrebato el bote y lo abrió con facilidad, tomo algodón y lo empapo con el mismo-Tu mano-

-No-

-No te hare nada listo, quiero ayudar-

Se acerco a ella, dándole la mano y dejando que lo curara. Ignorando por completo la herida y centrando sus ojos en los de ella.

Christine no tardo en darse cuenta y se sintió ruborizar. Un poco, solo un poco.

-¿Qué pasa? Luces como si tuvieras fiebre-

-Alucinas-se apresuro-Listo-dijo separándose rápidamente, asustada-Creo que debo irme, es tarde-

-Bien-dijo él recargado contra la parte central de la cocina. Una cocina enorme- Yo terminare el trabajo, puedes irte tranquila a comprar zapatos, oh ya se te paso la hora ¿Cierto?-Sarcasmo y burla-Bueno al menos pasaste la tarde conmigo, mañana puedes presumirlo en la escuela-Arrogante, tan patético.

-Si seguro, y tú podrías hacer lo mismo-

-No olvides las reglas-dijo ignorándola. Le dio la espalda y subió las escaleras, sin importarle si hacia algo, no lo haría, sabía la clase de persona que era, a diferencia de ella, que no lo conocía ni por asomo.



“Toma este corazón roto y arréglalo

Te estoy perdiendo por una gran sonrisa en mi cara

Ya no quiero estar sentado justo aquí pero ¿Qué?

Y puedo ver tu cara y puedo escuchar tu nombre

Pon algo de atención a tus pequeñas y desfiguradas intenciones”











Gracias a las chicas que leyeron y a las que comentaron. Saludos.

_________________

We are here, together...just hearing the sound of our hearts beating...no one seems to hear...I love you,♥️A&amp;amp;B.
avatar
Admin
Admin

Mensajes : 357
Fecha de inscripción : 27/07/2010
Localización : Mexico

Volver arriba Ir abajo

Re: Reglas Personales. Primera Temporada.

Mensaje  Nicol (Nikki) Kaulitz ㋖ el Miér Jun 29, 2011 10:05 pm

Wow! Me Encanta, juro que si. O_O
Está fascinante.. aww.... No tengo palabras solo, Muy bueno (Y)
Me gusta tooodo! la narración, cuando piensan, en la forma como detallas las escenas, los pensamientos, esas partes en cursiva que.... me dejan pensando, no se muy misterioso ;D y ante todo me gustó... como se comporta Tom (jeje eso me gusta muucho, se oye muy sensual siendo un patán xD No se suena tan irresistible, tan modesto como siempre pero en este caso aun mas modesto) En conclusión tengo que felicitarte, una vez mas lo has hecho o_O No se como lo haces pero bueno.... supongo que cada quien tiene sus dones y bueno el tuyo es este, Escribir Very Happy felicidades amiga; Me Encantó de verdad el fic ^^
Solo me queda pedirte que publiques pronto, por favor!!! no seas malita y complacerme si?? (*-*) Ojitos del gato de shrek xD Please quiero saber si.. seguirán hablando, se harán amigos (o mas que eso xd) cuando se empezaran a gustar?, cuando Tom se dejará ver en las duchas por Christine? xD esta bien no... era bromeando jaja ñ_ñ
Bueno amiga SIGUE!! Pronto eh Wink Te quiero linda<3 Smile
avatar
Nicol (Nikki) Kaulitz ㋖
Admin

Mensajes : 271
Fecha de inscripción : 28/07/2010
Edad : 21
Localización : Bogotá - Colombia

http://tokiohotelfics.foro-mexico.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Reglas Personales. Primera Temporada.

Mensaje  Admin el Jue Jun 30, 2011 3:31 am

3. Enganchada. Todo ha cambiado nuevamente.


A veces siento que he perdido algo que jamás remplazare

A veces creo que hago cosas que no valen la pena

Estancado en el sistema

Quizá amé a alguien que nunca le importo mi amor.



No podía seguir recordando todo el tiempo ¿Desde cuando sus sentimientos enterrados estaban tan renuentes?

Froto sus ojos, y al ver el reloj, vio que era un poco tarde. Tomo su ropa y se apresuro a salir.

Era lunes y los lunes eran diferentes a cualquier día de la semana. Se sintió un poco aliviado.

-Buenos días señor Kaulitz-dijo el profesor de la primera hora, a él ya se lo tenia ganado, así que llegar dos minutos tarde no representaría ningún problema.

-Bueno días-

-Espera…-dijo deteniendo su paso por entre la fila que daba hasta su lugar habitual-Justo estaba explicando a tus compañeros la siguiente ecuación. Yo se que la entiendes bien ¿Podrías pasar al pizarrón a resolverla?-

No dijo nada, y alguna vocecilla femenina hizo un tipo chiflido. Lo omitió también. Paso y aquella aparentemente difícil ecuación fue resuelta por él en menos de un minuto.

-Muchas gracias Tom, ¿Lo ven jóvenes? No es tan difícil-espeto el profesor de Física frente a la clase.

Ella quien desde temprano había notado su no presencia, no quito ojo hasta que hubo acabado de escribir y fue directo a sentarse, era un chico curioso, alguien muy curioso.



La clase de física los lunes era de tres horas, y para cuando fue hora de almorzar, Tom salió al pasillo con algo en la mano y Christine fue directo con el profesor antes de que él dejara el aula.

-Señor Mu, se que sonara tonto pero, nunca he sido muy buena en física y ahora que acabo de comenzar en esta escuela, me gustaría no perderme detalle de nada por eso… ¿Habrá posibilidad de que me de algunas clases extras?-

-oh bueno, me alegra tu entusiasmo en mi materia pero, yo trabajo durante las tardes también, simplemente no se me da el tiempo aunque…puedo decirle a alguien que te ayude-

Ella no lo pensó tan rápido, hasta que callo en la cuenta de quien ere ese alguien. En el fondo de su mente, lo había visto venir.

-oh yo…-

-Joven Kaulitz-lo llamo dejando a la chica atrás, demasiado tarde –Podrías ayudarme un poco con una alumna, ¿recuerdas como Catherine mejoro mucho al año pasado gracias a ti?-él asintió, llevándose una manzana a la boca, justo fuera del salón, en el pasillo- Con esto, podrías incluso estudiar y convertirte en maestro algún día, se te da lo de enseñar-Él asintió nuevamente, aun sin decir nada -Entonces ¿Lo harás?-

Christine se quedo pasmada, detrás de la puerta, queriendo detener al profesor pero al mismo tiempo sin decir nada.

-¿Quien es?-

-La chica nueva, Jewell…Christine Jewell-

“Christine Jewell” No recordaba haber escuchado su nombre antes, quizá si pero en ese instante un brillo le paso por los ojos -La nueva, oh si, no hay problema señor Mu, le enseñare muy bien como están las cosas por aquí-doble sentido, dirigido para ella, Tom se había dado cuenta que estaba escuchando todo. Ellos en el pasillo, ella detrás de la puerta del salón.

-Gracias, eres muy buen muchacho-

De pronto él se tenso un poco, recordando algo repentino. Pero lo dejo ir al instante. No dijo nada y entro al salón. Todos habían salido fuera, excepto ella, que lo seguía con la mirada hasta que él llego su lugar -¿Qué miras?-Dijo cretino-¿Te gusto o que?-

“Maldito tonto, aborrecible, simplemente aborrecible” “Guapo, increíblemente guapo”

-No necesito que me enseñes, buscare como arreglármelas sola-

-¿No quieres?-

-No quiero contigo-

-mmhh-saboreo la manzana, lamiendo sus labios. Ella lo miraba fijo -¿Por qué no? Trabajamos bien el otro día en casa, podríamos repetir-estaba de buen humor, mas de lo normal.

-No creo que quieras, pareces muy ocupado-

-Pues…-la manzana a su boca, roja, contrastando con su blanca piel y su cabello tan negro ¡sexy!- no importa, igual todos me tienen miedo, no cambia nada-fue a propósito y ella no lo vio a simple vista. Había quedado enganchada a él, justo en ese momento. No le paso por la mente, nada en absoluto. Pero, sobre todas las cosas que pudiera creer, estaba muy lejos de imaginar que, en muy poco tiempo, ella también quedaría reducida a su autoridad.

-Bien-dijo y no quiso mirarlo más, se sentó en su silla, unos asientos por delante del de él. Y ella sabia bien que la miraba, lo podía sentir tan fuerte en su espalda pero no se giro ni un momento.



-¿Cómo te fue con lo del proyecto?-pregunto James curioso cuando habían acabado ya las clases del lunes.

-Bien, al final logre que lo hiciéramos juntos, la profesora nos puso nota alta-

-Wow Felicidades-dijo casi coqueto, no era feo pero si algo raro- Y ¿Cómo lo convenciste?-dijo refiriéndose a Tom- ¿Le dijiste que harías todo tú sola? ¿Le pagaste?-

-Lo acuse a la dirección y accedió, así de simple-

-¿Qué? ¿Por qué hiciste eso?-

-Trate de hablar con él y no me escucho así que…-

-Pero es una de las reglas-

-¿Qué con eso de –Las Reglas-? Suena tan estúpido-

-Una de las reglas es no acusarlo, bajo ninguna circunstancia-

-Tonterías, lo obligue a que hiciéramos el proyecto y fue todo-

-Pero…-

-¿Por qué tanto alboroto? No es como que moriré o algo-

-No claro, es verdad pero, las reglas aquí se respetan-

-¿De que hablas? Nadie aquí lo toma en cuenta, esto es ridículo-

-Todos aquí lo respetan, bueno al menos las personas influyentes e importantes, como las porristas, los del equipo de beisbol y…los maestros y…-

-¿Por qué?-

-Porque es aterrador ¿No es eso acaso suficiente?-

-No tiene sentido-

-Claro que lo tiene, el tiene poder, es alguien con un especie de hechizo, tiene algo raro en él, es muy extraño-

-Estas demente, no hay nada que temer. Él es tan normal como cualquiera, lo vi cuando fui a su casa, un poco coqueto pero, nada fuera de lo normal-

-¿Qué Tom hizo que?-Una chica, bastante normal y nada sobresaliente se acerco a la platica.

-Dice que es coqueto-

-Imposible-dijo la chica pequeña y chistosa.

-¿Por qué crees eso?-Christine comenzaba a impacientarse sin razón.

-Porque el nunca mira a ninguna chica, bueno si pero, no como ellas quisieran-

-Dicen que es gay-susurro James por lo bajo.

-¿Deberás lo crees?-Christine rio, burlándose a sus espaldas. A espaldas de Tom.

-Si, pero por favor, en caso de que no, nunca digas que lo mencione, nos llevamos bien hasta eso, no quiero problemas-

-¿Qué se llevan bien?-casi grito la chica de ojos orientales-Por favor, si solo le pasas los apuntes de las ultimas horas del lunes y es todo. Jamás han tenido una conversación de más de dos minutos.

-Eso ya es algo, comparado contigo- ¿Se iban a pelear por eso?

-Es verdad, no le he visto en las últimas clases ¿A dónde va los lunes?-pregunto curiosa Christine.

-No lo sabemos, si con trabajo y nos voltea a ver, ¿Cómo crees que no diría algo así?-
James sonaba muy seguro, quería meterle miedo, eso era todo. No funcionaria.

-Pues se lo preguntare cuando me explique Física-

-No te atreverías, seria romper una regla-

-Sigues con tus reglas, ¿Alguna vez has visto que haya hecho algo malo a alguien solo por –Romper una regla estúpida-?-

-Si, bueno, gracias a ello han corrido a cinco de la escuela, sin más, expulsados si mas-James decía el chisme con condimento, eso seguro.

-Y no supimos más de ellos, quizá ahora estén muertos-

-Jajaja-que tontería rio Christine-Imposible-



Lunes por la tarde, Tom volvió a casa. Y antes de dormir, extrañamente pensó en ella, como si nada, le vino a la mente pero desecho la idea al instante. Necesitaba alguna nueva distracción, algo en que invertir mas su tiempo…


-Ella es diferente-

-No realmente-

-¿Por qué haces esto? ¿Cuál es tu objetivo?

-Creo que aun no lo entiendes, el día que él se valla, no volverás a sonreír como lo haces ahora-

-…-












Gracias por los comentarios (Nicol), me alegra que les haya gustado. Subo muy pronto.
I love you

_________________

We are here, together...just hearing the sound of our hearts beating...no one seems to hear...I love you,♥️A&amp;amp;B.
avatar
Admin
Admin

Mensajes : 357
Fecha de inscripción : 27/07/2010
Localización : Mexico

Volver arriba Ir abajo

Re: Reglas Personales. Primera Temporada.

Mensaje  Nicol (Nikki) Kaulitz ㋖ el Jue Jun 30, 2011 1:17 pm

Ay Dios mio, estoy taan confundida ._.
Porque le temen tanto si el es un encanto, jajaja bueno aquí no lo es mucho, pero me gusta como se comporta con christine ^^ En fin!! Que será eso tan malo que les hace a la gente cuando "rompe una regla" :S
Y... porque no habla con nadie, que oculta? o.O
O aun mas dudoso, ¿esos pensamientos que...? Habla solo o con alguien.... ? Suspect
Bueno bueno, ya... dejare mis preguntas a un lado y esperaré a que todo empiece a aclararse ñ_ñ
Y amiga me complaciste... GRACIAS! GRACIAS!<3 Te Adoro, no sabes lo feliz que me puse al ver que habías posteado Very Happy Espero el próximo sea pronto también porque me remuerden las ganas de solucionar todas mis preguntas ._. Y de imaginarme a Tom como profesor jojo (Por cierto también necesito profesor de Fisica porque soy pésima! :s Será que Tom em puede ayudar? xD) jajaja Quiero saber pronto como les va, porque parece que kaulitz le està gustaando alguieen no? Jaja Yo se, pregunto mucho xd pero es que.... Me encantan los fics así, que me dejan sacar mis propias conclusiones... jaja Viel Danke freund, no dudes en seguir pronto si' Wink Te quiero
avatar
Nicol (Nikki) Kaulitz ㋖
Admin

Mensajes : 271
Fecha de inscripción : 28/07/2010
Edad : 21
Localización : Bogotá - Colombia

http://tokiohotelfics.foro-mexico.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Reglas Personales. Primera Temporada.

Mensaje  fernanda d kaulitz el Jue Jun 30, 2011 9:47 pm

woooaaoohh me gusto la nove
aaa me gusto no tengo palabras para describir hahah
bueno siguee publicando (:
avatar
fernanda d kaulitz

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 04/11/2010
Edad : 20
Localización : pto.vallarta,jal. mexico

http://facebook.  fernanda d kaulitz

Volver arriba Ir abajo

Re: Reglas Personales. Primera Temporada.

Mensaje  LifesicKaulitz el Vie Jul 01, 2011 3:20 pm

¡No! Como te atreves a dejarlo hasta allí D: Continúa!
está demasiado bueno!
Shocked
Postea pronto! Very Happy
avatar
LifesicKaulitz

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 22/05/2011
Edad : 22
Localización : Venezuela

Volver arriba Ir abajo

Re: Reglas Personales. Primera Temporada.

Mensaje  Admin el Sáb Jul 02, 2011 11:29 pm

4. Hazlo. Incluso si para ti es un principio no intentarlo. Cuéntame de ti…



Viento frio en mi corazón

Viento frio en mi cabello

Más frio de lo que no podría

Y nunca volverá a ser como alguna vez fue

Todas las estrellas allá arriba

Dejan huella dentro de mí

-¿Alguna vez te he mentido?- pregunto casi en silencio.

Y tu solo ríes.



Absorto en sus labores, revisando los últimos deberes de la empresa. Empresa que por un accidente, había acabado en sus manos y a su mando.

Tom tomaba café, esperando paciente la tarde. Tocan la puerta, debe ser ella.

-Hola, yo…vine a estudiar-

Sin expresión en su cara, simplemente la hizo pasar -Claro, ve al estudio- le indico.

Entro a aquella habitación donde ya había estado antes y esta vez, observo con detalle todo a su alrededor. Paredes blancas, un estante enorme de libros, el escritorio con la computadora, una mesa de estudio, un sofá enorme y a simple vista lujoso. Escucho pasos y se sentó de prisa frente a la mesa, tomando su libreta de apuntes.

-Bien ¿Por donde quieres empezar?-se sentó a su lado, a algo más de medio metro.

-Yo amm, desde el inicio del semestre, explícame lo que han visto-

-mmh bueno, comenzaremos con el modelo de Borh-



Una hora y media más tarde.

-y así es como se llega al principio de incertidumbre de Heisemberg-

-bien, eso lo entiendo pero…-

-Espera-dijo deteniéndose un momento-descansemos un poco-

Silencio, no incomodo. En realidad, todo lo contrario.

-¿Vives solo?-

Tom dejo su celular en la mesa, el cual tenia tiempo revisando y la miro. Un segundo pasó y él la miraba sin parpadear, Christine se sentía extraña antes esa mirada, había algo detrás de ese semblante de chico rudo, algo difícil de descifrar.

Tom al notar como ella lo miraba, desvió sus ojos, comprendiendo su intención de querer descifrar sus secretos. Su mente todavía se aferraba a las imágenes de su pasado, como lo había hecho desde hacia unos días. Con frecuencia sus recuerdos volaban hacia esos pequeños detalles con tanta intensidad que casi podía darse el hecho de flaquear.

A medida que su corazón vagaba mas a fondo de todo lo que tenia guardado en su pasado, comenzaba a apreciar mas los pequeños detalles de los que nunca fue consciente, dándose cuenta de que el tiempo deja a tras las cosas, mas jamás las olvida, no obstante, no había razón para desistir a ese constante pensamiento de pesimismo, esa creencia de que en algún lugar estaría ella, sin preocupaciones, sin remordimientos.

-¿Tom?-

-Si-dijo seco, como si fuesen esos mismos pensamientos lúgubres los que le dejaran saborear sobre su lengua un sentimiento amargo y dejara de lado, y por mucho, el sabor dulce del café –Vivo solo-

-¿Por q…digo ¿Y tus padres?-

-No me preguntes de mi vida, sinceramente me aburre hablar de estas cosas-una salida simple pero ¿Porque parecía comportarse distinto? ¿Qué tenia esta chica que le hacia olvidar? ¿Olvidar? No, no esperaba algo así de bueno en la vida. Se habían acabado las cosas buenas cuando él murió. Punto -¿Qué?-

Christine lo miraba, directo a los ojos. Los ojos. El espejo del alma.

-nada, yo… solía vivir en Londres, y tuve que mudarme aquí por el trabajo de papa. Es un poco difícil vivir en el constante cambio de ciudad, pero de alguna forma, me siento mas tranquila en Alemania, pasaron cosas en Londres por las que no me gustaría volver, al menos no de momento-

-¿Por qué?-

“Ah, él si puede preguntar por que” Quería echarle en cara el tema de sus estúpidas reglas pero sabia que no era el momento.

-Porque me trae malos recuerdos, ya sabes, como cuando sucede algo malo y tú solo quieres huir, lejos, a un lugar donde no conozcas a nadie-

No dijo mas, esas palabras le estaban doliendo. Si, tener que dejar tu hogar e irte lejos, no era algo de lo que no fuera consciente, y le enfurecía y al mismo tiempo le tocaba las fibras sensibles del corazón. Ambas y ninguna de las dos.

Hogar ¿Qué era un hogar? Un refugio, un santuario. Un lugar donde podías vivir en paz, al menos, donde sabias habría alguien esperando por ti, alguien con quien al menos pudieras hablar, que te escuchara…No, Tom no tenia un hogar, ni aquí ni en América. Era finalmente, la misma historia triste la que cargaba en sus pensamientos, un remordimiento que no debía existir en su corazón y una necesidad escondida de amor.

-Sigamos estudiando-dijo acomodándose nuevamente a su lado, esta vez, mas cerca.

-Claro-dijo ella.

-¿Qué pasa si elevamos aquí?-

-Bueno primero…-

Mas cerca, sus labios hablaban preciso y conciso. Sus manos se movían en la hoja de forma uniforme. Trazos perfectos, tenia una letra impecable.

….

-Solo debes repasara bastante y…-

-Tom, he oído cosas de ti en la escuela-

Una media sonrisa quiso asomarse por su rostro, una sonrisa de satisfacción - ¿Si? ¿Qué cosas?-

-Cosas sobre tus reglas-

-No creas nada de lo que escuches por ahí, todo son solo rumores-

-¿Por qué entonces…-parecía un buen tipo ahora que lo trataba de cerca, los chismes de James y su amiga solo eran parte de una rutina escolar de instituto, siempre es necesario que se hable de algo entre los estudiante y eso a Christine no le había sorprendido. Era cierto que Tom a veces parecía perderse en sus pensamientos pero, ¿No era eso algo común en las personas? Incluso ella lo hacía de vez en cuando.

-Es algo tarde. Deberías volver a casa-cerro la computadora y camino hasta la puerta.
Había una llamada en su celular. Cosa que lo había puesto un poco tenso. Tenía que tomar esa llamada y con Christine ahí seria imposible.

-…si bueno, hablaremos después-

“¿Después?” ahora no tenia tiempo de pensar demasiado -Esta bien-

Se fue, ahora con la mente más “fresca” a la física cuántica. Necesitaría repasar un poco más pero por ahora, su atención estaba puesta en él. Quería saber de él, quería y al mismo tiempo, algo le decía que se alejara, que no volviera a tratarlo y casi seguramente, no lo haría.

Tom representaba riesgo. Y el riesgo es algo que llama incluso por encima del buen comportamiento.



Creo en el silencio de una persona muerta

Creo que nadie puede amarme

Pero odiarme a mi mismo lo tengo prohibido

Y eso parece como un verdadero milagro

Que tú aun existes a mi lado

Cuando sonríe, ya no me hace sentir nada

Por todo lo que aun queda por venir, y todo lo demás se resume en…

Lo que tú ríes

Y todo lo demás se resume en…

Que ya no importa para mí.











Muchisimas gracias por los comentarios, aqui y en face. Gracias, espero les guste.


_________________

We are here, together...just hearing the sound of our hearts beating...no one seems to hear...I love you,♥️A&amp;amp;B.
avatar
Admin
Admin

Mensajes : 357
Fecha de inscripción : 27/07/2010
Localización : Mexico

Volver arriba Ir abajo

Re: Reglas Personales. Primera Temporada.

Mensaje  LifesicKaulitz el Dom Jul 03, 2011 11:34 am

¡My gá! porque lo dejaste hasta allí! D':
Continúa, el suspenso de su vida pasada me está matando. Shocked
¡Que ha pasado allí! Postea pronto *-* Very Happy
avatar
LifesicKaulitz

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 22/05/2011
Edad : 22
Localización : Venezuela

Volver arriba Ir abajo

Re: Reglas Personales. Primera Temporada.

Mensaje  Nicol (Nikki) Kaulitz ㋖ el Lun Jul 04, 2011 2:01 pm

Cielos!!! o_o
Me sorprende mas este fic, está estupendo!! Cada vez se destapan cosas nuevas... y a mi parecer bastante Sorpresivas... Ademas eso de que Tom sea distinto con ella me parece muy lindo. *-*
Ay! Amiga hermosa, continualo pronto porque de verdad me gusta muuucho Very Happy
sigue almiss<3
bounce
avatar
Nicol (Nikki) Kaulitz ㋖
Admin

Mensajes : 271
Fecha de inscripción : 28/07/2010
Edad : 21
Localización : Bogotá - Colombia

http://tokiohotelfics.foro-mexico.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Reglas Personales. Primera Temporada.

Mensaje  Admin el Mar Jul 05, 2011 9:38 am

5. Ahora si son serios problemas.




De pie, frente al cristal del aula. Mirando impaciente hacia el pasillo y él, nunca llegó.

………

Una semana entera había pasado y Christine no lo había visto por la escuela. Si, era cierto que no tenia razón para preocuparse y si, tampoco debería importarle. Pero lo hacia, estaba preocupada y muchas cosas le pasaba por la cabeza al ver aquel asiento vacio.
No era que estuviese enamorada o creyera que le gustara. Llamaba su atención y no, no al punto de tenerlo como amigo. Quería algo más y al mismo tiempo, no lo quería.

Tom era una persona extraña. Esa era la palabra y entonces ¿Por qué no simplemente dejarlo ir?

-¿Tienes los apuntes de Química orgánica?-

“James”

-¿Cómo? ¿Química?-sentada en una banca fuera de la escuela.

-Si, los necesito y también…-se tomo su tiempo para continuar.

-¿También…?-

-¿Iras a estudiar con Tom en estos días?-se acomodo los lentes, inseguro.

-no yo…- “¿Estudiar? Claro y de paso podría ir y echar un vistazo a su casa, y quien sabe, saber que había pasado con él la ultima semana”- si, iré hoy en la tarde-

-ah…-no sonó muy creíble pero James no preguntaría mas-bien ¿podrías darle los apuntes del Lunes?-le extendió la libreta a Christine.

Ella se puso de pie y la tomo -Claro-



Durante la tarde. No muy segura de lo que haría tomo las llaves de un auto y subió a el.

-¿Y si no esta? ¿Y si me corre? O quizá me agradezca el que lo visite…-

Cinco minutos después, aun en el auto en la cochera de su casa.

-Tal vez tuvo un accidente, o se enfermo-

Se miro en el retrovisor. Insegura nuevamente.

-Bien, lo hare, si termina odiándome no perderé nada-

“Claro que perderé”

Arranco, libremente confundida.

El timbre. Uno. Dos. Tres veces. Iba a dar la vuelta cuando logro escuchar algo. Se detuvo en seco y espero un poco más. Hasta que Tom finalmente abrió la puerta.

Se miraron al menos diez segundos. Tom lucia diferente.

-¿Si?-

-Ho-hola, quería…bueno yo…-

-pasa-dijo él seco, caminando hasta la sala principal. Sentándose ampliamente sobre el sillón más grande.

-¿es-estas bien Tom?-se sentó en el mismo sillón, del otro lado. Dudando.

-Si ¿Por qué habría de no estarlo?-

-No, claro, no hay razón solo que…has faltado a la escuela últimamente y…-

-¿Te preocupaste por mí?-

Ella lo miro directo a los ojos. Ese olor era…si lo era, era alcohol.

-¿Estas tomando?-eran alrededor de las 6 de la tarde en jueves - ¿Qué pasa Tom?-

-Deja de hacer tantas preguntas y mejor contesta las mías-

-pero es que…-

-Como sigas buscare la forma de callarte y probablemente no te gustara-cerro sus ojos un segundo, masajeando su cuello con sus manos-o quizá si-

Lo miro algo asustada. ¿No debería estarlo? ¿Cierto?

-Bien-

-Bien-

-…

-…

-¿Entonces?-

-¿Entonces qué?-

-¿No me dirás nada?-

-¿Nada de qué?-

-De por que no has ido a la escuela, porque luces tan extraño y por que estas tomando a tan temprana hora y “solo” en tu casa-

Tom la miro inquieto-Bien, cambiaremos algo-

-¿eh?-

Se puso de pie y camino hasta el mini bar. Sirvió dos tragos y los llevo consigo hasta la sala, sentándose esta vez, más cerca de ella.

-Toma conmigo, así no será raro que lo haga yo solo-le dio la pequeña bebida.

-¿Qué? ¿Estas loco? Yo no tomo-

-bah, como me lo esperaba- Con el pequeño vaso de cristal en su mano, lo llevo hasta su boca y lo tomo de un solo trago. Se quedo mirando al frente, sin moverse. Esperando porque ella dijera cualquier cosa.

-Eres muy extraño-

-Tú también lo eres niña consentida-

-¿Te parece que soy consentida?-

-Solo es un trago de alcohol, mira que cantidad- se puso de pie, enfadado –Dámelo, así lo aprovecho mejor yo y sinceramente, las personas así, me aburren. Vete-

-¿Me estas corriendo?- “Debí haberlo imaginado”

-Dámelo-ordeno sin más.

-No, no lo hare. ¿Y que si me lo tomo?-

-Si lo haces, te beso-

Un escalofrió le corrió por el cuerpo entero. Trago en seco, sin esperarlo. Se puso de pie. No estaba dispuesta a dejarse vencer por sus palabras tan fácil. Era testarudo pero no imposible. Así que, si quería demostrarle que con ella no iba a jugar, debía pensar y rápido. Miro el líquido transparente a través del cristal, brillando…y se lo llevo a la boca.












Gracias por su aceptación con respecto al fic, este capitulo es corto pero algo es algo, gracias por leer y comentar. Que tengan un buen día. Saludos.

_________________

We are here, together...just hearing the sound of our hearts beating...no one seems to hear...I love you,♥️A&amp;amp;B.
avatar
Admin
Admin

Mensajes : 357
Fecha de inscripción : 27/07/2010
Localización : Mexico

Volver arriba Ir abajo

Re: Reglas Personales. Primera Temporada.

Mensaje  LifesicKaulitz el Mar Jul 05, 2011 3:00 pm

¡No! como pudiste Sad
Como lo dejaste hasta allí. No, no, no.
¿¡Y si la besa!? ¡Y porque tomaba! Que significa. Shocked
¡Chica continúa! ¡CONTINÚA!
o vamos a tener problemas ¡hahhahah! okey no.
Pero ¡postea! Very Happy
avatar
LifesicKaulitz

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 22/05/2011
Edad : 22
Localización : Venezuela

Volver arriba Ir abajo

Re: Reglas Personales. Primera Temporada.

Mensaje  Nicol (Nikki) Kaulitz ㋖ el Mar Jul 05, 2011 8:03 pm

Dios!! *.* SI quiere que no juegue con ella, entonces... ¿porque lo tomó? Ay! Caramba amo y a la vez detesto que me dejes con esta impaciencia, pero bueno comprendo que esas es la gracia de un fic pero... Rayos! Tienes que seguir por favor. Me Encantó, nos e que tiene Tom pero.. lo que sea No me gusta que beba u_u
De todas formas, si tan ebrio está que la besará ahora que tomo el trago no quiero ni pensar que planea christine!! Jiji Que se dje!! Esta bien no, así sea hermoso, guapo e irresistible, por esta vez no quiero que Tom se quede con la suya ¬¬ xD
Sigue amiga! :3 I LOVE IT!!
avatar
Nicol (Nikki) Kaulitz ㋖
Admin

Mensajes : 271
Fecha de inscripción : 28/07/2010
Edad : 21
Localización : Bogotá - Colombia

http://tokiohotelfics.foro-mexico.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Reglas Personales. Primera Temporada.

Mensaje  Admin el Jue Jul 07, 2011 2:06 pm

6. No es lo mismo vivir la soledad por decisión propia, que vivir condenado a ella.


Una gota recorrió su piel, desde el borde de sus labios hasta perderse debajo de la ropa, en su cuello.

Él la miraba con ojos curiosos. Había esperado por un momento así. En alguna parte de su subconsciente deseaba acercarse a ella, era un solo pensamiento el cual, en un estado sobrio no lo aceptaría, de hecho, ni si quiera ebrio lo haría, no lo aceptaría pero besarla, no significaban usar palabras en el sentido mas estricto.

Ella había cerrado de momento sus ojos, creyendo que de alguna manera eso ayudaría a hacer que el ardor en su garganta disminuyera, luego de tomarse todo el liquido del vaso.

-Demasiado fuerte-alcanzo a decir. Y solo alcanzo ya que, para cuando ella había abierto sus ojos, él ya estaba ahí, cerca, muy cerca -¿Qué…-

Y la beso.

Tomo su cara entre sus manos y acorralo sus labios de forma precipitada y fuerte. Sus manos se aferraron a su piel tibia y Christine no tuvo más opción que tomarse de su playera, su grande playera…si es que no quería que él continuara empujando su cuerpo contra el sillón.

¿Por qué no lo detenía? ¿Porqué un beso es adicción? Tom era muy guapo, esa podría ser la excusa perfecta para cualquiera. Sabia o al menos lo había oído, el que se decía que Tom no se fijaba en chica alguna, pero ¿Cómo no hacerlo? Alguien como él no podía ser la clase de chico que se queda con los brazos cruzados esperando su destino. No era como que besara mal, y la realidad era que se sentía bien pero… ¿Por qué? ¿Por qué así y en esas circunstancias?

El alcohol. Incluso en su boca sabia bien, él sabía bien.

-Tom n-no-él estaba casi sobre ella, en el sillón. Su cuerpo lo quería y su mente lo negaba. Correcto, la mente tiene la razón -¡Dije que no!-su mano llego hasta su cara en un instante y le planto una cachetada.

Él se detuvo, con los ojos abiertos. Sus miradas de nuevo se conectaban y un solo parpadeo no fue capaz de percibirse en ese lapso de tiempo.

De pronto los ojos de Tom se llenaron de rabia, su mejilla ardía y el color en ella delataba su dolor -Bien ¿Por qué no te vas de una vez?- camino hasta la puerta para abrirla, haciendo ruido con sus pisadas.

-Tom, esto…-

-Es mejor que te vallas, cuando tomo, no soy el mismo de siempre-mantuvo su mirada fija en un punto perdido, tratando de controlar sus impulsos. No era ella lo que lo enfurecía, eras esos recuerdos, eso y sus constantes pesadillas.

Christine lo miro confundida y tomando su bolsa con las libretas en ella, salió de la casa a prisa, sin detenerse a mirarlo ni una vez.



“Simplemente aquí, a las 2:33 de la mañana, en mi habitación, sin poder dormir. Pensando en el dolor, tratando de comprender que problema tienen las personas con los sentimientos. Se ha hecho difícil para mí entender. Cuando alguien te ama ¿es real o no? Falso. Todo era tan bueno, todo, tu y yo, pero ahora, solo de mis pensamientos ¡vete!”

Minutos más tarde, un Tom cansado de la vida quedo profundamente dormido.


……………………


El sol se desplazo a gran velocidad por el cielo. Una mañana fresca era menos de lo que él necesitaba para querer creer que algo bueno saldría de aquel día.


-Hay que hacerlo Tom-

-yo…no lo se…es peligroso-

-me arriesgare…-un salto y el sonido de agua chispeando por todos lados.

-espera…-

Besos húmedos fue lo único percibido por al menos dos horas, eso y un poco mas de ruido…


-Mi libreta ¿Podrías por favor da-dármela?-

-¿Qué?-Tom estaba tranquilo.

-Si, con los apuntes…-

-No me diste nada, no he venido a la escuela desde hace una semana. Creo que estas confundido James-

-No pero…se suponía que Christi…-

-¡James!-ella acababa de llegar, se le había hecho un poco tarde y ahora estaba impaciente por explicarle todo a James antes de que le dijera a él, si, pero fue demasiado tarde.

-Yo...-

-No, déjala, primero estas conmigo ¿Me decías? ¿Qué ella que?-

-ella iba a llevarte los apuntes ayer por la tarde, ustedes iban a estudiar juntos ¿no?-
Sus ojos brillaron de pronto y la miro, ella lucia confusa - ¿Eso te dijo? Bueno pues no, no tengo tu libreta-le sonrió a medias o al menos un as de luz pareció asomarse en sus ojos.

James no dijo mas, miro a Christine, de quien no pudo interpretar su mirada.

……

-¿Me darás la libreta de James o esperas que valla a tu casa por ella?-el timbre había marcado la hora de salida y Tom se adelanto al escritorio de ella.

Ella lo miro seria, sin saber realmente que decir. Parecía calmado, y aunque quería poder estar enojada, no lo estaba. Estaba recordando, solo eso, recordando sus labios, su forma de besar, el sonido que emanaba de su boca, su lengua…

-hey-

-¿Qué?-

-Te estoy hablando-

-Si, ya escuche. Ten- dijo extendiendo el cuaderno –ayer olvide dártelo- ¿Por qué le explicaba? ¿Por qué?

-Gracias-casi sonrió, y era lindo.

-¿Me explicaras mas sobre física esta tarde? ¿O estarás ocupado?- quería estar con él, algo le decía que debía y también algo le decía que no.

“Al diablo con el orgullo”

-Claro-dijo él simplemente, extrañamente satisfecho- hoy a las 6:00-

Se fue luego de eso y ella no pudo más que quedarse un momento hipnotizada con ese rostro, esos ojos y sus labios.

……….

-Si una partícula alcanza la velocidad de la luz seria como…-

Dos horas de estudio, dos horas de estar juntos. Tom. Christine.



-Sabes-dijo dejando el lápiz de lado-hay algo que me intriga de ti- Tom estaba sentado cómodamente en el sillón, mirándola.

-¿Qué cosa?-

-no se pero, siento que puedo confiar en ti-

-¿Confiar?-se puso de pie, al lado del gran sillón -¿Por qué dices eso?-

-No lo se, solo, lo siento…-se quito la banda de la cabeza y froto su cabello.

Ella lo miraba sin perderse detalle, su cabello obscuro, sus pómulos perfectos. Ella quería besarlo, quería y no entendía por que. Lo que había pasado el día anterior, no había sido en lo mas mínimo algo desagradable y a diferencia de lo que ahora sentía, no creía que en realidad pudiera clasificar esa sensación –No se si puedo creerte-


-¿Por qué no me crees? No soy lo suficientemente bueno, no lo soy-

-no es eso, es que no entiendes Tom…-

Una lágrima y una puerta azotando contra la pared.



-hazlo, solo hazlo-se puso de pie y camino hasta ella. Esta vez no seria como la anterior, esta vez ella seria quien querría continuar.

Tomo su brazo, deslizando sus dedos por su piel hasta llegar a su cuello. Puso un beso en el, un beso simple. Luego otro más, en cadena, hasta llegar a sus labios. Ella no lo detendría, no porque ella quería.

-Confía en mí-dijo antes de poner sus labios sobre los de ella.

No era aceptable en ningún sentido. Para ella era imposible detenerlo. Simplemente le gustaba. Y ese era como un clic, había química entre ellos, el propio Tom no lo aceptaría pero también lo sentía.

Acorralo su cuerpo contra la pared, sin tocarla excepto por el roce de sus labios.

Christine puso sus manos alrededor de su cuello y lo separo lentamente de ella -¿Cual es tu historia?-

Tom abrió los ojos, quitándole el aire de tan solo ver sus labios moverse lentamente antes de hablar -Es muy larga…me tomara demasiado-

-El tiempo no importa, solo tú me importas-

Él volvió a besarla, y sin tener sentido lógico de lo que haría, termino contándole sobre él.
Poco pero le conto, y para ella eso fue un pacto de confianza, uno al que nunca había estado ligada. Uno al que pronto estaría encadenada.












De verdad MUCHAS gracias por leer el fic y sobre todo por comentar, me alegra que les guste. Un beso.

_________________

We are here, together...just hearing the sound of our hearts beating...no one seems to hear...I love you,♥️A&amp;amp;B.
avatar
Admin
Admin

Mensajes : 357
Fecha de inscripción : 27/07/2010
Localización : Mexico

Volver arriba Ir abajo

Re: Reglas Personales. Primera Temporada.

Mensaje  LifesicKaulitz el Jue Jul 07, 2011 6:10 pm

¡Oh dios mío! Nononono.
La besó, pero pero no se supone que el y sus recuerdos.
Y que tanto le contó, cual es su historia. Shocked
Y, y, y. ¡Ella! Oh tienes que continuar. ♥️
Raik nao *-* Come on! Postea Cool
avatar
LifesicKaulitz

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 22/05/2011
Edad : 22
Localización : Venezuela

Volver arriba Ir abajo

Re: Reglas Personales. Primera Temporada.

Mensaje  Nicol (Nikki) Kaulitz ㋖ el Vie Jul 08, 2011 7:29 pm

INCREIBLE! NO ME LO CREO. ESTOY EN SHOCK TOTAL O_O
CIELOS.. QUE TANTO LE CONTÓ? Quiero saber también o,o
Wow, esa cachetada... Laughing Aunque supongo que se lo merecía.. el no puede hacer eso!
Aunque es Tom! Mis respetos porque pudo detenerlo. Ay, ay aww.. Me gustó tanto este capitulo. tooodo.
Es que como bien decía, Tom no lo aceptaría pero de que le gusta chritine le gusta y muucho!! Wii Cool
Sigue pronto amiga, este fic cada vez me encanta, Me suena muy fascinante ese Tom tan arrogante y sexy.. oh! Dios, Mas que fascinante me suena Magnifico, ENCANTADOR♥️
Sigue amiga, please! ;D te quiero..
avatar
Nicol (Nikki) Kaulitz ㋖
Admin

Mensajes : 271
Fecha de inscripción : 28/07/2010
Edad : 21
Localización : Bogotá - Colombia

http://tokiohotelfics.foro-mexico.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Reglas Personales. Primera Temporada.

Mensaje  Admin el Miér Jul 13, 2011 9:56 pm

7. Profundiza no solo en su boca esta vez, si no también en sus sentimientos.



-La Guerra Ruso-Turca fue una de las muchas guerras que se dieron entre el Imperio ruso y el Imperio otomano…-

La clase de historia estaba a punto de acabar, Christine no sabia que pudiera estar pasando por la mente de Tom, pero algo en su mirada le decía que estaba contento. Eso o era que ya necesitaba lentes.

-Para mañana un reporte escrito sobre las consecuencias de la guerra…-

La clase acabo y para cuando ella menos lo espero, Tom ya había salido del aula, seguramente hacia las canchas de básquet bol, como solía hacerlo cada martes al finalizar la escuela.

Se detuvo unos minutos en la biblioteca y cuando había hecho suficiente tiempo, camino hasta la parte posterior de la escuela, justo donde encontraría a Tom.

-¡Hola!-casi grito cuando estaba a una distancia considerable de él.

Él la analizo un segundo y encesto -Hola- dijo con una mirada de misterio, una de esas que le robaban el aliento a Christine.

-¿Puedo verte jugar?- se acomodo en una de las gradas y le sonrió.

-No- hizo un último movimiento y volvió a encestar –porque ya he acabado por hoy, no tengo intención de seguir jugando-

Christine respiro tranquilamente, satisfecha con esa respuesta. Tom era un ser humano, uno con un pasado difícil, nada por que temerle, nada porque darle un trato distinto, y además le gustaba ¿Qué malo podría salir de eso?

-¿Me acompañaras a casa?- esa era un invitación y a Tom, no le gustaba que le dijeran que no.

-seria…buena idea…- lo era, al menos, a simple vista.

….

Al llegar Tom se metió a la regadera, y ella se quedo en su habitación, mirando “aparentemente” la televisión, con el estomago hecho un revoloteo de mariposas. Ese maldito arrogante era simplemente genial, y ahora no sabia porque el destino la había llevado hasta él, lo único que sabia era que lo quería a su lado.

Cambio de canal hasta que termino por apagar el televisor, en el momento exacto en que sonó el teléfono de casa. Ella no estaba segura pero contesto.

-¿Si? ¿Bueno?...-

Mala idea.



Tom salió del baño luego de un rato, cuando ella ya había colgado el teléfono.

Estaba molesta y él lo noto enseguida, su seriedad era transparente.

-¿Quieres algo de comer?-dijo fingiendo normalidad.

-No-

-¿No? ¿Algo de tomar?-

-No- sentada sobre la cama, cruzada de brazos.

-¿Qué pasa?-se acerco un poco a ella, hasta sentarse casi a su lado.

-Nada-se puso de pie, alejándose un poco de él.

-¿Qué quiere entonces?-

Christine se giro a mirarlo, bajando sus brazos-Quiero la verdad-

-¿la verdad? ¿De que hablas?-

-De la verdad Tom, la verdad sobre ti, no lo que me dijiste hace unos días, quiero la verdad-

-¿Qué? ¿Por qué estas así? ¿Qué paso mientras me bañaba?-él comenzaba a irritarse, había estado de buenas todo el día pero, la bondad se acaba y cuando el monstruo despierta, no hay nada que pueda hacerlo volver a dormir.

-Ella llamo…tu madre-

Él se quedo serio, adivinado todas las posibles circunstancias que esas palabras conllevaban.

-¿Qué Tom? ¿Te sorprende?- ella no pensaba vacilar.

-¡¿Qué diablos tienes tu que hablar con mi madre? ¿Eh?!-estaba enojado, su tono, su cara y sus puños lo decían muy claro.

-¿Qué? Ese no es el punto Tom, llamo y me dijo lo preocupada que estaba por ti, que no la llamas nunca, que no le das rastros de vida…ella vive desolada sin ti ¿Por qué le haces eso?-

Tom se puso de pie y respiro lento, lo intento, la ira lo estaba llenando por dentro, eso y un coraje reprimido – ¡No puedes tomar llamadas en casas ajenas ¿Qué nunca te lo enseñaron?!- no quería estallar. No quería, eso seria malo…para ambos.

-¡Tom…dijiste que ella no te quería, que nunca le has importado y que cuando tu padre murió ella te culpo ¿Por qué me dijiste eso? ¿Por qué mentiste?!-trato de entender, pero le era imposible, Tom había mentido y quería entender por que, trato de mejorar su voz-ella…sonaba muy preocupada-

-No es cierto, ella miente. ¡No me importa lo que diga, nunca le perdonare lo que me hizo y tu no sabes nada ¿Crees que puedes meterte en la vida de los demás y juzgar?! –se pasos se había hecho mas marcados y su voz resonaba a lo largo del corredor, mas aun por toda la habitación-¡¿eh?!-

-¡¿Pero por que mentir maldita sea? ¿Crees que soy tonta o que? ¿Qué quieres de mi entonces? ¿Qué pretendes diciéndome mentiras?!-

-¡Nunca mentí, y si, creo que eres tonta, y estúpida también, por ser tan poco analista!…pensé que eres mas inteligente-

-¿tonta? ¿Estúpida?-

-¡Si eso!-

-Pues si Tom, si me meto en tu vida, ¿Sabes por que? Porque aunque no lo aceptes, tú me has dejado entrar en ella, y así están las cosas, además…-

-¡a la mierda, déjame solo!-se arrojo a la cama, y prendió la tele.

-No Tom-ella apago el aparato y se puso frente a su vista –no quiero dejarte, yo…no quiero irme-porque aunque creyera que le había mentido, quería estar con él, quería y no podía entender por que.

Tom la miro bastante sin decir nada, debatiéndose interiormente -haz lo que quieras- dijo finalmente, moviéndose intranquilo sobre la cama para acomodarse. Porque no podía aceptarlo y quizá nunca lo haría, pero necesitaba de alguien, la necesitaba con él ¿Seria ella acaso? ¿Lo seria?

Ella entendió perfectamente y lo hizo, se sentó y guardo silencio.

Silencio que se prolongo por al menos una hora. Ninguno de los dos hablaba, incluso aunque ambos querían hacerlo. En especial Christine.

Entonces ella se movió de repente, poniéndose de pie y camino hasta la puerta, girándose antes de salir –iré por un café-dijo mirándolo a los ojos, a su mirada cautivadora-¿Quieres uno?- Él no dijo nada, ni siquiera asintió -Bueno, te hare uno de todos modos-dijo saliendo hacia la cocina.

No podía entender de forma absoluta a Tom. A veces era lindo, y muchas otras solo se quedaba callado. Habían pasado ya varias semanas juntos en la escuela, viéndose casi a diario y por más que intentaba enterarse de su vida, por más que le observaba, siempre se quedaba hasta cierto punto. Tom era extraño, lo sabia pero no podía simplemente aceptarlo.

Le mataba la idea de no saber si solo era una distracción para él o algo mas. Pero le importaba, aunque no lo pareciera, era cierto. No había tenido un pasado amoroso muy bueno que pudiese presumir, y con Tom no esperaba que eso cambiara.

Sentía que debía ayudarlo, que debía darle eso algo que había perdido en el pasado, algo, por más pequeño que fuera.

Sirvió agua hirviendo en dos tazas pequeñas. Tomo el frasco de azúcar y comenzó a verterla cuidadosamente en los pequeños recipientes cuando sintió un halo de aire detrás de ella.

Justo iba a girarse cuando algo la detuvo, eran sus manos, las manos de Tom puestas en su cintura las que habían detenido su movimiento.

La apretó con fuerza contra su cuerpo y la giro bruscamente. Miro su boca abierta por la sorpresa y se llevo esos labios a su boca. Llenándola de su sabor. Tomo su cara profundizando así un poco más el beso. Esta vez, jugando suciamente con su lengua.

Sus pensamientos iban de un lado a otro, Christine no era completamente consciente de lo que pasa por su cabeza, estaba atenta a sus movimientos.

Tom puso un beso húmedo en su cuello y jugando con sus manos sobre su cuerpo, llego hasta sus muslos, apretándolos contra si mismo.

La tomo con fuerza y despegando un segundo su boca de su piel, levanto su cuerpo hasta que ella quedo sobre la barra de la cocina.

Christine brazo con fuerza su espalda, aferrándose a él.

-Tom-susurro en un sonido apenas perceptible, su respiración estaba acelerada.

-¿si?-dijo él en su oído, llevándose un escalofrió por todo el cuerpo.

-yo…lo siento-pedía disculpas pero no sabia exactamente por que, Tom no había aclarado nada antes, entonces no tenia razón para pensar que lo que decía era cierto, pero confiaba en él, una delgada línea era lo único que ahora separaba su realidad de su subconsciente, y esa línea, ahora estaba dispersa en algún lugar de su memoria, borrosa y sin limites aparentes.

Él omitió esas palabras, sellando sus labios con un beso nuevamente, profundizando no solo en su boca esta vez, si no también en sus sentimientos.

Christine rodeo el cuerpo de Tom con sus piernas, no queriendo dejarlo ir. Manteniéndolo así, bajo su vista y protección.

-oh-gimió ella cuando Tom llevo una de sus manos a su entrepierna.

Tom rio, a gusto. Sintiendo como si golpes de electricidad le recorrieran el cuerpo entero. Haciéndose a si mismo, recordar…


Su cuerpo debajo de él, como le decía que lo amaba, pidiéndole más, su boca, sus palabras…todo era mentira.


-Esta bien-dijo Tom con una voz que hacia perder los sentido-es suficiente-susurró en el oído de Christine y se separo delicadamente de ella.

Ella asintió, mordiéndose el labio, mirando a Tom quien lucia pensativo.

-¿Pasa algo malo?-

-No-acaricio su mejilla-Todo esta perfecto-

Volvió a besarla un poco mas, pero esta vez para detenerse mucho mas pronto que antes. Terminando sobre el sofá, con ella recostada sobre sus piernas.

-¿Tom?-él parecía haberse quedado dormido, por su completo silencio.

- hum dime-

-te quiero-

-oh…-












GRACIAS. Me alegra mucho ver sus comentarios aquí y en face, espero les siga gustando, disculpa por la tardanza. Saludos.

_________________

We are here, together...just hearing the sound of our hearts beating...no one seems to hear...I love you,♥️A&amp;amp;B.
avatar
Admin
Admin

Mensajes : 357
Fecha de inscripción : 27/07/2010
Localización : Mexico

Volver arriba Ir abajo

Re: Reglas Personales. Primera Temporada.

Mensaje  LifesicKaulitz el Jue Jul 14, 2011 5:59 pm

¡OMG! Me estoy volviendo adicta a tu fic I love you
Solo tengo tres cosas que decir: ¡Lo del cuarto!
Me dejó estupefacta, porque diría algo así de su mamá. Shocked
Bueno, aunque no se sabe como es su mamá en realidad, y ¡Que rayos fue ese recuerdo! que le detuvo con Christine. silent
Que tanto le sucedió a Tom en su pasado... Question
¡Ay almiss! Postea que me da el infarto *w* drunken
Eres una excelente escritora, y amo la trama. Publica que me da el mimiski, küsses. lol!
avatar
LifesicKaulitz

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 22/05/2011
Edad : 22
Localización : Venezuela

Volver arriba Ir abajo

Re: Reglas Personales. Primera Temporada.

Mensaje  Admin el Lun Jul 25, 2011 11:05 am

8. Sueños y cenizas de días mejores.


Sabias que siempre habría una primavera como sabias que el rio volvería a correr después de estar congelado. Cuando las frías lluvias siguieron y mataron a la primavera, fue tan duro como si una persona joven hubiera muerto sin razón.


Él no era joven, no pero su muerte no fue agradable. En su lugar, un puñado de problemas se arremolinaron a su alrededor, como miles de piezas perdidas, de un rompecabezas que no tenia intenciones de volver a reunir su forma. Un futuro incierto, infeliz en su mayoría y lleno de culpa. Y no, tampoco murió sin razón, pero al menos hasta ahora, eso estaba disperso en su memoria, borroso.

-¿Si?-al teléfono, en su habitación.

-Tienes que volver-

-Nunca-

-Pero Tom…-

-Que no, no puedo, no quiero-

-¿Por qué?-

-Sabes por que-

-Si lo se pero aun así-un breve silencio conectando esa llamada, solo eso -Tom…esta muy enferma…-

-¿Y a mí que?-

-Es tu madre-

-…-

-Vamos Tom, todos cometemos errores-

-Lo dices muy fácil, no sabes lo que se siente-

-No pero al menos se, con certeza, que si no vienes pronto y ella…-respiro con dificultad -no te lo perdonaras nunca-

-No trates de ponerte en mi lugar, no creas que me conoces. Compartimos la misma sangre, pero no eres ni por asomo como yo, deja de intentarlo-

-No lo hago, solo…-

Alguien toco la puerta y Tom se giro al instante –Espera- dijo bloqueando con su mano la bocina del teléfono –tengo que irme-colgó sin mas y miro a través del cristal.

“Christine”

-Tom-dijo ella al momento de tenerlo de frente, quiso abrazarlo pero algo dentro de él la detuvo, una sensación, un presentimiento.

-Pasa-dijo seco, cansado, hasta llegar al sillón más cercano y sentarse.

-¿Pasa algo?-

-No-

-¿Entonces…-

-Estoy cansado, no he dormido bien-suspiro y froto sus ojos.

Ella lo miro en silencio, dubitativa.

Tom se puso de pie y se acerco a ella, tomando su mano repentinamente –ven- dijo caminando con soltura –vamos a la cama, quiero dormir-

Un choque nervioso le corrió por el cuerpo a Christine, dejándola con los ojos bien abiertos de oírle decir eso. Comino en silencio y se dejo llevar a través de las escaleras y los pasillos hasta llegar a la habitación de Tom.

Él se recostó sobre la cama al instante y no soltó su mano, indicándole así de manera obvia que se acercara a él.

-Me gusta tu habitación, es muy…tu- se sentó a su lado, mirando mas a detalle el lugar.

-¿muy yo? ¿A que te refieres?-

-No lo se, solo es como, muy al estilo Tom, me da la impresión-

-curioso-

-¿Cómo?...oh-Tom se movió de repente y se acomodo con la espalda contra el respaldo de la cama, sentado, deshaciéndose de sus tenis.

-A mi me encanta este lugar, sobre todo lo que puedes hacer en ella- dijo con una sonrisa en su boca.

-oh bueno pues…-

-ven aquí-dijo interrumpiendo, indicándole que se sentara sobre sus piernas extendidas.

-Tom pero…-

-Solo ven y siéntate, vamos a conversar-tenia algo entre mente, algo que muy probablemente Christine, también intuía.

Hizo lo que le dijo, se sentó sobre él, con una pierna a cada lado, justo frente a frente.

-sabes, puedo adivinar lo que estas pensando-

Christine puso sus manos sobre sus hombros y él por instinto, sobre sus caderas.

-¿si? ¿Qué estoy pensando ahora?-

-ahora….mmh-cerro sus ojos un momento y luego sonrio- estas pensando en ti y en mi-

Ella hizo una mueca divertida y le sonrió –creo que eso es casi obvio, estoy aquí contigo-

-No me refiero a eso, es algo mas-puso su labio inferior dentro de su boca y comenzó a jugar con su piercing, mientras ella lo miraba a diez centímetros de su cara.

-¿A que te refieres entonces?-

-Tú quieres que yo, juegue contigo-dijo de forma misteriosa, no clara.

-¿Jugar? ¿Qué clase de juego? ¿Estas hablando de que me batees para antes de que si quiera pueda percibirlo? ¿Es eso?-

-No-

-¿Entonce…-

Tom sonrió con descaro, sus dientes perfectos relucían en su boca. Miro la boca de Christine, indicando sin mas preámbulos lo que quería, atrapándose su respiración en un solo movimiento.

Jugó con sus labios un poco, superior, luego inferior.

-Quiero jugar contigo-dijo entre besos, profundizando en sus labios rosados -¿Tu quieres?-pregunto en su boca, suspirando contra su aliento.

-¿Si quiero?-

-Si-

-yo…oh-dijo cuando el comenzó a besar su cuello, por segunda vez. Succionando su piel en cada centímetro.

-No tienes que decirlo, lo se- Sus manos grandes en su cintura, subiendo la blusa de Christine con cada movimiento. Atrayendo su cuerpo cada vez mas cerca –Debes aprender a aprovechar las cosas en su tiempo y espacio, sino, podrías perderlas y arrepentirte- coló una de sus manos debajo de la ropa de ella, hasta tocar con sus dedos la parte trasera de su sostén –Una de las reglas que pocas personas conocen y de la cual, no me gusta mucho hablar. Las oportunidades a veces solo llegan una vez en la vida, las tomas o las dejas. Tenlo siempre presente-

Christine escuchaba a medias, su mente se centraba en su cuerpo, en sus labios, en su respiración entrecortada.

Tom deshizo el pequeño broche, y tiro de su blusa hacia arriba –Eres hermosa ¿Lo sabes?- dijo mirando casi por completo lo que tenia frente a él, sonriendo complacido.

-Tom…-

-Shhh, tranquila solo, déjame mostrarte- beso su boca y su cuerpo nuevamente, deleitándose con los suaves gemiditos de Christine. Deshaciéndose pronto de su pantalón.
Su mente se centraba únicamente en hacerla sentir bien, y a cambio él sabía que también podría disfrutarlo. Tenía tiempo sin que nada divertido sucediera en su vida y ahora, sus ganas estaban al límite. A diferencia de Christine, quien solo pensaba en Tom mientras le quitaba la ropa, no iba a detenerlo en realidad, había pensado que algún día pasaría, lo único por lo que se detenía a pensar, era por el hecho de que iba a darle a él, su primera vez.

-Estas algo tensa-dijo Tom rodeando su cuerpo, quitándose la camisa –No será acaso que… ¿No eres virgen verdad?-

Se detuvo a mirarla, tranquilo y sin presión. No creía que lo fuera y no le importaba tampoco que así fuera, simplemente le parecía interesante.

-¿Importaría?- Christine toco sus labios entreabiertos, mirando ansiosa la boca de Tom.
-No, para nada. Solo que si lo eres, tendré que enseñarte algunas cosas, ya sabes…como debe ser- Él sonrió con un brillo en los ojos, le gustaba enseñar a las nuevas.

-¿Enseñar? ¿Con reglas y esas cosas?-

-No, esta vez, vamos directo a la practica cariño-se comió su boca nuevamente, sin dejarla tomar ni un poco de aire…













Muchas gracias por pasar a leer, les invito a comentar a quienes no lo han hecho, o a crear cuenta en el foro si no la tienen, así uno puede saber su punto de vista y mejorar las expectativas. Gracias por comentar a quienes ya lo hacen. Espero les haya gustado.

_________________

We are here, together...just hearing the sound of our hearts beating...no one seems to hear...I love you,♥️A&amp;amp;B.
avatar
Admin
Admin

Mensajes : 357
Fecha de inscripción : 27/07/2010
Localización : Mexico

Volver arriba Ir abajo

Re: Reglas Personales. Primera Temporada.

Mensaje  LifesicKaulitz el Lun Jul 25, 2011 10:11 pm

¡Güat! Entonces quien rayos se murió, sino fue Bill? (conclusiones mías)
No checa psotea :'c me dejaste así: Shocked ¡Mai gá!
Tienes que continuar pronto, Tom y sus reglas, y ¿por qué odia a su madre?
¡CONTINUA! Que me da el infarto, amo tu fic Almiss <3
avatar
LifesicKaulitz

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 22/05/2011
Edad : 22
Localización : Venezuela

Volver arriba Ir abajo

Re: Reglas Personales. Primera Temporada.

Mensaje  Admin el Miér Ago 03, 2011 2:55 am

9. Cuando no es como debería ser.


¿Por qué será que los momentos más difíciles de la vida ocurren cuando te encuentras más solo?

No, y eso no era lo peor. Lo habían destrozado, de todas las maneras posibles.


-¿Me amas?- ella se sentó sobre su regazo, cubriendo su cuerpo con un manto de sensualidad.

Él la miro, casi dudando, casi desorbitado –Como no tienes una idea-

-Hazme el amor entonces, como nunca antes, como si fuese la última vez…-

Si tan solo él hubiera sabido que esa era, realmente, la última vez.


Llorar un mar de lágrimas aquí, solo podía significar una cosa para Tom. Algo que nunca volvería a suceder, nunca más lloraría por alguien de esa forma, no porque la verdad era que no tenía a nadie a quien pudiera querer a ese grado no, ya no.

Sus ojos se habían vuelto cristalinos a simple vista, pero no lloraría, eso no se lo perdonaría.

Miro la hora, era tarde y haber llevado a Christine a su casa no le había tomado demasiado tiempo como creyó.

Se deshizo del abrigo. Sus tenis terminaron en algún sitio fuera de su lugar habitual.
Su corazón se detuvo un segundo al mirar la lada de la llamada telefónica que acababa de recibir en su teléfono. Dejo que sonara un poco más, hasta que se hubo decidido a tomarla. Su primo Alfred seguramente seguiría insistiéndole que volviera a América, con su madre enferma. Y él le diría cualquier cosa con tal de aplazar su vuelta a ese país, a ese pasado lleno de recuerdos dolorosos.

-Y ahora ¿Qué quieres?- presiono el altavoz y se recostó en la cama.

-¿Tom?-no era Alfred, y esa voz tan peculiar no podía sonar más real.

Su mente se paralizo por una milésima de segundo, sus ojos se abrieron por sobre manera y su corazón dio un respiro de su calma, latiendo con fuerza.

¿Era ella? ¿De verdad lo era?

-Tu…-

-Si, soy yo Tom, Vera-

Dicen que no hay cosa más fuerte que un corazón roto vuelto a arreglar. Su corazón se había roto ya dos veces, el problema era, que nunca había sido arreglado jamás.

Una carga emocional volvió a su cuerpo de un momento a otro, todas esas cosas que juro no volver a recordar, le llenaron la cabeza de imágenes, de palabras.


-¡Tu Tom! ¡Tu!-su madre gritaba histérica, tirada al piso, llorando de rabia -Tu estabas con él, y no hiciste nada ¡Nada!-sus ojos llorosos le fulminaban con una mirada desgastante.

Un joven de apenas 15 años salió corriendo de aquella habitación, llorando, destrozado.
Con imágenes a carne viva envolviéndole la cabeza, vivas en toda su composición.

-¡Vete! Si, eso es lo que siempre haces, huir…- sus gritos resonaron por el amplio pasillo de aquella mansión, y un Tom desesperado corrió para alejarse de aquellas palabras, correría pero su significado jamás saldría de su corazón, menos aun de sus recuerdos. Nunca…ni con el pasar de los años.


Dejo de respirar, tratando de olvidar. Ignorándola.

-Tom, supe que volverías a los Estados Unidos-su voz sonaba aguda, hipócrita.

Él no contesto, no podía, no sabia como.

-Me gustaría verte-



“Verte” “¿Cómo?”

No quería sufrir, estar roto. Rendido a nada, abandonado por lo que un día comenzó. Sus promesas, todas mentiras.

Una sola situación, le estaba cortando la respiración.

Colgó, simple…muy simple. Terrible, su corazón sangraba de nuevo, una herida que parecía haber cerrado, volvía a abrirse.

¿Y ahora?

Tomaría un avión, si, aunque eso fuera lo más equivocado que pudiera hacer, aunque fuera lo que mas lo produciría dolor nuevamente.

¿Seria acaso que todavía le quería?

Y Lloro, por primera vez luego de 3 años, por primera vez desde que lo vio morir, frente a sus ojos. Su padre no volvería a estar a su lado nunca más y eso, era mas doloroso que cualquier cosa que hubiera imaginado.










Gracias por leer, muy pronto el siguiente.
Saludos especiales a LifesickKaulitz, Nicol y Erika Lopez.

_________________

We are here, together...just hearing the sound of our hearts beating...no one seems to hear...I love you,♥️A&amp;amp;B.
avatar
Admin
Admin

Mensajes : 357
Fecha de inscripción : 27/07/2010
Localización : Mexico

Volver arriba Ir abajo

Re: Reglas Personales. Primera Temporada.

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.