Tokio Fics
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada


Perros Sueltos

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Perros Sueltos

Mensaje  MariahTrümper el Lun Feb 14, 2011 10:58 pm

Capitulo 21: Mi profesor.

Sonreí. -No entiendo la envidia. – Mirándolas. – No entiendo el porqué. Es decir, si yo te envidio por tener un hermoso bolso, ¿Cuál es el punto? Yo no lo podre obtener. Aunque, si lo hago. La sensación no sería la misma. En ese caso, copiaría tu estilo. ¿No crees? Dejaría de ser yo misma.
-Hey, eres sabia amiga. – Sonreímos. – Ya entiendo el porqué de tus calificaciones. Aunque debo decir, que eres un poco rebelde Mariely. – Bromeando.
Reí. -¿Cómo ha estado tu mama?
-Bien, aunque me sorprende que su trabajo no la haya matado del aburrimiento. – Resoplo.
-Yo no sé qué hacia mi mama… -
- Oh, lo-lo siento, no quise…
-No, no importa. – Sonreí. –Ya sabes cómo soy…
– Cuando no estás pensativa, lees, o haces algo en ese cuaderno. –Señalo en mi pupitre. - ¿Qué es? – mirándome.
-Ah, dibujos. Pero no son buenos. – cerré el cuaderno.
-Oh, ¿no me lo mostraras? – con cara de puchero. – Anda Mariely.
-Mmm… - rodando los ojos. – No te vayas a reír, ¿eh? - conteniendo la risa.
Levanto la mano derecha y sonrió. – Lo prometo. Ahora, déjame ver niña… - jugando. Tomo mi cuaderno y lo abrió.
Poco a poco, fue girando las hojas. Observando con cada detalle, y su rosada y delgada boca se abriéndose más y más.
Cerro el cuaderno de golpe, mirándome seria. Murmuro casi riendo. – Eres buena. –Sonrió. Rodé los ojos. -Hey, hablo enserio Mariely. Tienes talento. –Sonrió. – El último dibujo, ¿es tu novio? – entregándome el cuaderno.
-¿Mi novio? Sí, claro. Tal vez en otra vida cariño. – Imitando una voz más ronca. Ella rio por debajo, cubriéndose la boca.
-¿En serio? – arqueando una ceja.
-Sí. ¿Por qué la pregunta?
-Porque, es muy guapo. Y quise asegurarme de que no me asesinarías si lo decía. – Riendo. - ¿Quién es?
-Un-un amigo… - sonreí, mirando el suelo. Recordándolo.
-Para esos amigos. – Rodando los ojos.
-¡Hablo enserio! – golpee su hombro, jugando.
-¡Hey! – regresándome el golpee.
Empezamos a reírnos, y gritar. Tal vez, mis amigos no siempre querían algo a cambio. Más que simple cariño.
-¡Hey! ¡Hey! ¡Hey! – riendo.
-Ya basta… - entre risas. – Erika… - continuaba ahogada en mi risa.
-¡Una y ya! – jugando.
-No. Basta… - ambas dejamos de golpearnos, y seguíamos riendo como desquiciadas.
Claro, nuestras risas no se escuchaban muy fuertes, pues los murmullos del aula crecían más y más. Un golpe en seco nos dejo paralizadas. El ruido del candado al golpear la madera del escritorio del profesor, nos hacía temblar.
-¡Señoritas! – gritaron del frente, nuestra prefecta. - ¿Acaso no oyeron la chicharra? Sonó hace más de 5 minutos. – Molesta. Sin duda, el rechinido de la puerta había sido ella, recargándose en esta. – ¿Cuál es su siguiente clase? – dijo a regañadientes.
-Artes… - dijimos serias, en coro. - ¿Ya tenemos profesor? – se apresuro a cuestionar una de las compañeras, Elizabeth.
-Si señorita Adler. Por favor, caminen hasta el patio numero tres. Ahí las esperan…
…………
El césped verde, y los altos arboles frescos, frondosos y llenos de vida agitándose. El clima era bueno, ni frio ni calor. Apenas pude contar unos 20 trípodes de madera, con unas hojas blancas.
Nos aproximábamos lentamente hacia ellos. Erika, sin duda planeando el “siguiente paso” con el o la profesora.
-Quiero ser vegetaría. – Dijo, mirando alrededor.
Eso no me lo esperaba. -Estar afuera te afecta enserio. – Sonreí y ella rio.
-Mi problema es que amo la carne. – Sonrió. – Dicen comida y pienso en bistec… ¿Eso es malo?
-No… solo hasta que llegues a pesar 257 kilos… - bromeando.
-¿Crees que muera como Hall? – preocupada.
-¿De un paro cardiaco?
-No. Que un alumno me haga una broma. – Cabizbaja.
-¿Serás maestra?
-No.
-Entonces no. – Sonreí.
-Genial. – Suspiro.
Llegamos hacia la “zona” de la clase. Todas rodeando el enorme árbol, mirando solamente el grueso tronco. Cada quien, tomo un mandil blanco y se lo coloco.
-¿Hall murió? – cuestione, después de varios minutos.
-Quien sabe… -
-Pero dijiste que…
-¡Buenos días señoritas! – dijeron por detrás.
-Buenos días. – Coreamos todas.
Nos giramos, para observar de frente al director, quien sonriente, ya nos observaba a cada una. Su enorme estatura y el traje obscuro, lo hacía aun más… ¿aterrador? Supongo…
-Me es grato notificarles, que ya tenemos un remplazo para el profesor Hall. Quien, aun sigue hospitalizado…
-¡Qué pena! – se apresuro a gritar, Erika. Que se encontraba a mi lado derecho.
-Gracias señorita Apple. – Serio. – Bueno, el nuevo profesor vendrá en unos minutos. Por favor, espérenlo aquí. Y por favor, evítenme la pena de tenerlas en detención. ¿Estamos? – mirándonos. – Apple…
-Dígame. – Sonriente.
Sus ojos, rodearon por completo el cuerpo de la chica. Quien lo miraba sin pena alguna. – Compórtese… - soltó, después de la inspección.
-Si querido profesor. – Fingiendo esa inocencia en su voz, era tan graciosa.
El director, emprendió paso de regreso a la institución. Pasando por mi lado izquierdo, pues prácticamente yo estaba en la orilla. Sonriéndome.
-Thompson. – Dijo, feliz.
-Buenos días. – Respondí tímida, sonriendo.
El sonrió igualmente, y continúo con su camino. Sus manos, siempre sujetadas por detrás de su espalda.
-Ese tipo es raro. – Me dijeron, seguida de una conocida risa burlesca.
-¿Y ahora que le hice? – dije.
-Lo más probable es que no quiere que me hables. Te dirán que te “juntes” con la tonta de Elizabeth. Es una odiosa… - entre dientes.
-Supongo que ella es una de las que habla de mí. – seria.
-De hecho, ella y su grupito de amigas. –Buscándola entre la multitud de chicas. – Ella fue la que empezó con el rumor sobre mí. – susurrando.
-¿El de tu sexualidad? – me apresure a cuestionar.
-Durante las vacaciones de verano, su novio la dejo por mí. Y ella empezó a decir que yo era lesbiana, así que todas las chicas se alejaron...
-Diablos…
-El gusto que me queda, es que aun sigo con él. –Sonrió.
-Pensé que había sido por tus problemas, peleas y eso…
-De hecho, las peleas y los problemas son por ese rumor. – Sonrió. – Ah, me da igual. Nunca me cayó bien. – Rio.
-Creo que… - guarde silencio. De nuevo, todos los murmullos se ahogaron. Algo había pasado, no siempre se callaban porque si.
-Wow… - suspiro Erika, frente a mí.
-¿Qué? –observando su mirada perdida. - ¿Qué? ¿Qué pasa? – levanto lenta y temblorosamente su dedo índice, señalando detrás mío.
-Es él… - murmuro. – El es el tipo que dibujaste… - tirándome del brazo
- ¿Qué es lo que… - gire mi cuerpo para entender de lo que hablaba.
Estaba totalmente paralizada. Era imposible, ¿Tom? ¿Aquí? ¿Mi Tom? ¡¡¡MI TOM!!! ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Por qué? ¿Para… para qué?
- Es él, ¿Verdad? ¿De dónde lo conoces?
– Guarda silencio. – Tomándola del ante brazo, casi tirándonos en el suelo.
-¿Qué? ¿Por qué? – preocupada.
-Conociéndolas, no creo que sea buena idea que sepan que Tom es mi “amigo”.
-Ah… ¿Ah sí que el guapo se llama Tom? – sonrió. – Preséntamelo. - Sonrió.
-¡Erika! – apretando su brazo.
-¡Auh! – quejándose. - ¿Qué?

avatar
MariahTrümper

Mensajes : 69
Fecha de inscripción : 22/08/2010
Edad : 22
Localización : En la imaginacion

http://www.facebook.com/mariah.hdez

Volver arriba Ir abajo

Re: Perros Sueltos

Mensaje  Sol ㋖ el Mar Feb 15, 2011 6:43 am

ahhhhhhhhhhh!!!! yo quiero tener a Tommy como profeeeeee!!! x3 con él nunca llegaría tarde y haría todos los deberes Razz

OMG que buenooo!!!! ese si que es un giro inesperado en la historia me gustaaaa!!! Surprised y ahora que pasará??? con eso de tenerla a Mary como alumna...cómo reaccionará Tom??? Suspect uffff en que suspenso lo dejaste Shocked

nenaaaaa!!! sorry por no haber pasado antes a comentar Embarassed siempre leo tus caps ni bien los veo publicados pero hay veces que con el apuro de tener que hacer otra cosa no llego a comentarlos Neutral y tú encima posteas rapidísimo ¬¬ sos malita!!! xP ok nein, me alegro que lo hagas así no nos dejas con tanto suspenso calcomiéndonos Suspect

hihihi ok, as usual muuuuuuuuuuuuy pero que muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuy bueno el fic!!!!! cheers ya quiero saber como sigue...no tardes en postear, bitte!!!!! bounce grossaaaaa!!! lol! Küsseeee!!! I love you


Última edición por MaryKaulitz13 el Miér Feb 16, 2011 5:56 am, editado 1 vez
avatar
Sol ㋖

Mensajes : 141
Fecha de inscripción : 22/08/2010
Edad : 23
Localización : Argentina

Volver arriba Ir abajo

Re: Perros Sueltos

Mensaje  EngelPrinzKaulitz el Mar Feb 15, 2011 6:40 pm

AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH


Erika me cae super bien es r- mala.


Esta genial la fic sigue por fa


Te felicito...

I love you I love you I love you I love you I love you I love you I love you I love you I love you I love you
avatar
EngelPrinzKaulitz

Mensajes : 97
Fecha de inscripción : 03/11/2010
Localización : colombia

Volver arriba Ir abajo

Perros Sueltos

Mensaje  MariahTrümper el Jue Feb 17, 2011 8:50 pm

Capitulo 22: Bocetos.
-¡Erika! – apretando su brazo.
-¡Auh! – quejándose. - ¿Qué?
-Se supone que no lo conozco. – Entre dientes.
-Cierto… pero no me aprietes de nuevo, enserio duele. – Solté poco a poco mi agarre y ella se apresuro a sobarse. –Que fuerte…
-Buenos días, soy su profesor de Artes, Tom Kaulitz. – Murmuro su ronca voz. Me quede de espaldas a él. – Por favor, tomen su lugar frente al trípode. –Serio. Todas, se aproximaron sin quejarse. – Ahora, quiero que dibujen algo para mí.
-¿Cómo qué? – cuestiono alguien.
-Buena pregunta. – Escuche su risa nerviosa. - Un retrato. De alguien, no importa quién. Puede ser alguien famoso… Angelina Jolie, Brad Pitt, Sammy Deluxe… emm, ¿Quién más?
-¡Mariah Carey!
-¿Johnny Depp?
-Oh, también Amy Lee…
-¡Hayley Williams! Ella es la más bella…
-Okey, sh… chicas, no quieren que roben sus ideas ¿oh si? – Sonaba divertido. – Bien, tengo entendido que son dos horas seguidas aquí, así que… tienen el suficiente tiempo para hacer por lo menos un boceto. Si no están muy seguras pueden hacerlo en su cuaderno, de lo contrario, pueden comenzar de una vez en la hoja del trípode…-
-¿Y que si no queremos alguien famoso? – cuestionaron.
-Bien… - suspiro. – pueden dibujar su mejor recuerdo…
Todas asintieron. Tome en lápiz azul, y comencé por mi cuaderno. No era que no estuviera segura, si no que no quería que las demás observaran. Solían ser muy criticonas y mejor, me ahorraba problemas.
Me aleje lo más posible de todas, recargue mi cuerpo al tronco y comencé a dibujar. Seria, sola y concentrada. Continúe en una hoja nueva, representando mi mejor recuerdo hasta hoy…
-¿Se puede saber porque esta tan alejada de la sociedad señorita? – divertido. Levante la cabeza, mirándolo casi susurrando en mi oído, sentándose a mi lado, sobre el césped. - ¿Qué dibuja? – serio.
-No es nada bueno… profesor. – Sonriendo.
-Muéstreme… - serio.
-No.
-La enviare a dirección. – Alzando una ceja.
-No puede, tengo derecho de privacidad. – Sonreí.
Rio por debajo. - ¿Cómo has estado? ¿Dormiste bien, pequeña? – cambiando su tono de voz.
-Sí. Pero me hubiera gustado amanecer como ayer. – sonreí.
-Pero abrazada de un chico lindo. – Sonrió.
Diablos, ni siquiera disimulábamos el hecho de gustarnos un poco. Aunque, tal vez solo era un juego, ¿o tal vez no?
-Algo así. – Sonreí. – Si no regresas sospecharan. Aquí las chicas son muy…
-Celosas. Me lo dijeron. El profesor Brooks me advirtió ya.
-¿Por qué no me dijiste que trabajarías aquí?
-Apenas esta mañana me lo propusieron. – Sonrió. – Me pagaran bien.
-Podrás comprarle a Scotty una correa decente. –Bromeando.
-Lo sé. Eso lo hará feliz…

Tom
Probablemente pensó que no la había visto. Pero su perfume caro se distingue a kilómetros de distancia. Simplemente es ella.
Reímos un poco, cuando la chica delgada y de cabello castaño obscuro, nos interrumpió.
-¿Profesor? – parándose frente a nosotros. - ¿Podría ayudarme? – dijo, con una voz frágil.
-Claro. – Asentí, levantándome del césped. – Dígame. – Sonreí.
-No sé qué dibujar, así que pensé que usted sería un buen modelo. ¿Podría? – tímida.
-Seguro. – Sonreí. – Espero que aunque sea, haya dibujado las líneas principales de mi rostro…
-Sí, mire. – Enseñándome el cuadernillo. – Solo tengo la silueta de su rostro. – Sonrió. - ¿Qué piensa?
-Es bueno. – Sonreí. – Vas bien. – mirando a Mariely, concentrándose.
………………
-¡Bien chicas! Es todo, entréguenme sus bocetos. – Grite.
-¡AH! – dijeron en coro, algo preocupadas.
-No importa si no está terminado, así como sea por favor. Ahora, no quiero que lleguen tarde a su descanso. – Sonreí al recibir papel tras papel. – Gracias… gracias… gracias. Muchas gracias… - sonreía cada una de ellas, pero en realidad, solo quería sonreír a una. Quien se acercaba lentamente. -¿Termino señorita Thompson? – tomando su hoja.
-Si… - girándola. – Véala después, por favor… - sonrió. – Que le vaya bien, profesor Kaulitz…
Sonreí como un idiota, siguiéndola con la mirada. Hasta llegar con una chica de cabello negro y corto, quien le sonreía. – Gracias. – Musite al recibir la última hoja.
…………
Durante el almuerzo, todo continuo normal. Las chicas, no dejaban de mirarme. Al principio pensé que sería acoso pero al final, recordé mis años de preparatoria.
-Dulces, dulces años…
-De seguro el olor a tóner lo pone mal, profesor. – Me dijeron, sentándose frente a mí.
-No señorita Thompson. Que yo recuerde, no sacaba copias, ¿oh si? – alzando una ceja.
-Ella es Erika Apple. – Sonrió. – Mi amiga.
-Hola Erika. – Sonrei.
-Hola… ¿Tom? ¿Le puedo llamar así?
-Seguro. – Sonreí. – Pero no frente a las chicas... ¿sí?
-Bien. – Sonrió.
-¿Y qué hacen aquí para divertirse? Todo parece, automático.
-Hablar. – Corearon ambas. – Aunque debes alejarte de las delgadas de cabello castaño… - continúo Erika – son celosas, melosas y sobre todo mentirosas. No soportan que el mundo no gire en torno a ellas. Pero en fin… - suspiro.
-Oh… - girándome para observarlas. – Una de ellas me dibujara.
-¿Enserio? – cuestiono Mariely.
-Sí, no sé porque.
-Le gustas. – Dijo Erika, firme.
-¿Qué? – reí. – Claro que no.
-Claro que sí. – Insistió.
-Naa… - suspire.
Ella, rodo los ojos divertida. – Oh, tengo hambre. Iré por una hamburguesa, ¿alguien quiere? – parándose.
-Am… no gracias. – Respondió Mariely.
-Ya comí, gracias. – Sonreí.
-Bien, ya regreso. – termino de pararse, y emprendió paso hacia la cafetería, a unos cuantos metros de distancia.
-¿Y bien? – cuestione, al verla tan seria.
-¿Qué? – mirándome.
-Bueno… ¿Por qué tan seria? – mirándola.
-Oh, no lo note. – Seria.
-Siempre hablas mucho.
-Tú que sabes, apenas me conoces. – Indignada. – Además, no sabes cómo soy. Tal vez soy bipolar, o algo así.
-No lo creo… - mirando las hojas, sobre la mesa.
-¿Por qué?
-Porque eres… eres tú. Tal vez no te conozca desde hace mucho pero, es como si fuera así.
-Si claro… - bufo.
-Hablo enserio. – Sonreí. - ¿Y tú?
-¿Yo qué?
-¿Qué sientes cuando estás conmigo? – mirándola fijo.
Sus ojos, se abrieron un poco más de lo normal, la había tomado por sorpresa. Su rostro cambio en menos de un segundo. Mirándome fijamente, penetrando mis pupilas una y otra vez.
-Yo… yo… yo… - tartamudeo varias veces.
-¿Tu? – sonreí, sin dejar de mirarla ni un segundo.
avatar
MariahTrümper

Mensajes : 69
Fecha de inscripción : 22/08/2010
Edad : 22
Localización : En la imaginacion

http://www.facebook.com/mariah.hdez

Volver arriba Ir abajo

Re: Perros Sueltos

Mensaje  Admin el Jue Feb 17, 2011 9:06 pm

WOWOWOWOWOW:....
Bueno, no pude comentar el anterioir...pasaron algunas cosas bastante abstractas en mi vida los dias anteriores y pss no pase a leer pronto...la cosa es el fic, buen capi, AMBOS...ese profesor, me suena a aventuras, jajaja, y me pregunto que le contestara ella! SUBE PRONTO:), SALUDOS:! bounce
avatar
Admin
Admin

Mensajes : 357
Fecha de inscripción : 27/07/2010
Localización : Mexico

Volver arriba Ir abajo

Re: Perros Sueltos

Mensaje  EngelPrinzKaulitz el Vie Feb 18, 2011 12:36 pm

WOW...


Esta genial, Tom es super lindo. sigue porfa...

I love you I love you I love you I love you I love you I love you I love you I love you I love you I love you I love you I love you I love you


avatar
EngelPrinzKaulitz

Mensajes : 97
Fecha de inscripción : 03/11/2010
Localización : colombia

Volver arriba Ir abajo

Perros Sueltos

Mensaje  MariahTrümper el Dom Feb 20, 2011 6:50 pm

Capitulo 23: “Cariño”
Sus ojos, se abrieron un poco más de lo normal, la había tomado por sorpresa. Pues, su rostro cambio en menos de un segundo. Mirándome fijamente, penetrando mis pupilas una y otra vez.
-Yo… yo… yo… - tartamudeo varias veces.
-¿Tu? – sonreí, sin dejar de mirarla ni un segundo.
-Cariño. – Dudando.
-¿Cariño? – cuestione. - ¿Solo eso? – ella asintió. – Bien, yo igual. – Firme.
-Creo que debo ir a buscar a Erika, si no, llegaremos tarde. Con permiso. – Levantándose.
-Te veré después. – Serio, aparte la mirada.

Mariely
¿Cariño? Por dios, ¿no se me pudo ocurrir otra cosa más estúpida? ¡Dios! Soy tan tonta. Era más que obvio que no era cariño. El cariño lo había sentido antes, y esto, esto que siento cada vez que lo veo no es solo eso.
Entre a la cafetería, con paso rápido, buscándola. Todo lleno, por completo. Me acerque lentamente y cuidando mi camino, hacia la barra.
-Hola, emm ¿disculpa? – le dije a la chica que atendía.
-Oh, hola. – Sonrió. - ¿Pasa algo?
-Emm, no. No mucho, bueno solo busco a Erika. Erika Apple. ¿No la viste?
-¿Qué te hace creer que yo sé donde esta? – se miraba molesta.
-Bueno, en ocasiones la eh visto juntas. Además, no entiendo tu molestia.
-Mira niña, tu y todas tus…
-¿Mariely? – murmuro alguien.
-¿La conoces? – le respondió la chica, agachándose.
-¿Qué pasa? – cuestione. - ¿Hola?
Se levanto de golpe, mirándome sonriente. Como cuando llegue. – Sal de aquí, entra por la puerta trasera pero cuidado. Que nadie te vea o me pondrán como piñata, ¿okey? Toca tres veces. – sonriendo.
-Emm… claro. – Confundida.
……………………
Toque una, dos, tres veces.- ¿Hola? – después de unos segundos, en los que nadie abrió. -¿Hola? – repetí. Tres enormes botes de basura, negros. Repletos de basura y malolientes.
El rechinido de las tuercas oxidadas, me hizo darme cuenta de la chica que estaba parada bajo el marco de la puerta.
-Ven… - tirándome del brazo, y haciendo que entre de golpe.
-¿Qué? ¿Qué haces? – confundida. Cerró la puerta, y quedamos solo en penumbras. Obscuras y frías penumbras. - ¿Dónde estamos?
-En la cocina… - murmuro. – Sh…
-¿Qué haces? – confundida. Sentí como su mano recorrió todo mi brazo, hasta tomar la mía y para ayudarme a caminar. -¿Erika?
-Tranquila, no te asustes. Ya te dije que no soy lesbiana.
-No, no es por eso. ¿A dónde vamos? – siguiéndola.
Se hizo la luz, y adentrándose en la habitación estaba la chica de la barra. Acercándose, y sonriéndonos.
-Hola, yo soy Camila Baker. Dime Cami. – Sonrió.
-¿Qué pasa? –cuestione.
-Tranquila, nada malo. – Sonrió Erika. – Simplemente te quería presentar.
-Me asustas. – sonreí.

Tom
¿La amo? ¿O simplemente me parece “sexy”? Todo es tan confuso, mierda. Esa niña tonta, y rica no quiere salir de mi cabeza. “Cariño” ¿está loca o qué? ¿Cree que no me doy cuenta de que cada vez que hablamos no le quita la vista de encima a mis labios moviéndose? No podría ser más obvia.
Cada que la veo, observándome, siento un fuerte escalofrió recorriendo todo mi cuerpo. Unas ganas inmensas de abrazarla. Desde aquel día del paseo, cuando la lleve al departamento, necesito de nuevo esa sensación de contacto con su piel. Sus hermosos ojos mirándome fijamente, sus labios diciendo lentamente mi nombre en un susurro, sus manos, entrelazándose con las mías.
Algo vibro en mi pantalón, de nuevo, alguien llamaba a mi celular.
-¿Hola? – respondí.
-¿Tom? – cuestiono una chica. – Tom, soy Chantalle. Necesitamos hablar cariño…
-¿Chantalle? – mire la pantalla. - ¿Cambiaste de numero?
-Tomi, bebe mi asaltaron… - con la voz entrecortada.
¿Y? trague saliva. - ¿Te paso algo? ¿Qué te hicieron?
-No, no nada Tomi. Descuida, solo me quitaron mi bolso y huyeron. – Sollozo. – Estuve muy asustada bebe…
-Oh, me lo imagino. – Suspire. - ¿Estás bien?
-Si… ahora sí. – suspiro. – Voy al departamento, necesito…
-No. – Me apresure a contestar, interrumpiéndola.
-¿No? – cuestiono. - ¿Por qué no?
-Estoy trabajando. – Serio.
-Bueno, la galería esta debajo. Supongo que…
-No. – Dije de nuevo, diablos parecía que estaba asustado. – Bueno, es que, estoy trabajando como profesor de artes.
-¿Profesor? – irónica. - ¿Dónde? ¿Cuándo? ¿Cómo? Y lo más importante ¿Por qué? – casi riéndose.
-Bueno, el mismo director fue quien me contrato. Me pagaran bien. – Serio.
-Bien por ti bebe. – Rio. – Bien, te… - hizo una pausa. – Te veo esta noche. – en un susurro.
-Bien… - susurre.
Cortamos la comunicación. Okey, las cosas no podían estar peor.
Uno, me acostaría con Chantalle de nuevo. Dos, la chica que amo solo me “estima”. Tres, estoy estúpida y malditamente enamorado.
¿Si las cosas empeorarían? No lo sé. Todo va de mal en peor. ¡MIERDA!

Mariely
-Bueno, fue entonces cuando escape. – Sonriente. – No iba a permitir que ese mal nacido se siguiera aprovechando de mi cuerpo. – Dijo Camila, al terminar de contar su ajetreada vida.
-¿Tu padrastro? – cuestiono Erika.
-Si… - suspiro. –el mismo idiota que sería el padre de mi hijo si es que no me hubiera golpeado. – Bufo. – Pero… son cosas de la vida. El destino, ese ya está escrito. ¿Qué puedo hacer?
-Hiciste bien. – Le dije. – Creo que fue lo más inteligente que pudiste haber hecho. De lo contrario, aun estarías soportándolo.
-Lo sé. – Sonrió. – Y bien, ¿Qué hay de ti? – me dijo. – Cuéntame de tu vida…
-Bueno, soy “huérfana” de madre. Y mi padre nunca está en casa, y hay una tipa, que es mi tutora, se llama Amanda. – Bufe. – Es sumamente molesta…
-¿Amanda? ¿Amanda Wells? – cuestiono Erika.
-Sí, ella… - resople. - ¿La conoces?
-Yo no, pero…
-…yo si… - continuo Camila. – Por ella mis padres se divorciaron.
-¿De verdad? – sorprendida. –
-Sí, de hecho, trabajaba en Londres en un prostíbulo. Ahí, la conoció mi padre, poco después se divorcio de mama y ella se caso con Jack. – Bufo. – Wow, nuestras vidas son un poco similares. ¿No lo creen? – Sonrió.
Ambas, asentimos sonrientes. Era verdad, éramos similares en la forma de pensar, y actuar. Aunque claro está, ellas eran mucho más valientes que yo.
Erika escapo de un internado femenil de Rusia, y Camila, había soportado la violación de su padrastro y la pérdida de un hijo.
Después de pasar toda la tarde hablando en la bodega de la cafetería, fuimos a dormir a nuestras habitaciones.
Como buen internado, dormíamos ahí entre semana. De lunes a viernes, y por la tarde de este último día nos dejaban ir a nuestros hogares, solo si nuestros padres o tutores se presentaban.
-Descansa… - Le dije a Erika, antes de que ella cerrara sus ojos, y se quedara dormida.
Me despoje de mis zapatos, lazándonos debajo de mi cama. Lentamente deslice mi chaqueta de algodón por mis brazos, y desabotone mi camisa y baje mi falda, quedándome únicamente en un short corto y una blusa sin mangas.
Recogí mi cabello en una coleta, y me recosté en la cama, cubriendo mi cuerpo con el edredón.
A pesar de pasar todo el día hablando, no podía olvidar su mirada, sus labios moviéndose al hablarme. No podía olvidar a mi profesor de artes.
avatar
MariahTrümper

Mensajes : 69
Fecha de inscripción : 22/08/2010
Edad : 22
Localización : En la imaginacion

http://www.facebook.com/mariah.hdez

Volver arriba Ir abajo

Re: Perros Sueltos

Mensaje  EngelPrinzKaulitz el Lun Feb 21, 2011 8:40 pm

WOW...

El final estuvo genial, te felicito

que mal que tom se acueste otra vez con chatelle. NOOOOOOOOOOO

espero k lo cuentes todo. Genial AMO TU FIC...


I love you I love you I love you I love you I love you I love you I love you I love you I love you I love you I love you I love you I love you
avatar
EngelPrinzKaulitz

Mensajes : 97
Fecha de inscripción : 03/11/2010
Localización : colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Perros Sueltos

Mensaje  Sol ㋖ el Jue Feb 24, 2011 9:45 am

uy uy uy!!!!! Tommy enamorado???? Shocked epaaaaa!!! eso si es un cambio!!! bueno, era bastante obvio que estaba enamorado de Mary, el cambio es que lo haya admitido Wink

perdona que no posteé en el cap anterior!!!! Neutral hace bastante rato que no accedía a mi PC ¬¬ en fin...espero que no tardes en postear un cap nuevo!!! Very Happy cuidate nenaaaaa!!!! ^^ Küsseeeee!!!! I love you
avatar
Sol ㋖

Mensajes : 141
Fecha de inscripción : 22/08/2010
Edad : 23
Localización : Argentina

Volver arriba Ir abajo

Re: Perros Sueltos

Mensaje  Admin el Sáb Feb 26, 2011 1:16 pm

No, ni yo olvidaria a mi profesor de artes y es que con TREMENDO profesor yo si me caso...hahahaha. Ahora se esta conociendo un poco mas de la vida de los personajes y de la amanda esa, ojala que la corran y ya no fastidie a mariely...hahaha y que le de un beso a Tom...Very Happy!
HAHA eso si me encantaria que pasara pero, la paciencia siempre es primordial so...sube pronto:) cat alien
avatar
Admin
Admin

Mensajes : 357
Fecha de inscripción : 27/07/2010
Localización : Mexico

Volver arriba Ir abajo

Perros Sueltos

Mensaje  MariahTrümper el Miér Mar 02, 2011 11:18 am

Capitulo 24: Intrusos.

Tom

No sé que tiene su cara, que me estremece poco a poco. No sé que tienen sus ojos, que me hechizan lentamente. No sé quién eres, pero me emociona verte. Esa niña había logrado algo, que muchas otras no habían logrado antes. Enamorarme.
Fue un día cansado, un día de trabajo duro pero que al finalizar la semana tendría su recompensa.
-¡Hey, Tom! – me dijo Georg, adentrándose en la sala de mi casa. – Me llego el rumor que tenias empleo. – Rio. - ¿Es enserio? – me cuestiono, parado frente a mí.
-Sip… - rodando los ojos. - ¿Por qué la risa? – colocando las manos detrás de mi nuca, relajándome.
-Nunca me imagine que fueras profesor. – Rodo los ojos. –Hasta donde yo recuerdo, odiabas la escuela y sobre todo a los profesores.
-Lo sé, pero… - hice una pausa, una larga y suspire.
-Esta ella, ¿cierto? – mirándome. –
-Cuando tome el empleo no lo sabía. De pronto, ella estaba en mi primera clase… - sonreí al vacio. – Y fue especial. Fue mi primera alumna.
-Me imagino. – Sonrió. – Ivonne, fue mi primera paciente. Y desde entonces hemos sido inseparables…
-¿Qué debo hacer? – mirándolo. – Es decir, tú te mezclas mucho con personas de la alta sociedad, así que, ¿Qué hago? ¿La invito a salir?
-No, no, no. Los ricos prefieren esperar un tiempo para asegurarse que nos le robaran. Prefieren, conocer primero a la persona. La conoces desde el sábado y hoy, apenas es lunes. Con un mes, bastara para comenzar a tomarse confianza… - sonrió.
-Sabes mucho de esto, ¿cierto? – sonreí.
-Ah, estoy enamorado. –Suspiro, y sonrió. Dejándose caer al sofá, justo a mi lado, también con ambas manos detrás de la nuca, mirando el techo.
-Es muy bella… - murmure.
-Eso sí. –Me dijo. – Es bonita, joven e inteligente. Quedan pocas de esas… -rio a carcajadas.
-¿Qué es tan gracioso? – cuestione.
-Chantalle y ella, son totalmente diferentes… - resoplo. – No entiendo cómo es que…
-¡Hola bebe! – gritaron desde el otro lado de la habitación.
Ambos, nos giramos para ver de quien se trataba. Cuando veo sus piernas largas y bronceadas, unos tacones sumamente altos y un pequeño vestido, que apenas la cubría. Chantalle Paige, sin duda alguna.
-Por fin te veo, bebe… - me dijo, acercándose a nosotros. Georg, solo se dispuso a levantarse. – Oh, hola Georg. – Comento sin ánimo.
-Hola… - resoplo molesto. – Tom, me voy. Ivonne esta sola y debo ir con ella. – Me dijo.
-Bien, cuídate Georg. – Me levante y nos dimos un breve abrazo de despedida.
-Adiós. – Me dijo. –Hasta luego, Chantalle. – Caminando hacia la puerta, ella solo fingió una sonrisa y rodo los ojos.
Era impresionante su relación con Ivonne, siempre estaban unidos y a pesar de sus peleas, nunca terminaban molestos. Llevaban mucho tiempo así, y espero, realmente espero que algún día me pase algo similar.
-Ivonne lo cambio mucho, ¿no crees? –
-¿Eh? No, no, Georg sigue siendo el mismo. Torpe, serio y “maduro”. –le respondí.
-Pero me mira de una forma horrible, ¿no lo notaste? – indignada.
-¿Qué esperabas? – indiferente aunque, un poco molesto. –Le dijiste “perra ramera buscona” a su prometida. – Serio, cruzándome de brazos.
-Oh, vamos bebe. No te pongas en ese plan. – Sonrió. – mejor, hagamos algo esta noche, ¿sí? – acaricio mi pecho. - ¿Qué dices? – susurro cerca de mi boca.
-¿Quieres cenar? – cuestione, cambiando el tema.
-¿Qué? – mirándome indignada. - ¿Hablas enserio? – arqueo una ceja, y se alejo de mi. – Tom, soy modelo y estoy a punto de rebasar mi peso ideal, y tu quieres “cenar” ¿acaso estas demente? -molesta.
¡Ella no se queja por la comida, ella es real! Suspire cansado. -Chantalle, tu cuerpo está perfecto. Eres delgada y bonita, ¿Qué más quieres? – mirándola fijamente.
-¿Qué mas quiero? ¡¿Qué que más quiero?! ¡Quiero 15 kilos menos! ¡ESO QUIERO! – enojada. - ¡¿Por qué nadie lo entiende?! Maldita sea. – murmuro furiosa. Se cruzo de brazos, dándome la espalda.
-¿Estás bien? – le murmure en un tono sumamente bajo, sinceramente, para que no me respondiera.
-Tom… - gimió. ¡MIERDA! – Hazme tuya esta noche, bebe. ¿Sí? – girándose, y abrazando mi cuello. – Anda…
-Chantalle, yo…
Chasqueo la lengua en repetidas ocasiones. -Sh, sh, sh… - colocando su dedo índice en mis labios. – Silencio bebe…
……
Nos besamos como despedida frente a la galería, y tomo su camino.
Al cruzar la calle, visualice la delgada silueta de Ivonne, mirándome seria desde la puerta de la boutique donde trabajaba.
-Buenos días… - le dije, agitando mi mano.
-Hola… - respondió cortante, y continúo abriendo la cerradura.
-¿Qué pasa? – pregunte, del lado contrario de la calle.
-Nada. – Seria. – Continua con tus “asuntos”. – me dijo, haciendo comillas aéreas.
-Más tarde hablamos, ¿sí? – regresando a la galería.
-Como quieras… - bufo, entrando a la tienda, y cerrando la puerta detrás de ella.
-Bien… - murmure confundido.

Mariely
En estos momentos, no sé que era más molesto, el hecho de levantarme temprano o tener que verle la cara a la prefecta, hurgando en toda mi habitación buscando algo “ilegal”.
-Está limpia… - le dijo al director, mientras se quitaba los guantes de látex blanco que tenía en sus manos.
-Me da gusto Mariely. – Me dijo, posando su mano derecha en mi hombro izquierdo, y sonriéndome.
Sonreí de vuelta, y observe como salían de mi alcoba. Termine de peinarme para entrar a clases, y después de unos minutos salí.
-¿Hola? – fue lo único que se me ocurrió decirle al chico, que estaba prácticamente plantado afuera de mi puerta, esperándome.
-Buenos días, y el director Brooks me envió. – Sonrió.
No sabía que era más tierno. Un osito de peluche o la linda sonrisa de ese muchacho. Tenía una dentadura perfecta, y blanca. Parte de su cabello castaño cubría su frente, pero eso no le quitaba la luz de sus ojos.
-¿Pasa algo? – cuestione preocupada.
-Solo me dijo que quería a todas las chicas de tercero en el patio delantero, formadas…
-Bien… -cortante. - ¿Eres de… Gutemberg? – pregunte.
-Sí. –Sonrió. - ¿Me has visto?
-No, pero… aquí solo hay niñas. Por eso lo digo… - sonreí. – Bien, voy para allá… - Sonreí a medias. El, dio media vuelta y emprendió paso. - ¡Oye!
-Dime. – Deteniéndose, casi a la mitad del pasillo.
-Soy Mariely. – Sonreí.
-Lo sé. – Sonrió. – Mariely Thompson… - Acercándose de nuevo. – Soy Max Paige, un gusto… - tomando mi mano.
Sonreí nerviosa, era muy dulce y educado conmigo.
………..
El sol, directo en mi cara. Recuerdo que una vez leí el daño que nos hace la luz solar directamente a los ojos. Así que, probablemente me quede ciega.
-Chicas, lamentamos informarles que el colegio Gutemberg esta transfiriendo estudiantes… - dijo el director, por el micrófono.
Los murmullos se hicieron presentes, y aumentaban su volumen. La verdad, a mi no me molestaba eso, no conocía a ningún chico de allá. Pero, no entendía que tenía que ver eso con nosotras.
-¿Y a nosotras qué? – dijo Erika, detrás mío.
-No lo sé… - respondí, haciéndome un poco hacia atrás. –Se supone que…
-¡Sh, silencio en las filas! – Grito la prefecta, seria. - ¡Apple!
-¡¿Qué?! – le respondió Erika a gritos. - ¿Mande? – más seria.
-Silencio… - murmuro, colocando el dedo índice en sus labios.
-Bien… - respondió, imitando su voz.
-Silencio. – Dijo el director en general. – Los chicos de Gutemberg vendrán aquí, a Goldemberg, colegio de chicas, por un corto tiempo. .. – serio. – La razón… el señor Gutemberg Mallete, falleció hace dos noches de un… - los murmullos volvieron. – Silencio… falleció de un paro cardiaco. – Mas serio. – Por tal motivo, su hermano, el dueño de esta institución, decidió tomar cartas en el asunto y hacer este un colegio mixto…
-¿Nos van a mezclar con ellos? – cuestiono Elizabeth, con un tono arrogante. – ¿De qué mala broma se trata todo esto?
avatar
MariahTrümper

Mensajes : 69
Fecha de inscripción : 22/08/2010
Edad : 22
Localización : En la imaginacion

http://www.facebook.com/mariah.hdez

Volver arriba Ir abajo

Re: Perros Sueltos

Mensaje  EngelPrinzKaulitz el Miér Mar 02, 2011 4:04 pm


WOW...

Esto esta GENIAL...

Me encanto este capi porfa sigue... Razz


Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven
avatar
EngelPrinzKaulitz

Mensajes : 97
Fecha de inscripción : 03/11/2010
Localización : colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Perros Sueltos

Mensaje  Sol ㋖ el Vie Mar 04, 2011 1:42 pm

ohhhhh se van a mezclar con los chicos!!!! eso traerá...cosas Razz

agh!!! esa Chantelle... por que no la deja???? si Mary se llegara a enterar... No cómo es que no sa da cuentaaaaa???? Mad

si, estoy algo rara xD no sé...hace calor por acá, tal vez me afecte Razz

wiiiii que buen cap!!!! ^^ bitte, no tardes es posteaaaaaaaaaarrr!!! bounce cuidate!!! ^^ Küsseeee!!! I love you
avatar
Sol ㋖

Mensajes : 141
Fecha de inscripción : 22/08/2010
Edad : 23
Localización : Argentina

Volver arriba Ir abajo

Re: Perros Sueltos

Mensaje  Admin el Dom Mar 06, 2011 4:32 am

OHOHOH! con que Peige se apellida?...mmmhh, algo hay en esto, haha, yo solo quiero que Tom deje de ver a Chantelle y que pase mucho tiempo con Mary y que se amen:) haha, bueno se que no debo apresurar las cosas pero, es dificil evitar querer eso, ademas, Chantelle solo quiere...bueno, continua, me gusta mucho el fic, saludos:D
avatar
Admin
Admin

Mensajes : 357
Fecha de inscripción : 27/07/2010
Localización : Mexico

Volver arriba Ir abajo

Re: Perros Sueltos

Mensaje  Nicol (Nikki) Kaulitz ㋖ el Miér Mar 09, 2011 8:10 pm

Hola Very Happy
Bueno Hermosa, realmente debo felicitarte. me Gusta Tu forma de Escribir, eres Buena Wink
Lamento si no había pasado antes :S Igual Almiss me la recomendó y tenia Razón, ESTA SUPER INTERESANTE
Aunque la verdad no la e terminado de leer, Pero quería que supieras que lo estoy haciendo para darte mas Ganas de que escribas Wink
En Fin!! ME AGRADA, EL Prologo me dejo de infarto y realmente si tiene mucho mucho Misterio. No puedo esperar a que se desenvuelva todo, ;D
bueno... prometo pasar mas Seguido. besos y de nuevo felicitaciones... ^_^
Pstdt: Esta Amanda me Callo Mal.. Y Tom pintor!!! Aw! Que me haga un Cuadro a mi XD HEHE CONTINUA
avatar
Nicol (Nikki) Kaulitz ㋖
Admin

Mensajes : 271
Fecha de inscripción : 28/07/2010
Edad : 21
Localización : Bogotá - Colombia

http://tokiohotelfics.foro-mexico.net

Volver arriba Ir abajo

Perros Sueltos

Mensaje  MariahTrümper el Miér Mar 09, 2011 11:40 pm

Capitulo 25: Retos.
-¿Nos van a mezclar con ellos? – cuestiono Elizabeth, con un tono arrogante. – ¿De qué mala broma se trata todo esto?
-Por favor, pasen chicos… - dijo el director.
Seis grupos de mujeres en filas, totalmente uniformadas y bien peinadas. Entre filas, había alrededor de tres prefectas, vigilando. Al frente, el director con su conocido traje negro y unos cuantos profesores detrás de él. Faltaba la unica persona que queria ver, Tom.
Seis filas de chicos comenzaron a entrar, si notarlo, su uniforme era parecido al de nosotras. Chaqueta guinda, pantalón gris y zapato negro, además de una camisola blanca y corbata negra.
Los murmullos, seguían aumentando su volumen. - ¡SILENCIO! – replico el director. –Tercero A hombres, con tercero A mujeres. Tercero B hombres, con tercero B mujeres. Tercero C hombres, con tercero C mujeres. Tercero D hombres, con tercero D mujeres…

Tom
Mi segundo día de trabajo, y llegue tarde. Las chicas estaban formadas, su espalda recta y con el uniforme bien portado. A lo lejos, pude distinguirla. Su postura que la hacía resaltar entre todas, su cabello sujeto en una coleta bien peinada, y su rostro serio, inexpresivo.
-¿Pasa algo? – le pregunte al guardia, que me abría la puerta.
-Oh, profesor Kaulitz… - me dijo sonriendo. – El señor Gutemberg murió, y ahora mezclaran los colegios…
-¿Gutemberg? ¿El del colegio masculino? – entrando.
-Si… - cerrando de vuelta la reja. – El hermano gemelo de Goldemberg Mallete… - serio, bajo la cabeza.
-Oh, lo siento mucho por el señor… - serio.
-¿Sabe? El occiso, fue quien lo recomendó con su hermano. Gracias el está aquí… - sonrió. – Tengo entendido que un viejo amigo de él, lo recomendó.
-¿De verdad? – sonreí sorprendido. –Genial…
-Bueno, pase… - sonrió.
Sonreí, y emprendí paso hacia el patio. Las filas comenzaban a deshacerse, y los maestros a interrogarse entre ellos.
-Buenos días… - murmure. A lo que, solo el profesor de atletismo me oyó.
-Buenos días. – Respondió sonriente. – Eres el profesor de artes, ¿cierto? Tom… Tom Kaulitz…
Asentí sonriendo. – Sí, soy yo.
-Oh, soy Mark, Mark Evans. – Sonrió y me dio su mano. – El profesor de atletismo.
-Eso último ya lo sabía. – Sonreí. – Ayer que llegue te vi con las chicas de segundo…
-Eso explica porque no me ponían atención… - pensativo, mirando al suelo.
-¿Cómo? – reí por debajo.
-Oh, no nada. – Sonrió. – Hablo conmigo mismo… y bien ¿soltero, casado, viudo, divorciado? - dijo rápido. - ¿Cómo estás?
-Emm… - No lo sé, me doy un FREE cada que puedo. - soltero. – Sonreí. - ¿Tu?
-Ah… - suspiro. – Divorciado… ¿Qué edad tienes?
-Veinte. – Sonreí.
-Eres joven. Yo tengo veinticinco. –Torció la boca. – Oye, cuidado con las chicas de tercero. En especial con el grupo D, son un poco… salvajes.
-¿Salvajes?
-¿No supiste lo que le paso al profesor Hall? – negué con la cabeza. – Bueno, una de las chicas quedo reprobada en su clase, y por algún motivo le puso adrenalina a su café… - Torció la boca. – Ahora, imagínate a un anciano con demasiada energía en su cuerpo lleno de pellejo…
-Diablos… - murmure. Eso me recordó a mi mala experiencia con el viagra. - ¿Cómo esta él?
-Bien, espero. Después de eso salto cinco pisos abajo…
-Diablos. – sorprendido.
-…y cayo desnudo en el patio delantero durante mi clase. – serio.
Intente contener mi risa. No es nada difícil imaginarte a un anciano desnudo en medio del patio, que cayó del cielo como por arte de magia.
-Señor Kaulitz. – Me llamaron. Gire mi cabeza lentamente, y detrás de mi estaba el director Brooks. – Un gusto de nuevo… - sonrió.
-Igualmente. – Sonreí. – Es una muy mala noticia lo del señor Mallete.
-Lo sé… - suspiro. – El profesor, era una excelente persona. Llamare a nuestro superior para darle en pésame por la pérdida de su hermano… con permiso… - serio.
Ambos asentimos. Una vez solos, seguimos hablando de las alumnas. Ese profesor era un poco extraño, serio, imaginativo y aparentemente, miraba demasiada pornografía.
De pronto, empezó a hablar de cada una de las chicas del grupo D, sinceramente esperaba que dijera algo de ella.
-Y como le digo, culpan a Erika Apple del accidente de Hall. En fin, cuídate mucho de ella… - sonrió. – Por otro lado, hay una alumna excepcional aunque a veces un poco arrogante, pero sumamente inteligente y madura.
-¿Quién?
-Mariely Thompson. Muy, muy bella y con un cuerpo escultural, simetría única. Es simplemente la mujer perfecta… - sonrió. – Además de rica.

Mariely
-Ah… - murmure, quejándome.
-¿Te mordiste la lengua de nuevo? – cuestiono Erika, a mi lado.
-Si… - adolorida.
-Tal vez alguien esté hablando de ti… - seria.
-O tal vez el dulce que me diste no es masticable… - regresando a mi mano, lleno de saliva. – giu… - observándolo.
-Guárdalo, ahí vine Evans… - murmuro rápido.
Me asuste, y lo tire inconscientemente al piso, fue lo único que se me ocurrió en ese momento.
Los shorts de licra del profesor, hacia que mi vista solo se fijara en su enorme trasero bien esculpido, su abdomen bien marcado y sobre todo, esos gigantescos brazos llenos de miles y miles de…
-¿Thompson? – me dijo, sacándome de mi trance.
-Ah, ¿sí? – asustada, ¿habrá notado que miraba sus atributos?
-Se dice presente.- sonriendo.
-Lo siento. Presente… - sonríe nerviosa.
Miro la lista de nuevo. -Villegas...
-¡Presente! – respondieron.
Mire el suelo, de seguro parecía una estúpida viéndolo. Tonta, tonta… tome una bocanada de aire, y de nuevo me atreví a mirarlo intentando contener mis pensamientos.
-Hoy jugaremos basquetbol señoritas. – nos dijo a todas. – Necesito dos equipos de quince chicas, ¡ahora! – sonó su silbato.
…………………………..
-¡Elizabeth! - grito Elisa, su amiga extendiendo los brazos para recibir el pase.
-Me gusta estar en la banca… - moviendo mis pies. - ¿Y a ti?
-Igual, no sé cómo se juega básquet… ni quiero saber… - rio. - ¿Estar en facebook no es un deporte? – mirándome.
-Aun no. Pero pronto estarás en el libro Guines por ello. – Sonreí.
-Eso espero… - seria.
Mi lista de reproducción era larga. Alrededor de 398 canciones de todos los géneros. No sé cómo mi i-pod aun seguía con memoria.
-Oye, mira lo que acaba de entrar… - murmuro Erika, golpeando mi hombro.
-Dios… - murmuro la chica que estaba al otro lado mío, Carolina. – Ese si es un hombre. – Sonrió. – Cambiaria al Evans por Kaulitz, sin duda alguna…
Levante la cabeza, y lo rectifique. Tom, acababa de entrar al gimnasio donde nosotras estábamos. Caminaba directo a la cancha, sus jeans claros, camisa a cuadros rojos y blancos, tenis rojo, Dios…
-¡Hey! ¿Qué hay hermano? – le dijo el profesor Mark. - ¿Un partido? – rio.
Tom sonrió. – Vengo por una alumna. – Mirándonos.
-Te la presto solo si jugamos… - rio.
-No vengo por eso, tengo trabajo… - serio.
-¿Tienes miedo? –sonrió de lado, y tomo el balón naranja entre sus manos. - ¿O no sabes?
Hubo un silencio, dios, y que silencio. “UH” correaron de pronto, y quien más, los chicos que acababan de llegar de correr como un millón de vueltas a la cancha.
Tom, sonrió de lado. – Claro que sé… - respondió firme. – Pero tengo trabajo, y como te dije, vengo por una alumna.


HOLA CHICAS! bueno bueno, no habia subido capitulo porque... tenia bastante trabajo en la escuela, ademas, de que mañana ire a una de las mejores preparatoria de mi estado a ver un debate Very Happy sera aburrido, lo se, pero eso incrementa mi posibilidad de quedar ahi cheers en fin, es agradesco los comentarios, y veo que hay una nueva lectora Very Happy grcs por comentar nicol I love you las quiero chicas, mil graaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaacias
avatar
MariahTrümper

Mensajes : 69
Fecha de inscripción : 22/08/2010
Edad : 22
Localización : En la imaginacion

http://www.facebook.com/mariah.hdez

Volver arriba Ir abajo

Re: Perros Sueltos

Mensaje  EngelPrinzKaulitz el Jue Mar 10, 2011 5:42 pm


Me gusto...

Pero lo dejaste en la mejor parte AAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHH...

Por fa sube el proximo rapido, kiero saber k pasa...

Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven
avatar
EngelPrinzKaulitz

Mensajes : 97
Fecha de inscripción : 03/11/2010
Localización : colombia

Volver arriba Ir abajo

Perros Sueltos

Mensaje  MariahTrümper el Miér Mar 16, 2011 11:48 pm

Capitulo 26: Juegos.
Tom, sonrió de lado. – Claro que sé… - respondió firme. – Pero tengo trabajo, y como te dije, vengo por una alumna.
-Uy… pobrecito… - dijo, imitando una voz de bebe. - ¿Estas cansadito? – sobando su hombro.
¡AH! Sentí como mi sangre ardía, ¿Cómo se atrevía a insultar así a Tom? ojala que lo golpee y le rompa su perfecta nariz, y su hermoso trasero…
Empujo la mano del profesor, quitándola bruscamente de su hombro. Con su cara seria y vista fija en el otro.
-Bien… - firme. – Juguemos…
-¿En-en serio? Primer tiro gana…– tartamudeo, ahora se miraba asustado.
-Seguro… - sonrió.
Se alejo unos cuantos metros, colocándose justamente en medio de la cancha. Las chicas salieron de ahí, y fueron directo a la banca con nosotras.
-¿Quién crees que gane? – cuestiono Erika en un susurro.
-No lo sé… - seria.
Tom, remango sus mangas, ajusto su rolex a la muñeca, y retiro los lentes de su rostro colocándolos en el cuello de la playera blanca que traía debajo de la camisola.
El profesor Evans, tomo lugar frente a Tom. Bajo el balón, y lo boto, una, dos, tres veces. El juego comenzó.
Supuse que Evans tendría ventaja, pues él tenía el balón en sus manos, dándole la espalda a Tom para cubrirlo, como siempre, fue más rápido. En un descuido del profesor, Tom logro robarle el balón, correr hasta una de las cestas, y lanzarlo.
-¿En-encesto? – cuestione asombrada. Según recuerdo él y Bill odiaban los deportes, ¿Qué diablos paso?
Hubo un fuerte silencio envolviendo por completo el gimnasio.
Había encestado. Había cerrado la boca de muchos alumnos, que habían estado hablando mal de él en esos cinco minutos ahí. Tom era diferente.
-Mark… - dijo, acercándose a él. Atónito, apenas le había llevado 15 segundos ganarle. – Como dije, necesito a una alumna…
-Cla- claro. – Tartamudeo. – Llévatela…
-Bien. – Sonrió. – Señorita Thompson, ¿podría venir conmigo? – mirándome. – Es algo urgente… - sonrió.
Me temblaron hasta las neuronas, pero, hipnotizada por su hermosa sonrisa, asentí y me levante. Sentía las miradas de todos en mi espalda, impresionante. Camine delante de él, y coloco su mano en mi hombro.
………………….
La puerta rechino al abrirse, dentro, todo estaba en penumbras. Nos adentramos en ella lentamente.
-Cierra la puerta… - me dijo serio, caminando frente a mí.
Accedí. Ahora, la poca visibilidad que había, desapareció. -¿Cerraste las ventanas? – cuestione. – No hay nada de luz… - comenzaba a asustarme. -Odio la obscuridad.
-Ven… - susurro en mi oído. Tomo mi mano estremeciéndome, y me halo con él.
Caminamos unos cuantos metros, hasta que la luz se encendiera. Observe nuestro agarre sintiendo toques eléctricos por el cuerpo. Levante la vista para observarlo, cuando repentinamente me halo y abrazo fuertemente contra su pecho.
Respondí el abrazo, rodeando su cintura con mis brazos. Comenzó a acariciar suavemente mi cabello, de arriba abajo, una y otra vez. La sensación de seguridad era un poco tonta, pero agradable.
Después de unos minutos, suspiro fuertemente.
-¿Qué pasa? – pregunte con la voz entrecortada.
-Nada… - respondió cortante.
-Tom… ¿Qué pasa? – repetí. – Te ves algo… raro… - dudando. - ¿Qué tienes?
Quito sus manos de mi cabello, y tomo mi rostro alejándolo de sus pecho. Me sonrió, y beso tiernamente mi coronilla. Dio unos cuantos pasos hacia atrás, y solté su cintura.
Camino hasta un escritorio, que estaba alejado unos cuantos metros, y lo seguí dudosa.
Tomo una hoja en sus manos. -Toma… - dijo sin mirarme, buscando algo entre otros de sus papeles.
Gire la hoja. Era un dibujo, era mi retrato. Pero no era el mismo que me mostro, era… era yo, pero, dormida en una cama. Con Scotty a mis pies.
-Es el día del… - pausa.
-Del paseo… - me interrumpió. – Me gusta.
Sonreí. – De nuevo lo hiciste bien… - mirándolo. - ¿Por qué?
-Porque… no lo sé. Simplemente lo quise hacer… - sonrió.
-Ojala yo tuviera el valor de hacer lo que quiero… -dije más seria observándolo.
-¿Con respecto a qué? – me cuestiono, acercándose.
-Yo… no lo sé… - cabizbaja.
Juro por Dios que estaba a punto de gritarle a la cara que me gustaba, y que creía estar enamorada de él. Lo mire fijamente, ya estaba a unos centímetros de mi.
-No lo sabes… - murmuro. – Piénsalo un poco más, pequeña… - acercándose aun mas.
-Pequeña… - repetí. Viéndolo a los ojos.
Con su mano derecha tomo mi cintura, y con la izquierda, acaricio mi mejilla suavemente, terminando en mi mentón, levantándolo a la altura de su rostro. Dejando nuestras bocas, a pocos centímetros.
-Pequeña… - repitió en un susurro solo para mí. Rozando mis labios.

Tom
Sin duda, una de las personas más hermosas que eh conocido. No solo por fuera, si no por dentro igual. Su dibujo de mi, simplemente me estremeció. Así fue como me encontró la primera vez, en el balcón, sin playera. Recordó cada uno de esos pequeños detalles.
Su tranquila respiración, daba cosquillas en mis labios. A lo que no pude evitar sonreír sutilmente.
La simple conexión que había en nuestros ojos, lo decía absolutamente todo. La amaba, y ella a mí. No podía negarlo.
-Profesor… - interrumpió una voz femenina.
Tuvimos un sobresalto, y nos separamos al instante. Mirando en dirección opuestas, fingiendo indiferencia el uno con el otro.
-Di- dime… - tartamudee. Aun no lograba visualizar de quien se trataba.
-Vengo por Mariely, el profesor necesita evaluarla, así que me envió por ella… - seria. - ¿Interrumpo algo?
-No, no Erika… nada… - respondió Mariely, seria y temerosa a la vez. – ¿Eso es todo profesor? – me dijo, indiferente.
-Si… - susurre. – Si, puedes irte. – Aclarando la garganta.
-Bien, gracias… - emprendió paso, sin siquiera mirarme una sola vez.
Camino hasta la puerta. Era inevitable ver su delgada figura, su pequeña cintura, su trasero bien formado, y sus… sus piernas largas y torneadas. Su cabellera se agitaba a la par que daba cada paso.
Era una de las pocas chicas a las cuales, el uniforme les favorecía bastante.
Cerró la puerta al traspasarla. Casi, casi, casi lograba el tan deseado contacto con sus labios. Casi.
-¿Tom? – me dijo una voz, masculina.
Gire mi cabeza, y logre ver el chico alto y escuálido, de cabello castaño y un poco largo, acercándose.
-Pasa Max. – con un tono cansado. – ¿Ahora qué hiciste?
-Nada… - rodando los ojos. – Solo que me agrada conocer a uno de mis profesores… - sonrió. – Quiero una calificación alta este bimestre…
-Más bien dirás baja. – serio.
-Oh, si… lo más bajo es alto. Lo olvidaba…
-Estuviste en Los Ángeles mucho tiempo. – Sonrisa fingida.
-Sí, y las chicas son candentes… - sonrió. – Bien, solo venia a felicitarte por tu empleo…
-Gracias.
-¿Ya hablaste con Chantalle? – curioso.
-Anoche la vi, pero… no me dijo nada. – Torcí la boca.
-Oh… bueno, ¿y a mi qué? – sonrió. –Me voy, tengo clase… - regresando por su camino.
-¡Hey! – llamándolo. - ¿En qué grupo estas?
-En él A…
-“A” de aplicado, niño… - reí. – Ya lárgate…
-Adiós… - rio.
avatar
MariahTrümper

Mensajes : 69
Fecha de inscripción : 22/08/2010
Edad : 22
Localización : En la imaginacion

http://www.facebook.com/mariah.hdez

Volver arriba Ir abajo

Re: Perros Sueltos

Mensaje  EngelPrinzKaulitz el Jue Mar 17, 2011 9:38 pm


Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven

HAHAHAHAHAHAHA...

EXELENTE. TOM ES LO MEJOR DE ESTE MUNDO

ME GUSTO MUCHO COMO LE GANO DE FACIL AL OTRO PROFESOR Y SUPER LINDO LO DE QUE CASI LE DA UN BESO UY NO K DEMALAS..

NENA AMO TU FIC ES LO MEJOR, ME ENCANTA NO SABES CUANTO RUEGO QUE SUBAS PRONTO POR QUE ES MUY BUENA...

ESPERO TAMBIEN PASES A LEER LA MIA.

SUPER ESTE CAPI SUBE RAPIDO POR FA... I love you

Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven
avatar
EngelPrinzKaulitz

Mensajes : 97
Fecha de inscripción : 03/11/2010
Localización : colombia

Volver arriba Ir abajo

Perros Sueltos

Mensaje  MariahTrümper el Dom Mar 27, 2011 5:10 pm

Capitulo 27: “Riesige“
Mariely

-¿Qué te dijo? – me cuestiono Erika, casi de inmediato después de salir del gimnasio.
-Nada, que tenía que venir por la tarde para que me calificara. – Seria. Apresure el paso, ya era un poco tarde.
-No él. – Halándome del brazo para que me detuviera. – Tom, ¿Qué te dijo? – sonrió.
-¿Eh? – sorprendida. ¿Nos había visto? – Na-nada… - tartamudee.
-Nadie tartamudea por nada… - rodo los ojos. – Anda, dime…
-Nada importante. Solo de sus dibujos y eso… - emprendí paso de nuevo.
-Bien. Espero que algún día puedas contarme su historia… - detrás de mí.
Me detuve. -¿Nuestra historia? No hay ninguna…
-Si claro… - rodando los ojos.
-“Si claro” ¿eso qué significa? – confundida.
-Nada… - sonrió. – Anda, llegaremos tarde a química. – se acerco a mí, y comenzó a empujarme por las espaldas.
………
Esto era totalmente aburrido. Ni siquiera podía conciliar el sueño. Debo admitirlo, la historia alemana no es mi fuerte, ni el de nadie.
El día era gris, nublado amenazando con llover a cantaros, como solía serlo siempre. Tal vez parezca la chica del clima, pero Magdeburgo era bastante predecible.
-¿Puedo pasar? – cuestiono una voz familiar, Erika. Quien estaba parada debajo de la puerta, con su mochila al hombro.
-¿Por qué tan tarde señorita Apple? – cuestiono la profesora un poco molesta.
-Porque… tenía una urgencia… - mordió su labio inferior.
Mientes tan bien, Erika…
La profesora frunció el ceño. -¿De qué tipo? – alzando una ceja.
-Pues… esa que llega cada mes. – Seria. – Tuve un accidente y tuve que ir a mi habitación a cambiarme, si sabe a lo que me refiero…
-Oh, si… vamos pase, pero guarde silencio.
-Bien, gracias… - adentrándose al aula.
Erika podía ser muy sincera, pero también una mentirosa de primera.
Al pasar por mi pupitre, dejo un papel doblado por la mitad. Lo tome al instante, y por debajo, intente leerlo.
“Te tengo una sorpresa, te espero en la cafetería en la hora de descanso, descuida, oí a la perfecta diciendo que el grupo D tenia horas libres porque algunos maestros se enfermaron. Tranquila, estaba vez no fue Erika quien los lastimo. En fin, te dejo te veo pronto. Pequeña.”
Era inevitable no sonreí con semejante mensaje. – Grandote… - murmure, sonriente.
-¿Pasa algo señorita Thompson? – pregunto la profesora, incrédula.
Sonreí ampliamente.-Oh, no… nada. – le dije.
Él me quería ver una vez más, y eso si era importante para mí.
Espere con ansias que tocaran la chicharra, quería salir de ahí y verlo. Y quería hacerlo ya, ahora mismo. Cuando de pronto, me pareció oír el coro de los ángeles.
Me levante en una milésima de segundo, cuando alguien me toma con fuerza del brazo.
-Hey, tranquila. ¿Qué decía la nota? – sonriente.
-Quiere verme. – Sonreí ampliamente.

Tom
Entre despacio, casi perdiendo el tiempo. Sin duda, mi sorpresa le gustaría. Se lo había prometido hace días.
-Oh, ¿es usted el profesor Kaulitz?-cuestiono una chica, mientras limpia la barra con un trapo blanco.
-Si…-aclare mi garganta.-Soy yo. –Sonreí.
-Bueno, las chicas tienen razón…
-¿Razón? ¿En qué?- curioso.
-Bueno, todas dicen que el nuevo profesor de artes es muy guapo, apuesto e inteligente.- Sonrió. Reí por los ademanes que había estado asiendo. –Hablo enserio, todas hablan de usted…
-¿Estudias aquí?-sonreí.- Te ves un poco grande ya…
-Oh, no, no estudio. Y tengo casi 19 años, la próxima semana.- Sonrió.
-Yo veinte…-sonreí.- Pero, dime Tom.
-Oh, soy Camila Baker. Me dicen Cami…-extendiendo su mano.-Mucho gusto…
-Igualmente…-sonreí, tomándola.
-Es uno de los profesores más jóvenes… creo que, ya le gano el puesto de guapo al profesor Mark. Ahora todas mueren por usted, y vea a donde se vino a meter, un colegio de chicas…
Reí por debajo. – Bueno yo…
-Dame una ensalada con lechuga, tomate y un poco de salsa cesar… ahora. – una chica de voz arrogante, entro ordenándole a Camila.
Ojos claros, cabello largo y castaño. Elizabeth.- ¿Señorita Adler? – cuestione.
Me miro, para después sonreírme. – Oh, profesor Kaulitz, un gusto verlo de nuevo… - se acerco.
-Igual… - sonrisa fingida. – Hoy no tienen clase conmigo, ¿cierto? – serio.
-Desgraciadamente no… - cabizbaja. – Oh, pero pude verlo esta mañana derrotando al profesor Evans. Que ingenioso señor… - sonriéndome.
-¿Ingenioso? – alce una ceja.
-Si, por la técnica que uso. Fue ingenioso. – Sonrió ampliamente.
-Toma conejo… - le dijo Camila, casi asesinándola con la mirada. – Tu lechuga… - seria.
Elizabeth, la tomo con desprecio y me miro, sonriéndome. - ¿Quiere almorzar conmigo profesor? Elisa, mi amiga se enfermo y no asistió a clases el día de hoy. Por lo que, estoy sola… ¿le interesa?
-Emm… - lo dude. Era muy bonita, y sin duda alguna quería algo mas conmigo, pero no, esta vez me pondré serio, además podrían correrme de aquí, mi primer empleo de verdad. – No lo creo, tengo trabajos que revisar, son muchos grupos… - intente hablar lo más serio posible.
-Oh… - desilusionada. – Espero que sea la próxima vez… - sonrió sutilmente.
-O posiblemente, nunca… - dijo una voz femenina. Gire mi cabeza, y Erika venia hacia nosotros, ¿Cómo pudo oírnos?
-Ash, ¿Qué quieres? – cuestiono la castaña molesta.
-Comer contigo querida amiga mía… - sonrió. – Anda… - halándola del brazo.
-Ah, suéltame salvaje… - quejándose a lo lejos, Erika la llevaba a rastras del brazo, sacándola de la cafetería.
-Oh, ¡Conejito tu lechuga! … - Dijo Camila, burlándose. La mire serio, no comprendía nada. – Descuide, es una pesada.
-A mi me parece agradable. – Le dije.
-Después vera como es realmente… - seria, continuo limpiando la barra.
Rodé los ojos, y continúe observando. Sin duda un lugar de mucho prestigio, incluso se podía notar en los simples bancos que rodeaban la barra limpia. Las mesas metálicas, y las luces ecológicas. Esto era mejor que Blue Bird.
-Mmm… - se escucho detrás de mí, después de que alguien aclarara su garganta. - ¿Quería verme profesor? – murmuro en mi oído. Sin duda, era ella.
Sonreí como idiota, y me gire lentamente en el banco. – Así es. –Serio. - ¿Puede acompañarme? – extendí mi mano.
Lo dudo unos segundos mientras rodaba los ojos, y me sonrió. –Bien… - tomando mi mano.
-Pueden salir por detrás. – Dijo Camila, sonriente mientras nos abría una pequeña puerta para pasar al otro lado. – Si gustan.
Ambos nos miramos y sonreímos. Nos encaminamos hasta la parte trasera de la cafetería, y salimos en el estacionamiento.
Abrí la puerta de mi Cadillac negro, y ella subió en el asiento del copiloto. Corrí al otro lado, y subí. Comencé a conducir, tomando toda la autopista de Magdeburgo…
-¿A dónde vamos Tom? – cuestiono, unos minutos después.
-A un lugar… - sonreí. - ¿Por?
-No me has dicho nada… - rodo los ojos. – Anda… dime… - girándose de mi lado.
-No, es sorpresa. No diré nada… - frunciendo los labios.
-¿Ni por mi? – mirándome fijo.
Era increíble como seguía siendo la más bella chica que nunca había visto. Sus labios perfectamente delineados, y sus ojos, que se miraban aun más claros con los rayos del sol. Mi pequeña. Mi princesa. Mi corazón. Mi vida. Mi Mariely.
avatar
MariahTrümper

Mensajes : 69
Fecha de inscripción : 22/08/2010
Edad : 22
Localización : En la imaginacion

http://www.facebook.com/mariah.hdez

Volver arriba Ir abajo

Re: Perros Sueltos

Mensaje  EngelPrinzKaulitz el Lun Mar 28, 2011 3:25 pm

Me gusto mucho el capi porfa sube mas seguido... quiero saber k pasa...
avatar
EngelPrinzKaulitz

Mensajes : 97
Fecha de inscripción : 03/11/2010
Localización : colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Perros Sueltos

Mensaje  Sol ㋖ el Dom Mayo 01, 2011 1:33 pm

volviiiii!!! xD sorry estuve un tanto ausente y no te pude comentar estos últimos caps Sad pero ahora ya estoy aquí de vuelta Razz

weee cada vez me parece más lindo este Tommy!!! What a Face jejeje nadie puede vencerlo y menos en ese deporte!!! Cool

me causó mucha gracia lo de "Conejito, tu lechuga!" xD

y la última parte: "Mi pequeña. Mi princesa. Mi corazón. Mi vida. Mi Mariely." ayyyyyyy quiero abrazar al Tom de tu historia!!!!!! bounce xD

weeeee sin duda este fic seguirá siendo uno de mis favoritos!!! lol! bitte no tardes en posteaaaaaaarrrr!!! bounce Küsseeee!!! <3
avatar
Sol ㋖

Mensajes : 141
Fecha de inscripción : 22/08/2010
Edad : 23
Localización : Argentina

Volver arriba Ir abajo

Perros Sueltos...

Mensaje  MariahTrümper el Sáb Mayo 14, 2011 12:54 am

Capitulo 28: Comida rápida, cosas rápidas…
Tom
Era increíble como seguía siendo la más bella chica que nunca había visto. Sus labios perfectamente delineados, y sus ojos, que se miraban aun más claros con los rayos del sol. Mi pequeña. Mi princesa. Mi corazón. Mi vida. Mi Mariely.
-¿Pasa algo? – me dijo, curiosa, moviendo un poco su cabeza. - ¿Tommy?
-No… no nada. – Sonreí, y regrese al camino.
-A veces… - hizo una pausa, y suspiro. – A veces ciento que te incomodo, Tom… - seria. Bajo la cabeza, y su cabello cubrió parte de su rostro.
-¿Qué? – cuestione asombrado. – Claro que no. Me encanta hablar contigo… - mirándola fugazmente. -¿Por qué dices eso?
-Siempre me miras extrañado… y, no sé, creo que te incomodan mis comentarios. – mirándome seria.
Salí de la carretera, y detuve el auto al lado de la autopista.
-Tom, ¿Qué haces? – cuestiono, asombrada. - ¿Tom? – repitió después de unos segundos. Me quede paralizado, viéndola a sus hermosos ojos que se abrían más y más, asombrándose. -¿Tom?
¡Dios, que bella!
-¿Tom? – alzo una ceja.
-Eres mi chica favorita, y punto. – Tome su rostro entre mis manos y lo alce un poco más, acercándolo al mío. - ¿Entendiste? – le susurre.

Mariely
Había tantas cosas de él que no entendía aun. Los susurros cerca de mi rostro, los tiernos abrazos y besos, y los lindos apodos que me ponía. Eran demasiadas cosas, y ahora, ahora mismo no se qué hacer.
-¿Entendiste? – repitió segundos después de que sujetara mi rostro.
Asentí sonriente, y beso levemente mi coronilla, para después responderme la sonrisa de una forma muy dulce.
Encendió el auto, tomando rumbo de nuevo.
Después de algunos minutos recorriendo la autopista, llegamos a un lugar nada familiar para mí.
- ¿A dónde vamos? – cuestione, con mis piernas arriba del asiento, rodeadas por mis brazos.
-Un lugar que Bill y yo amábamos de pequeños… - sonrió sin verme.
-¿Y quieres que ahora sea especial para mí? – girándome hacia él.
-Bueno… - sonrió. Apago el auto, y saco las llaves. – Eso depende de ti… - mirándome. – Mira… - murmuro, ladeando un poco su cabeza a la izquierda.
-¿McDonald's? – sorprendida, observando el letrero. - ¿Así que me trajiste a McDonald's? – riendo.
-Hey, tampoco te burles. Anda, vamos… - sonrió.

Tom
No podía evitar sonreír, al verla torciendo la boca. Recorrer cada uno de sus dedos sosteniendo el menú, y moviendo sus pies por debajo de la mesa. Bajo la hoja no muy convencida, mirándome fijamente.
-¿Qué pasa? – alzando una ceja. - ¿Qué quieres comer? – sonreí.
-¿Qué diferencia hay entre una Big Mac y una hamburguesa normal? – ladeo la cabeza, mirándome.
-Bueno, una Big Mac es más grande y con más ingredientes. Mientras una hamburguesa normal, es… normal. – sonreí.
-Bien, entonces la Big Mac – Sonrió. – Tengo hambre…
-Yo también, Mariely. – Sonreí. - ¿Quieres alguna bebida?
-Coca -cola – sonrió. – Y quiero papas fritas, ¿puedo?
Sonreí. Parecía una niña pequeña. – Claro que puedes… - acaricie su mano. - ¿Quieres acompañarme? – levantándome.
-Seguro. – Sonrió, y se levanto conmigo.
Camino frente a mí, y puse mis manos en sus hombros. Llegamos al mostrador, apenas había tres personas frente a nosotros, pero aun así tuvimos que esperar.
-Esto es divertido… - me dijo, recargándose en la barra detrás de ella, la cual indicaba donde debíamos formarnos.
-¿Te gusta esperar? – cuestione asombrado.
-No… me refiero a, comer lo que yo quiera. A no estar en un lugar VIP todo el tiempo. Es más divertido ser normal… - sonrió.
-Para mí es más divertido ser yo… - sonreí. – Hacer lo que quieras cuando quieras… - Suspiro profundamente, y me miro sonriéndome ampliamente. - ¿Qué? – cuestione, riéndome.
Rio por debajo, y negó con la cabeza. – Nada Tom… nada.
En momentos como estos, me encantaría saber qué es lo que pasa por su mente. En que o en quien piensa. Y sobre todo, el porqué.
No podía dejar de ver su perfil. Lo delicada y frágil que se miraba su nariz, sus pestañas largas y obscuras. La punta de su lengua, pasándola sobre sus finos labios rosas. Tenía algo, un algo al que no me podía resistir.

Mariely
Y sobre las cosas que no entendía de Tom, estaba el observarme continua y fijamente. Sin importar si estuviera de frente o de perfil. Simplemente me mira, a veces serio e inexpresivo, pero otras sonriente y sonrojado.
Sonreí por debajo, obviamente ya lo había notado, pero me gustaba.
-¿Qué tanto me ves? – sonríe, y lo mire. – No cambiare si me dejas de observar por cinco segundos, eh.
-Simplemente quiero rectificarlo… - sonrió.
Regrese mi vista al frente y sonreí.
Mi corazón se estampo contra mi pecho, al sentir sus dulces labios posándose en mi mejilla tiernamente. Descansando ahí por al menos diez segundos. Dejándome paralizada por completo, de pies a cabeza.
-¿Qué- que haces? – cuestione tartamudeando después de que finalizara su acción.
-¿No puedo? –
-No… no. Bueno si… pero, yo… ¿pide-pídeme permiso? Porque… yo…- Silencio total.
Había sujetado mi cintura con fuerza, acercándome a él en una milésima de segundo. Retiro el flequillo de mi rostro, y son su dedo índice delineo mis labios lentamente.
-Tom… - murmure mirándolo fijamente a los ojos.
-Sh… - susurro. - ¿Puedo? –rozando mis labios.
Comenzó a acercarse lentamente, entre abriendo su boca, sujetando mi barbilla. Lamio sus labios, y continúo. Ahora, estaba lo suficientemente cerca. Rozo sus labios con los míos, y dejo un leve beso en el inferior, para después alejarse como si nada.
-¿Ya? – cuestione indignada.
-Sip… - indiferente. Arquee una ceja, y lo golpee en el hombro un tanto molesta. ¿Tanto había esperado para eso? – Auh… - sobándose.
-Tonto… - murmure, y camine al principio de la fila. Justo frente a la barra.
-Buenas tardes, bienvenida a McDonald, ¿Qué pedirá? – me dijo la chica de uniforme, sonriéndome.
-¿Qué te sucede? – me dijo Tom, acercándose a mí.
-Buenas tardes, bienvenidos a McDonald, ¿Qué pedirán? – repitió la chica.
-No, ¿qué pasa contigo? ¿Me hiciste esperar tanto para esa estupidez? – molesta.
-¿Estupidez? – confundido.
-Buenas tardes, bienvenidos a McDonald, ¿Qué pedirán? – repitió.
-Sí. Eso fue una completa estupidez Thomas, pensé que harías algo… más digno de ti. Me coqueteas demasiado como para hacer esas cosas insignificantes… - me cruce de brazos.
-¿Insignificantes? Disculpa, ¡pero lo que yo hago nunca es insignificante!– Serio.
-¡Si lo es!
-¡No lo es!
-Buenas tardes, bienvenidos a McDonald, ¿Qué pedirán?
-¡¿Hasta cuándo pensaras eso?!
-¡Hasta que me demuestres lo contrario!
Sujeto mi rostro agresivamente, y lo acerco al de él rápidamente. Uniendo por la fuerza nuestros labios. Fundiéndose el uno en el otro. Era increíble la forma en la cual encarjaban perfectamente. Comenzó a moverlos despacio, para después hacerlo más y más rápido. Haciendo casi imposible nuestra separación. Aleje mi rostro, sonrojada, agache la cabeza sonriendo como idiota, ni siquiera había podido corresponderle. Dios, mis manos temblaban.
-Buenas tardes, bienvenidos a McDonald, ¿Qué pedirán? – repitió la chica.
Me beso…
avatar
MariahTrümper

Mensajes : 69
Fecha de inscripción : 22/08/2010
Edad : 22
Localización : En la imaginacion

http://www.facebook.com/mariah.hdez

Volver arriba Ir abajo

Re: Perros Sueltos

Mensaje  Sol ㋖ el Sáb Mayo 14, 2011 4:00 pm

OMG OMG OMG!!!!! affraid se besaron???? realmente se besaron??? no es un sueño, no???? Shocked

weeeeeeeeeeeeeeee al fiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiinnnn!!!!! cheers oh yeah, al fin Tommy puso cartas al asunto!!! Razz

ay tengo el corazón galopando a miiiiiiiiiiiiil!!! es que no me lo esperaba!!! o sea, estaba acostumbrada a las galanterías de Tom ( Wink ) pero no esperaba que este momento llegara JUSTO ahora!!!! What a Face

wiiii nenaaa me encantó el cap a FUUUUUULL!!!! Very Happy bitte postea proximo cap prontitoooooo!!!! quiero sabes que pasa ahora!!! plis no tardessss!!!! bounce bounce bounce

cada vez me encanta más tu fic!!! lol! cuidate lindaaaaaaaaa!!! ^^ Küsseeeee!!! <3
avatar
Sol ㋖

Mensajes : 141
Fecha de inscripción : 22/08/2010
Edad : 23
Localización : Argentina

Volver arriba Ir abajo

Re: Perros Sueltos

Mensaje  EngelPrinzKaulitz el Dom Mayo 15, 2011 3:25 pm

WOW..

ESTUBO GENIA EL CAPI, ME ENCANTO UY POR FIN LA BESO SUPER LINDO...

SIGUE PORFA ESTA GENIAL...


I love you
avatar
EngelPrinzKaulitz

Mensajes : 97
Fecha de inscripción : 03/11/2010
Localización : colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Perros Sueltos

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.